Comparecencia en comisión del Consejero de Cultura y Turismo para informar sobre el programa “Red de Teatros”

ROMÁN FELONES MORRÁS, parlamentario foral adscrito al grupo “Socialistas del Parlamento de Navarra”, de acuerdo con la previsto en el artículo 202 del reglamento de la Cámara, SOLICITA LA COMPARECENCIA del Consejero del ramo en la  Comisión correspondiente.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Los medios de comunicación han recogido en los últimos días una serie de iniciativas adoptadas por el departamento de Cultura y Turismo, que suponen un cambio cualitativo en determinados programas y nuevos profesionales al frente de los mismos. Una de ellas es la relativa a la programación y gestión de la red de teatros, prevista para su puesta en marcha a finales de 2008, plasmación final de un estudio de las necesidades escénicas existentes en Navarra y un diagnóstico del sector.

TEXTO DE LA COMPARECENCIA

A la vista de lo anterior, interesa conocer:

  • – Características del estudio encomendado, si lo hubiere, y encaje administrativo.
  • – Conclusiones básicas del diagnóstico del sector.
  • – Mapa de la red de espacios escénicos en el momento presente.
  • – Previsiones de construcción de nuevos espacios en el horizonte de la legislatura.
  • – Características concretas del programa en su doble vertiente: artística y administrativa.
  • – Calendario de puesta en marcha del programa.
  • – Previsiones de actuación en el horizonte de la legislatura

                Pamplona a 26 de febrero de 2008

                Román Felones Morrás, portavoz de Cultura y Turismo

Anuncios

Pregunta oral en comisión sobre Festival de Teatro Clásico de Olite

Román Felones Morrás, parlamentario foral adscrito al grupo “Socialistas del Parlamento de Navarra”, de acuerdo con la previsto en el reglamento de la Cámara, artículos 186 y siguientes, formula para su respuesta en la Comisión correspondiente, la siguiente PREGUNTA ORAL:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Los medios de comunicación se han hecho eco en los días pasados de una serie de iniciativas adoptadas por el departamento de Cultura y Turismo, que suponen un cambio cualitativo en determinados programas. Una de ellas es la relativa al Festival de Teatro Clásico de Olite para el que, al parecer, se ha designado un nuevo director.

A la vista de lo anterior, interesa conocer:

TEXTO DE LA PREGUNTA

¿Qué planes e iniciativas tiene en marcha el Gobierno de Navarra respecto al Festival de Teatro Clásico de Olite?

                Pamplona a 26 de febrero de 2008

                Román Felones Morrás, portavoz de Cultura y Turismo

Pregunta oral en comisión sobre previsiones de desarrollo de la sede de la OSN

ROMÁN FELONES MORRÁS, parlamentario foral adscrito al grupo “Socialistas del Parlamento de Navarra, al amparo de lo previsto en el Reglamento de la Cámara, artículos 182 y siguientes, realiza la siguiente PREGUNTA ORAL para ser respondida en la comisión correspondiente.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En la sesión de la Comisión de Educación habida el día 13 de febrero de 2008, compareció el Consejero de Educación, sr. Pérez Nievas, para dar cuenta de las previsiones en la construcción de la llamada “Ciudad de la Música”, en varias ocasiones presentada por el Gobierno.

Entre los escasos datos aportados por el sr. Consejero, quedó claro que el tercer cubo de la susodicha ciudad, en concreto la futura sede de la Orquesta Sinfónica de Navarra, dependía del departamento de Cultura y Turismo.

A la vista de este reparto de responsabilidades, interesa conocer:

TEXTO DE LA PREGUNTA

¿Cuáles son las previsiones del Departamento de Cultura y Turismo en lo referido a esta parte de la “Ciudad de la Música”, es decir, la sede de la Orquesta Sinfónica de Navarra?

