La caravana electoral

En la historia contemporánea española, la democracia es un bien escaso que ha ido conquistándose de forma progresiva y esforzada. Las Cortes de Cádiz, un hito fundamental en nuestra historia constitucional, sentaron las bases de un sistema liberal moderno para nuestro país, aunque estuviese plagado de buenas intenciones y radicales insuficiencias. Pero el sufragio universal masculino cedió pronto su lugar a otras fórmulas más restrictivas, el sufragio censitario, que a excepción de los fugaces años de la Primera República, fue el dominante durante todo el siglo XIX. La Segunda República, un intento fallido de modernización política y social de España, incorporó el sufragio femenino, y hoy, tras el desgraciado paréntesis del franquismo, unas elecciones libres comportan una radical igualdad en el sufragio, que afortunadamente se ha ampliado también a las candidatas y candidatos electos.

Si del sufragio pasamos a los partidos, su evolución corre pareja con la de la propia sociedad española. Durante buena parte del siglo XIX, los partidos no fueron organizaciones populares y de masas, sino estructuras al servicio de la oligarquía con la única y exclusiva misión de sostener la maquinaria electoral. De nuevo, la época de la Primera República supone un antes y un después, con la eclosión del movimiento obrero y los grupos marxistas y anarquistas, lo que se traducirá en la aparición de los partidos políticos propiamente dichos, agrupados en torno a las familias obrerista, nacionalista, republicana y monárquica. Sólo bien avanzado el siglo XX, ya en la Segunda República, algunos partidos alcanzan la consideración de partidos de masas y son capaces de movilizar militantes y votantes e influir de forma activa y decisiva en el voto de la ciudadanía.

Y si sufragio y partidos han evolucionado, lo mismo cabe decir de las campañas. Hasta la época de la Segunda República, dominada España por la oligarquía, el caciquismo y el pucherazo, las campañas en ningún caso suponían una movilización popular, sino que se limitaban a ser procesos que legitimaban las decisiones previamente adoptadas por los partidos en ideas y personas. Las campañas electorales, tal y como las conocemos hoy, nacieron en la Segunda República,  un momento de especial fervor político y electoral. La radicalización de las Españas, la importancia de periódicos y radios, y el liderazgo indiscutible de algunos dirigentes especialmente dotados para la arenga política -Azaña, Gil Robles y Prieto, entre otros- explican fotografías elocuentes de plazas de toros abarrotadas o recintos a rebosar. Sólo la transición democrática permitió unas escenas parecidas, con líderes de la talla de González, Guerra, Carrillo, Suárez, Fraga, Pujol o Arzallus jaleados por militantes y simpatizantes en plazas de toros, polideportivos y teatros. Los tiempos actuales han enfriado la participación activa en mítines y actos públicos y han impulsado el protagonismo de los medios de comunicación de masas, en especial de la televisión. Ahí se juegan los verdaderos combates, como hemos tenido ocasión de comprobar estos días.

Pero entonces y ahora, un grupo de gentes desconocidas vinculadas a organizaciones y partidos han hecho posible la presencia pública de los líderes. Papeletas electorales, octavillas, pasquines, vallas, furgonetas, estrados, atriles y micrófonos, son el territorio del militante anónimo y del simpatizante comprometido. Ellos nunca salieron en las fotos, ni fueron objeto del aplauso de los asistentes, pero las campañas no hubieran sido posibles sin ellos. Vaya para todos, mi recuerdo agradecido y mi homenaje merecido.

Y el domingo, a las urnas. El sufragio universal ha costado demasiado como para desperdiciarlo. Se impone, por tanto, la reflexión y el voto.

Anuncios

Un plan para el Camino

La historia y desarrollo del Camino de Santiago está indisolublemente unida al devenir histórico de Navarra. Durante los siglos VIII y IX la peregrinación fue apenas un balbuceo que nacía en una tierra, el norte de la Península Ibérica, y una etapa, la alta edad media, sumida en cierto marasmo y en fase de conquista de unos territorios ocupados por los musulmanes. Precisamente la conquista de Tierra Estella y las llanuras próximas al Ebro por Sancho Garcés I en el primer tercio del siglo X, permitió desviar la ruta hacia el sur y favorecer el desarrollo político y  económico del pequeño reino de Pamplona. Buena parte de las villas navarras de los siglos siguientes nacen a la vera del Camino y, en muchos casos, a su servicio.Los siglos XI, XII y XIII constituyen los momentos más álgidos de la peregrinación. Los siglos XIV y XV, aunque todavía potentes, contemplan ya los primeros síntomas del declive. Descenso que se hará patente a partir del siglo XVI, cuando buena parte de Europa cae en manos del protestantismo y la peregrinación empieza a desaparecer de la práctica y  del imaginario popular. Este proceso descendente llegará hasta la segunda mitad del siglo XX, en que por una serie de circunstancias que no es momento de glosar, el Camino comienza un proceso de recuperación imparable que lo sitúa en los comienzos del siglo XXI como un fenómeno de especial trascendencia religiosa, cultural, social y económica.

