La Semana Santa en el arte. Domingo de Resurrección

Giotto

La Resurrección del Señor. Giotto, siglos XII-XIV. Capilla de los Scrovegni. Padua

Pasado el sábado, María Magdalena, María la madre de Santiago y Salomé compraron perfumes parea embalsamar el cuerpo de Jesús. Y el primer día de la semana, muy temprano, a la salida del sol, se dirigieron al sepulcro. Iban preguntándose unas a otras: ¿Quién nos quitará la piedra del sepulcro?

Pero al mirar vieron que la piedra había sido removida, y eso que era una piedra enorme. Entraron en el sepulcro y, al ver a un joven vestido con una túnica blanca que estaba sentado al lado derecho, se asustaron. Pero el joven les dijo: No os asustéis. Estáis buscando a Jesús de Nazaret, el que fue crucificado. Ha resucitado; no está aquí. Ved el lugar donde lo colocaron. Ahora id y anunciad a sus discípulos, y también a Padro, que él va delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis, tal y como él os dijo.

Marcos, 16, 1-7.

La Semana Santa en el arte. Sábado Santo

Juni3

El entierro de Cristo. Juan de Juni, siglos XVI. Catedral de Segovia

(Álef) Yo soy el hombre que ha conocido/ el sufrimiento bajo la vara de la cólera;/ me ha conducido y llevado/ a la tiniebla y no a la luz; contra mí ha vuelto sin parar/ su mano todo el día.

(Bet) Ha consumido mi carne y mi piel/ ha quebrado mis huesos;/ la levantado un cerco y me ha rodeado/ de veneno y pesadumbre;/ me ha confinado en las tinieblas,/ como a los muertos de antaño.

(Guimel) Ma ha tapiado y no puedo salir,/ me ha cargado con pesadas cadenas;/ aunque grito y pido socorro,/ cierra sus oídos a mis súplicas;/ ha cerrado mis caminos con sillares,/ la retorcido mis sendas.

Jeremías, tercera lamentación, 1-10.