                Pamplona a 13 de febrero de 2008

                Román Felones Morrás, portavoz de Cultura y Turismo

La ampliación del Prado

Para los que vivimos en ciudades de pequeño porte o en el ámbito rural, Madrid es una población difícil e incómoda. Su ritmo frenético, su tráfico endiablado y sus continuas remodelaciones no la hacen precisamente una ciudad amable y acogedora. Pero hay que reconocer que posee dos virtudes innegables: una gran capacidad de apertura a gentes e ideas nuevas, y un dinamismo económico, social y cultural que la ha situado entre las grandes de Europa.Desde el punto de vista artístico y cultural, su institución más emblemática es el Museo del Prado, sin duda una de las primeras pinacotecas del mundo. Pero el edificio de Villanueva, uno de los grandes conjuntos neoclásicos de nuestro país, se había quedado pequeño para albergar las colecciones y hacer frente a las nuevas necesidades y retos, y los variados intentos de paliar la falta de espacio no habían dado los frutos apetecidos.

Tras diversos avatares, Rafael Moneo, nuestro tudelano universal, recibió el encargo de acometer la ampliación. Un regalo a la vez envidiable y envenenado, dado lo difícil del empeño y las hipotecas de partida.

A mi juicio, Moneo no solamente ha salido airoso del importante reto, sino que, una vez más,  ha dado una sabia lección de arquitectura. Su intervención es un homenaje a Villanueva, con el que no compite sino al que complementa. La discreción del ladrillo rojo, el clasicismo del cubo, apenas roto por unas hermosas puertas casi orgánicas, y el rigor geométrico de los espacios ajardinados, no son sino ecos transmutados del ejemplar edificio dieciochesco. Un respeto, que se convierte en exquisito cuidado a la hora de unir las edificaciones y articular el conjunto, sin ni siquiera herir los paramentos del edificio histórico. ¿Y qué hacer con el claustro de los jerónimos, una ruina hermosa y vetusta que condicionaba en buena medida la propia ampliación? La solución ideada por Moneo me parece inteligente e idónea, a lo que contribuye de forma  notoria la magnífica colección de estatuas cortesanas de los Leoni expuestas en su entorno.

Si del exterior pasamos al interior, los aciertos son igualmente notorios. El gran vestíbulo de entrada que sirve de nexo de unión nos acerca a un museo de nuestros días, con espacios para la información, el disfrute y el descanso.

En todo caso, la feliz ampliación arquitectónica tiene un obligado fin: albergar en las mejores condiciones posibles el espacio para la contemplación de la pintura y la escultura. Y la colección que actualmente alberga el nuevo Prado es también espléndida, una antología de las obras más destacadas del siglo XIX español, desde Goya hasta Sorolla, pasando por el romanticismo, Madrazo y el purismo académico, Rosales y la pintura de historia, el paisaje realista, y Fortuny y su círculo. Una selección equiparable en calidad formal a la de otras destacadas escuelas europeas de su tiempo, aunque falte el genio y el duende del que hacen gala algunos autores de siglos anteriores y que retomarán otros del siglo XX.

En este conjunto resaltan de forma especial los cuadros de historia, enormes de tamaño, grandilocuentes de actitudes, y faltos las más de las veces de vida propia. Archiconocidos para los que peinamos canas, ya que ilustraron nuestros raídos libros de historia, ejemplos de una época felizmente periclitada, sus escenas acompañaron nuestra niñez y juventud, por lo que contemplarlos ahora bien contextualizados supone un doble regocijo para la mente y el espíritu.

La exposición, pese a su aire definitivo, es temporal y tiene fecha de caducidad, abril del 2008. Con esta ampliación costosa, compleja y exitosa, el Prado gana espacio, crédito y modernidad, y sigue situado entre los grandes.