La actuación vinculada al fenómeno jacobeo ha tenido históricamente en Navarra una importante presencia en los programas de la Institución Príncipe de Viana. La tarea de restauración de monumentos y otras iniciativas vinculadas al Camino dieron paso, a partir de 1988, a un programa global de actuación para la protección, revitalización y fomento del Camino de Santiago, que se concretó en siete ámbitos: la protección legal del Camino, la recuperación física e histórica del mismo, la difusión del fenómeno jacobeo, el apoyo al peregrino, la protección del patrimonio histórico, y la creación de infraestructura.

Los resultados de esta actuación sostenida en el tiempo, por encima de avatares y gobiernos de signo político distinto, han sido razonablemente satisfactorios. Pero el fenómeno jacobeo afortunadamente ha crecido cuantitativa y cualitativamente en los últimos lustros y hoy, además de una vía religiosa, artística y cultural, ha generado una importante actividad turística, con las consiguientes ventajas económicas para las poblaciones del Camino en general y de la Comunidad Foral en particular.

En el momento presente, a la vista del trabajo emprendido por otras comunidades que han hecho del Camino un potente elemento de proyección exterior y se han situado en vanguardia del fenómeno jacobeo, conviene que Navarra ponga al día sus programas, reformule los objetivos en marcha, y se plantee nuevas metas en concordancia con las nuevas demandas y necesidades formuladas por peregrinos y turistas.

La presencia además del próximo Año Santo Compostelano, que se celebrará en 2010, supone un acicate adicional para formular un nuevo Plan Global de actuación en torno al Camino.

Consciente de esta situación, a iniciativa del PSN-PSOE, el Parlamento de Navarra aprobó el pasado día 28 de febrero por unanimidad una moción en la que se insta al Gobierno de Navarra a elaborar un Plan Global de actuación de carácter trienal que ponga al día los programas en marcha, reformule los objetivos y se plantee otros nuevos en relación al Camino de Santiago.

Una buena noticia que, en medio de la campaña electoral, prueba que el acuerdo es posible y la sensatez sigue vigente. Si se lleva a la práctica, Navarra saldrá ganando.

                                Román Felones Morrás

                                Parlamentario foral

                                Portavoz de Cultura y Turismo

La integración de las artes

El término latino ars es la traducción del griego poiesis, que significa acción, fabricación, creación, es decir, todo lo que el hombre hace, sea artesano o artista. Aristóteles dividió las ciencias en teoréticas, que tienen por objeto el conocimiento, prácticas o formativas, las vinculadas a la praxis, y poéticas o productivas, cuya finalidad es la producción de objetos: las artes y oficios. Hoy, el término hace relación directa a los objetos o realidades estéticas. Según Lapesa, el arte es “la actividad espiritual por la que el hombre crea obras con fin de belleza”.Pese a que el enunciado de las mismas casi siempre es en plural “bellas artes”, los humanos tendemos a disfrutarlas en singular, de manera parcial y fragmentaria: música, literatura, arte propiamente dicho, aunque no hayan faltado a lo largo de los siglos espectáculos que hayan pretendido dicha integración, caso del teatro o la ópera.

La Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro es una institución ejemplar que, en sólo tres años de existencia, ha pasado a ocupar un lugar preeminente en el panorama artístico de nuestra tierra. A la docencia e investigación ha unido con acierto una tercera faceta digna de encomio, la difusión artística de este mismo patrimonio, y no sólo en Pamplona sino en otros ámbitos de la Navarra rural, especialmente necesitados de estas actividades. El pasado martes se celebró una de estas sesiones, bajo el sugestivo título “Una tarde en la parroquia de Los Arcos. Arte, música y literatura en torno a la Semana Santa. La integración de las artes”. Convengamos en que pocos lugares hay en Navarra tan apropiados como la parroquia de Santa María, toda una apoteosis barroca, para experimentar espiritual e incluso físicamente la comunión de las artes. Sobre todo tratándose de una etapa, el barroco, que hizo de los sentidos una de las vías de acercamiento al fenómeno de la religiosidad.