                                Diario de Navarra 21/2/2008

Pregunta oral ante el Pleno de la Cámara sobre desarrollo y evaluación de la Ley Foral de Bibliotecas de 2002

                   A LA MESA DEL PARLAMENTO DE NAVARRA

Román Felones Morrás, parlamentario foral adscrito al grupo “Socialistas del Parlamento de Navarra”, al amparo de lo dispuesto en el Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente PREGUNTA ORAL ante el Pleno, referida al desarrollo y cumplimiento de la Ley Foral 32/2002, de 19 de noviembre, por la que se regula el sistema bibliotecario de Navarra.

                EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Parlamento de Navarra aprobó a finales de 2002 una Ley Foral por la que se regulaba el sistema bibliotecario de Navarra.

En la exposición de motivos de dicha ley se define a la biblioteca pública, siguiendo los dictados de la UNESCO, como “un centro local de información que facilita todo tipo de conocimiento e información a sus usuarios” y “una fuerza viva para la educación, la cultura y la información, y un agente esencial para conseguir la paz, el bienestar y el diálogo intercultural”.

En sus 22 artículos se recojen pormenorizadamente las diversas cuestiones que conciernen al mundo bibliotecario, y en sus disposiciones se fijan plazos para la adaptación de las bibliotecas existentes, se compromete un Mapa de Lectura Pública, una Cartera de Servicios y otros temas de interés.

Por otro lado, la creciente presencia en Navarra de un nuevo sector emergente especialmente necesitado de instrumentos de aprendizaje, como son los inmigrantes, y las necesidades detectadas por el informe PISA en materia de lectura comprensiva, vuelven a poner de actualidad un ámbito de actuación que en Navarra cuenta con una buena infraestructura y una larga historia.

Pasados algo más de 5 años de la aparición de la ley, parece oportuna una iniciativa que tiene por finalidad evaluar el grado de cumplimiento de la misma, a fin de precisar el camino recorrido y los aspectos susceptibles de mejorar.

Por todo ello, interesa conocer el desarrollo y evaluación de la citada ley y en concreto:

1.- Desarrollo y evaluación de los reglamentos previstos en el artículo 3, a)

2.- Desarrollo y evaluación del Mapa de Lectura Pública previsto en el artículo 3 b) y en el artículo 13.

3.- Balance del desarrollo y actualización de la Cartera de Servicios previsto en el artículo 3 c) y en el artículo 14.

4.- Desarrollo y evaluación de la introducción de las nuevas tecnologías previsto en el artículo 3 g)

5.- Evaluación del Plan estratégico previsto en el artículo 3 h), dado que su rediseño debe hacerse cada cinco años, según marca el mismo artículo y apartado.

6.- Desarrollo y evaluación de los servicios de extensión bibliotecaria previstos en el artículo 7.1., como servicios móviles, telebiblioteca o préstamos colectivos.

7.- Desarrollo y evaluación de los convenios existentes entre el Sistema de Bibliotecas Públicas de Navarra y el conjunto de bibliotecas escolares de la Comunidad Foral y los Centros de Apoyo al Profesorado.

Pamplona a 11 de febrero de 2008

                                        Román Felones Morrás

                                        Parlamentario foral

                                        Portavoz de Cultura y Turismo

Bajo las estrellas

Existen dos poderosas razones para que esta sección, atenta a la actualidad navarra,   rinda un merecido homenaje a la película Bajo las estrellas, galardonada en los recientes premios Goya con dos estatuillas al mejor guión adaptado y al mejor actor.Fernando Aramburu, autor de la novela El trompetista del Utopía, base de la película premiada, aunque nacido en San Sebastián es oriundo de Oteiza, el pueblo en el que vivo desde hace 25 años, y a donde él volvió algunos veranos de su infancia. Desde 1985 reside y trabaja en Alemania, donde compagina la escritura con la enseñanza de la lengua española a hijos de emigrantes. Lo cual no le ha impedido  reflexionar sobre un país en conflicto soterrado, el suyo, y  reflejar como pocos el drama que esto supone. Pocos libros me han impresionado tanto como Los peces de la amargura y me han permitido apreciar de manera tan  nítida las secuelas de la exclusión político-social como la espléndida novela de mi casi paisano, aunque no tenga el gusto de conocerlo.Félix Viscarret, el cineasta navarro del momento, ha trasladado a la pantalla el argumento de la novela. Y como ésta discurre en Tierra Estella, mi patria chica de nacimiento y vida, el interés por la misma se acrecienta doblemente. Recordemos la trama de la película. Benito Lacunza, metido ya en los treinta, flaco y ojeroso debido a una existencia pendenciera, ayuda por las noches en la barra del bar Utopía, en el barrio madrileño de Almenara. Y algunas veces, si el jefe se lo permite, ameniza a los clientes tocando la trompeta. Mientras sueña con que alguien reconozca un día su talento musical, recibe la noticia de que su padre ha muerto. Animado por su pareja, Benito viaja al pueblo natal de la familia, Estella, para reclamar su parte de la herencia. Pero allí le aguardan problemas imprevistos que cambiarán su vida para siempre.

Confieso, de entrada, que a mí la película me gustó. El aire nostálgico, la mirada limpia y poética, los valores que subraya, los paisajes familiares, la ambientación y dirección de actores -reconocidos con el Goya a Alberto San Juan-, sobresalen en un panorama cinematográfico plagado de zafiedad, sexo y violencia. Pero me temo que esa opinión no es mayoritariamente compartida por mis paisanos. El día del estreno, y en el pase al que asistí en Estella, escuché comentarios menos elogiosos basados en el retrato que la película nos devuelve: ambiente demasiado rural y poco refinado, caracteres rudos, y comportamientos de trazo grueso.

Creo que a merindanos y navarros nos pasa como a los maduros que cumplimos años y nos miramos en el espejo: que éste nos devuelve nuestra verdadera imagen, sin los apaños y correcciones que ahora permiten las técnicas fotográficas o informáticas. ¡Troppo vero! le dijo el papa Inocencio X al gran Velázquez cuando éste le enseñó el impresionante retrato que nuestro pintor le hizo en su estancia en Roma.

Esta actitud me permite una reflexión de carácter general. ¿Cómo nos han visto a los navarros los visitantes y extranjeros a lo largo de la historia? Hemos tenido de todo, desde los geógrafos e historiadores romanos, pasando por los medievales, entre los que Aymeric Picaud sobresale por su demoledora imagen, hasta los viajeros de los tiempos modernos glosados para Pamplona por José María Iribarren y terminando con Hemingway. Aunque no hay un denominador común, el rasgo de una cierta rudeza y el apego a la tierra y a la familia son elementos que permanecen casi inalterables. Si estos rasgos de la vieja Navarra son válidos para la actual es tarea de mayor enjundia que corresponde dilucidar a sociólogos e historiadores.

En todo caso, felicidades a Aramburu y Viscarret, y también al gran Landa, a veces trasunto de nuestra propia imagen, por permitirnos ocupar en la gala de los Goya un lugar, por diminuto que fuera, bajo las estrellas.

                                                        Diario de Navarra 7/2/2008

Presentación del “Diccionario histórico del socialismo navarro” (I) de Ángel García-Sanz

Presentación del libro “Diccionario biográfico del socialismo histórico navarro (I) de Angel García-Sanz Marcotegui

Casa del Pueblo de Pamplona, martes, 5 de febrero, 19,30 horas

Queridos compañeros y compañeras, buenas tardes.

Me corresponde en el acto de hoy una doble y agradable función: presentar en primer lugar al autor de la obra, Ángel García-Sanz Marcotegui y, en segundo lugar, subrayar el alcance del libro para nuestra organización.