El templo presentaba un aspecto imponente. El presbiterio lucía de una forma especialmente esplendorosa. El Cristo articulado de Ambrosio Calvo, contratado por la cofradía de la Vera Cruz en 1692, se levantaba, poderoso y lacerante, delante del altar. En torno a él, montaban guardia las túnicas de las cofradías, encargadas de portar los pasos en la procesión del Viernes Santo. Tras los saludos del párroco y del alcalde, con los bancos llenos de vecinos del pueblo, además de asistentes llegados de Pamplona y otras localidades del entorno, Víctor Pastor, historiador local y el mejor conocedor de la historia de la villa y de la parroquia, hizo una sucinta y medida presentación del templo, resumida de forma ejemplar en su título: un ámbito excepcional. A continuación, Ricardo Fernández Gracia, subdirector de la Cátedra y especialista en la retablística barroca, desarrolló el tema “El paso procesional de Semana Santa y su desarrollo en Navarra”. Si enseñar deleitando es el fin al que aspira todo docente, el conferenciante lo consiguió con creces.

Reconfortados con un café y unas pastas en el claustro, que sirvió de descanso y encuentro con los amigos y conocidos, comenzó la segunda parte de la sesión. Raúl del Toro seleccionó e interpretó algunas piezas de los grandes organistas españoles del siglo de oro, que sonaron especialmente brillantes en el magnífico ejemplar rococó que conserva la iglesia. Y Carlos Mata seleccionó y recitó, con maestría y hondura, algunos de los poemas dedicados al ciclo de la Pasión por nuestros grandes poetas del siglo de oro: Fray Luis de León, Lope de Vega, Góngora y Quevedo.

Si alguien de ustedes desea ver, hecho arte y oración, lo que tuvimos ocasión de degustar el martes desde la perspectiva cultural y artística, les sugiero que se acerquen mañana, Viernes Santo, a Los Arcos. El espectáculo, una vez más, merecerá la pena.

 Diario de Navarra, 19/3/2008

Moción de Nabai sobre el Fuerte Alfonso XII. Enmienda de sustitución. Defensa.

Roberto Jiménez Allí, portavoz del grupo parlamentario “Socialistas del Parlamento de Navarra”, al amparo de la previsto en el reglamento de la Cámara, formula la siguiente ENMIENDA DE SUSTITUCIÓN, a la Moción sobre el Fuerte de San Cristóbal-Ezkaba, presentada por el grupo parlamentario de NABAI.

PROPUESTA DE ACUERDO

1.- El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra a que, en cuantas acciones en torno al Fuerte Alfonso XII se realicen en el futuro, se tenga en cuenta la memoria de los represaliados y fusilados en el mismo.

2.- El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra a que, con el fin de conocer en sus justos términos y honrar la memoria de los represaliados, organice en este año 2008, al cumplirse los 70 años de la fuga masiva de los reclusos, unas jornadas de estudio sobre la vida en el Fuerte y los principales acontecimientos allí vividos.

3.- El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra a sumarse a los homenajes que diversas instituciones y asociaciones civiles tienen previsto ofrecer en los próximos meses a todas las personas que sufrieron encarcelamiento en la prisión.

                                Pamplona a 12 de marzo de 2008

                                El Portavoz del SPN

                                Roberto Jiménez Alli

Defensa de la enmienda de sustitución

Historia de Navarra,

–         Siglo XIX: todas las generaciones conocieron al menos una guerra:

o       Convención

o       Independencia

o       1º carlista

o       2º carlista

o       Cuba y Marruecos

Guerra civil: especialmente cruenta

En Navarra se caracterizó por:

–         ausencia de los frentes de guerra

–         extraordinaria presencia de voluntarios (requetés)

–         frente interior: represión de la minoría republicana que se tradujo en delaciones, venganzas, malos tratos y asesinatos de un número de navarros próximos a 3000 que cometieron un delito: ser fieles a la legalidad republicana, no pensar como la mayoría y no ocultarlo.

En ese contexto se sitúa el episodio del que nos habla la moción: un fortín militar que se convierte en prisión de durísimas condiciones de vida, de la que se fugan el 22 de mayo de 1938 un número grande de presos que, casi en su totalidad, son capturados y una parte de ellos fusilados.