El doctor Ángel García-Sanz, navarro de Tierra Estella, es profesor titular de Historia Moderna de la Universidad Pública de Navarra. Autor de un importante número de trabajos dedicados a estudiar la demografía y el comportamiento político-social de la sociedad navarra de los siglos XIX y XX, en este ámbito es preciso resaltar una línea concreta de investigación que nos afecta directamente: la relacionada con la historia del socialismo. Fruto de su esfuerzo y compromiso son títulos tan sugerentes para nosotros como “Los obreros conscientes navarros” en el que estudia la figura de Gregorio Angulo, “Pablo Iglesias y el socialismo navarro”, “Constantino Salinas. Un médico navarro comprometido con el socialismo democrático” y el que ahora presentamos “Diccionario biográfico del socialismo histórico navarro (I). Este estudio de las clases trabajadoras le hizo merecedor hace unos años de la medalla de oro de la UGT por su vinculación, estudio y defensa de la clase trabajadora.

Siguiendo esta estela, el profesor Angel García-Sanz nos presenta hoy una obra que la UPNA publicó el año pasado dentro de su colección de historia: “Diccionario biográfico del socialismo histórico navarro (I)

De los pueblos antiguos, se dice que tienen historia. Y subrayamos esto de Navarra cuando queremos ponderar su importancia o antigüedad.

De los partidos antiguos, se dice que también tienen su historia. Nosotros pertenecemos a uno, el PSOE, que fue fundado el 2 de mayo de 1879 en Madrid por Pablo Iglesias.

De la historia del socialismo español conocemos globalmente sus grandes líderes (Iglesias, Largo Caballero, Prieto, Besteiro, González), sus hechos más sobresalientes o sus grandes líneas de actuación.

Pero los partidos están compuestos fundamentalmente por militantes anónimos que dan su tiempo, su dinero, su vida (en algunos casos) por la causa y de los que apenas sabemos nada, sino su compromiso vital. Y es momento oportuno de reivindicarlos, porque el partido son fundamentalmente ellos.

Estas cuestiones, todavía más subrayadas, se dan en el socialismo histórico navarro. Pues bien, ese velo se irá progresivamente descorriendo a medida que se publiquen los tres tomos del Diccionario biográfico del socialismo histórico navarro.

Veremos aparecer a ciudadanos de carne y hueso (en torno a 600), comprometidos con unos ideales minoritarios e incluso perseguidos en su tierra, bastantes de los cuales los sellarán con su sangre, siendo fusilados en cárceles y cunetas de nuestra geografía.

Por ello, la aparición del libro me reporta una triple satisfacción que quiero transmitiros

–         En primer lugar como navarro. A estas alturas estoy convencido de que la historia la construimos entre todos, ricos y pobres, católicos y agnósticos, de izquierdas y de derechas, y conocer la participación de todos es conocer mejor Navarra, una tierra, esta vez sí, que no es patrimonio de nadie, porque a todos nos pertenece en la medida en que entre todos la hacemos.

–         En segundo lugar como historiador. Hay muchas maneras de hacer historia. Ángel García-Sanz es un acreditado historiador que practica una basada en las fuentes de primera mano, el conocimiento exhaustivo de la bibliografía y el trabajo concienzudo y minucioso.

–         En tercer lugar como presidente del PSN-PSOE, un cargo que tiene un contenido más institucional que político, reservado éste al secretario general.

Para los que estamos aquí, es una satisfacción que hoy podamos conocer la peripecia vital de quienes nos precedieron como militantes o como dirigentes.

Es también un estímulo para seguir luchando y trabajando por los mismos ideales que ellos lo hicieron: una Navarra más justa, más próspera y más solidaria.

Y es, finalmente, una responsabilidad. Somos un eslabón más de la larga cadena y estamos obligados a facilitar un mejor futuro. Por si no tuviéramos razones suficientes, el ejemplo ahora conocido de muchos de nuestros antepasados nos obliga a ello.

Finalmente, un último agradecimiento. La dedicatoria del libro dice: “A las clases humildes de la vieja Navarra”. Como representante de un partido que tradicionalmente se ha nutrido de obreros y trabajadores, y como miembro de una familia, como muchos de vosotros, que pertenece a esas clases humildes, en nombre de todas ellas, Angel, muchas gracias.