Buena parte de los represaliados fueron miembros o simpatizantes de la UGT y del PSOE, partido centenario al que tengo el honor de pertenecer y representar en este momento.

Somos especialmente sensibles al hecho que nos ocupa y estamos de acuerdo en el fondo de la moción.

Nos acercamos a los acontecimientos con memoria, pero sin ira; con cariño, pero sin rencor; con respeto, pero sin ningún afán revanchista.

Ahora bien, adolece de defectos de forma, tanto en la exposición de motivos, como en la parte propositiva

Exposición de motivos.

–         Al relato de los hechos, 70 años después, le sobra pasión y le falta cierta objetividad.

–         Como relato histórico es discutible. Pero derrocha cercanía y buena voluntad

La parte propositiva:

–         Adolece de vuelo, visión demasiado alicorta.

–         MI grupo ha intentado una enmienda en positivo, una redacción que, sin diferir sustancialmente de la de Nabai, inserte mejor el problema, le dé un componente más histórico que reivindicativo y trascienda de nombres concretos de organizaciones y colectivos.

–         El punto 1 pretende dejar claro que, en cualquier acción que se planifique en el futuro, el fuerte debe conservar, al menos en una parte, la memoria de los represaliados y fusilados como recuerdo del horror y homenaje a los que dieron su vida defender la legalidad republicana.

–         El punto 2 acota con más claridad la iniciativa que se propone: con motivo del 70 aniversario de la fuga, se insta a que el Gobierno de Navarra organice unas jornadas de estudio sobre la vida en el Fuerte y los principales acontecimientos allí vividos. Los presupuestos del 2008 tienen partidas suficientes para acoger esta modesta iniciativa.

–         El punto 3 insta al Gobierno a sumarse a los homenajes que diversas instituciones y asociaciones civiles tienen previsto ofrecer en los próximos  meses a todas las personas que sufrieron el encarcelamiento. El Gobierno de Navarra es el gobierno de todos y a todos debe representar y honrar. Estoy seguro que ese es el espíritu que va a reinar.

Permítanme una última reflexión: cuando observamos estos acontecimientos, vemos lo excepcional y positivo del periodo que nos ha tocado vivir: supone por tanto un acicate para seguir por la senda del diálogo y la reconcilición.

Estoy seguro que en este camino, discrepancias ideológicas al margen, las diferencias no serán sustantivas.

Aprobada por el Pleno de la Cámara el 13 de marzo de 2008 por 28 votos a favor y 22 votos en contra.

 

Moción de IU sobre privatización de edificios religiosos. Enmienda de sustitución. Defensa

Roberto Jiménez Allí, portavoz del grupo parlamentario “Socialistas del Parlamento de Navarra”, y Ion Erro Armendáriz, portavoz de la agrupación de parlamentarios “Izquierda Unida de Navarra, Nafarroako Ezker Batua”, al amparo de la previsto en el reglamento de la Cámara, formulan la siguiente ENMIENDA DE SUSTITUCIÓN, a la Moción sobre privatización de edificios y bienes de uso religioso, formulada por IUNNEB.PROPUESTA DE ACUERDO

1.- El Parlamento de Navarra, a la vista del malestar generado en numerosos ayuntamientos y ciudadanos por el proceder de los responsables de la diócesis de Pamplona-Tudela, concretado básicamente en la falta de información que ha guiado todo el proceso de registro de los bienes de uso religioso, insta al Gobierno de Navarra a que medie entre las partes a fin de que los responsables municipales, y por ende la ciudadanía afectada, conozcan de primera mano las razones por las cuales se ha adoptado la decisión registral descrita.

                                En Pamplona a 12 de marzo de 2008

El portavoz del grupo SPN

Roberto Jiménez Alli

Defensa de la enmienda de sustitución en el Pleno de la Cámara

La Agrupación de Parlamentarios de Izquierda Unida de Navarra nos presenta una moción con una larga exposición de motivos y una  propuesta de acuerdo que, literalmente, dice lo siguiente:”el Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra a iniciar todos los procedimientos legales oportunos para impedir la privatización de los edificios y bienes públicos de uso religioso de Navarra, así como de cualquier patrimonio que pueda encontrarse en la misma o similar situación”.

El tema que nos ocupa no es ni sencillo ni fácil. Se presta a mucha demagogia, es muy sensible y necesita ser tratado con sosiego y prudencia. Este es, precisamente, el objetivo de nuestro grupo: situar las cosas en su sitio, aplicar la racionalidad en el tratamiento del mismo, y proponer una enmienda de síntesis que permita un punto de encuentro para los grupos en una cuestión delicada.

La cuestión abordada, la titularidad o propiedad de los edificios religiosos, puede ser abordada desde tres prismas distintos: el histórico, el legal, y el de la oportunidad del hecho realizado.

La perspectiva histórica

Una reflexión histórica nos llevaría muy lejos, dado que las relaciones Iglesia-Estado han sido un asunto capital en la historia de España y de Navarra, debido al papel histórico que ha jugado la Iglesia como poder no sólo religioso, sino también político y social. Hitos en esta difícil relación en nuestra historia contemporánea han sido las desamortizaciones de Godoy, las Cortes de Cádiz, el trienio liberal, Mendizábal y Madoz, el concordato de 1855, la Ley del Candado en la Restauración, el periodo especialmente convulso de la Segunda República, la guerra civil, el franquismo, la transición, la Constitución de 1978, la ley de Patrimonio Histórico Español de 1986, etc.

La perspectiva legal

Los bienes de titularidad de la Iglesia Católica no han podido históricamente registrarse ni siquiera en la época del franquismo. Pero en 1998, se modificó la Ley Hipotecaria y fue posible la inscripción. Y en los últimos años, prácticamente todas las iglesias y ermitas de Navarra han sido inscritas en el registro “a nombre del arzobispado de Pamplona para la parroquia de…”

Esta decisión podrá ser discutida, pero se ha hecho en buena parte de las diócesis españolas, y jurídicamente no es fácil discutir la propiedad, aunque el concepto de “titularidad” nos hubiera permitido soslayar este problema. No ha habido apenas recursos ante los tribunales y los habidos les han dado la razón a la Iglesia. De ahí que no compartamos el tenor literal del texto de la moción de IU.

La perspectiva del criterio de oportunidad

Pero hay una tercera perspectiva en la que nos queremos detener: la oportunidad político-religiosa de semejante acción y los medios utilizados para ello.

La acción en sí misma en relevante. Es la primera vez en la historia que esto sucede. Y puesto que, según dicen sus ejecutores, aparentemente nada cambia, una decisión de este calibre debía de haber sido ser compartida, comunicada y valorada por las comunidades locales (clero y feligresía) y ciudadanos. Esto no ha sucedido así. Ni algunos párrocos, ni los consejos parroquiales, ni los ayuntamientos, ni los ciudadanos han sido informados previamente de una decisión que trasciende la burocrático y se instala en la sensibilidad religiosa, social y política. Y esto ha generado un malestar evidente.

Esto afecta a todas las iglesias, por lo tanto, a todos los municipios de cualquier color político, sobre todo a los de UPN, que es el grupo que ostenta más alcaldías.

Y ante esto, ¿qué hacer? Como es un tema vidrioso caben dos posibilidades: salirse por peteneras y decir que esto no nos afecta, o intentar la mayor y mejor información posible para los afectados. Nuestro grupo opta por la segunda opción.

El Gobierno de Navarra, lo adelanto, no tiene responsabilidad legal, como no sea “in vigilando”, que dicen los juristas. Pero es un poder mediador. Y tiene autoridad para mediar entre las partes cuando éstas son el arzobispado y los ayuntamientos, y afectan a la ciudadanía.

De ahí, el tono literal de nuestra enmienda.

Como ven, señoras y señores parlamentarios, una vez más nuestro grupo quiere favorecer el acuerdo y el diálogo, y quiere evitar enfrentamientos y guerras religiosas que no conducen a nada bueno.

Espero que el resto de los grupos parlamentarios sepan entenderlo así.

Aprobada en el Pleno de la Cámara de 14 de marzo de 2008 por 26 votos a favor y 24 abstenciones       

Pregunta escrita sobre balance del Consejo de Turismo de Navarra

Román Felones Morrás, parlamentario foral adscrito al grupo “Socialistas del Parlamento de Navarra”, al amparo de lo previsto en los artículos 186 y siguientes,  formula para la CONTESTACIÓN POR ESCRITO, las siguientes cuestiones:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Decreto Foral 34/2004, de 9 de febrero, regula la composición, organización y funcionamiento del Consejo de Turismo de Navarra. Se constituye como el órgano consultivo y asesor de  la administración de la Comunidad Foral en materia de turismo, asegurando la presencia en el mismo de aquellos organismos, instituciones y entidades más representativas del sector.

Recién terminada la andadura del Consejo, correspondiente a la legislatura 2003-2007, y habiendo sido renovado el citado Consejo para el periodo 2007-2011, procede realizar un balance del desarrollo del mismo, a fin de evaluar su actuación y proponer, en su caso, nuevas líneas en su funcionamiento.

Por todo ello, interesa conocer los siguientes extremos:

PREGUNTAS

1.- Fecha de inicio de actividades del Consejo, tras el desarrollo del Decreto Foral precitado.

1.- Relación de personas e instituciones que han formado parte del Consejo hasta el año 2008.

2.- Plenarios habidos y fechas de celebración. Temas tratados. Convocatorias realizadas por el Consejero y convocatorias habidas a iniciativa de los miembros del Consejo

3.- Entidades, expertos o personal técnico invitado por el Presidente a participar en las reuniones del Consejo y razón y temas tratados.

4.- Iniciativas suscitadas por los miembros del Consejo estudiadas en Pleno y aceptación o no de las mismas.

5.- Informes periódicos elaborados, previstos en el artículo 2 e) del decreto precitado.

6.- Relación de comisiones puestas en marcha. Relación de personas o instituciones que las han integrado. Reuniones habidas y fecha de celebración. Temas tratados.

7.- Balance global del conjunto de actuaciones realizadas por el Consejo en relación a lo previsto en el Decreto Foral de creación.

8.- Insuficiencias detectadas a fin de conseguir los objetivos previstos en el Decreto Foral de creación.

9.- Previsiones de cambios en la composición y funciones de dicho Consejo.

                                        Pamplona a 10 de marzo de 2008

                                        Román Felones Morrás

                                        Portavoz de Cultura y Turismo

 

Pregunta escrita sobre balance del Consejo Navarro de Cultura 2003-2007

Román Felones Morrás, parlamentario foral adscrito al grupo “Socialistas del Parlamento de Navarra”, al amparo de lo previsto en los artículos 186 y siguientes,  formula para la CONTESTACIÓN POR ESCRITO, las siguientes cuestiones:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Consejo Navarro de Cultura, creado por Decreto Foral 24/1984, de 21 de noviembre,  es el órgano de asesoramiento y asistencia al Departamento de Cultura y Turismo. Además del Consejero y el director de la Dirección General de Cultura, forman parte del mismo un máximo de 20 personas nombradas por el Consejero, que por su prestigio público, conocimiento especializado o considerada presencia en los distintos campos de la actividad cultural y artística aparezcan relacionados con el conjunto de responsabilidades relacionadas con la Dirección General de Cultura.

Dicho organismo ha venido funcionando desde entonces, con pequeños cambios, fruto de la adecuación administrativa de servicios realizada.

Recién terminada la andadura del Consejo, correspondiente a la legislatura 2003-2007, y habiendo sido renovado el citado Consejo para el periodo 2007-2011, procede realizar un balance del desarrollo del mismo, a fin de evaluar su actuación y proponer, en su caso, nuevas líneas en su funcionamiento.

Por todo ello, interesa conocer los siguientes extremos:

PREGUNTAS

1.- Relación de personas que han integrado el Consejo

2.- Plenarios habidos a lo largo del cuatrienio y fechas de celebración. Temas tratados. Convocatorias realizadas por el Consejero y convocatorias habidas a iniciativa de los miembros del Consejo

3.- Especialistas recabados en pleno para estudiar los asuntos que se les hayan encomendado y relación de estos estudios.

4.- Iniciativas suscitadas por los miembros del Consejo estudiadas en Pleno y aceptación o no de las mismas.

5.- Relación de personas que integran las comisiones. Reuniones habidas y fecha de celebración. Temas tratados.

6.- Especialistas recabados en las respectivas comisiones para estudiar los asuntos que se les hayan encomendado y relación de estos estudios.

7.- Balance global del conjunto de actuaciones realizadas por el Consejo en relación a lo previsto en el Decreto Foral de creación.

8.- Insuficiencias detectadas a fin de conseguir los objetivos previstos en el Decreto Foral de creación.

9.- Previsiones de cambios en la composición y funciones de dicho Consejo.

                                        Pamplona a 7 de marzo de 2008

                                        Román Felones Morrás

                                        Portavoz de Cultura y Turismo