Bajo las estrellas

Existen dos poderosas razones para que esta sección, atenta a la actualidad navarra,   rinda un merecido homenaje a la película Bajo las estrellas, galardonada en los recientes premios Goya con dos estatuillas al mejor guión adaptado y al mejor actor.Fernando Aramburu, autor de la novela El trompetista del Utopía, base de la película premiada, aunque nacido en San Sebastián es oriundo de Oteiza, el pueblo en el que vivo desde hace 25 años, y a donde él volvió algunos veranos de su infancia. Desde 1985 reside y trabaja en Alemania, donde compagina la escritura con la enseñanza de la lengua española a hijos de emigrantes. Lo cual no le ha impedido  reflexionar sobre un país en conflicto soterrado, el suyo, y  reflejar como pocos el drama que esto supone. Pocos libros me han impresionado tanto como Los peces de la amargura y me han permitido apreciar de manera tan  nítida las secuelas de la exclusión político-social como la espléndida novela de mi casi paisano, aunque no tenga el gusto de conocerlo.Félix Viscarret, el cineasta navarro del momento, ha trasladado a la pantalla el argumento de la novela. Y como ésta discurre en Tierra Estella, mi patria chica de nacimiento y vida, el interés por la misma se acrecienta doblemente. Recordemos la trama de la película. Benito Lacunza, metido ya en los treinta, flaco y ojeroso debido a una existencia pendenciera, ayuda por las noches en la barra del bar Utopía, en el barrio madrileño de Almenara. Y algunas veces, si el jefe se lo permite, ameniza a los clientes tocando la trompeta. Mientras sueña con que alguien reconozca un día su talento musical, recibe la noticia de que su padre ha muerto. Animado por su pareja, Benito viaja al pueblo natal de la familia, Estella, para reclamar su parte de la herencia. Pero allí le aguardan problemas imprevistos que cambiarán su vida para siempre.

Confieso, de entrada, que a mí la película me gustó. El aire nostálgico, la mirada limpia y poética, los valores que subraya, los paisajes familiares, la ambientación y dirección de actores -reconocidos con el Goya a Alberto San Juan-, sobresalen en un panorama cinematográfico plagado de zafiedad, sexo y violencia. Pero me temo que esa opinión no es mayoritariamente compartida por mis paisanos. El día del estreno, y en el pase al que asistí en Estella, escuché comentarios menos elogiosos basados en el retrato que la película nos devuelve: ambiente demasiado rural y poco refinado, caracteres rudos, y comportamientos de trazo grueso.

Creo que a merindanos y navarros nos pasa como a los maduros que cumplimos años y nos miramos en el espejo: que éste nos devuelve nuestra verdadera imagen, sin los apaños y correcciones que ahora permiten las técnicas fotográficas o informáticas. ¡Troppo vero! le dijo el papa Inocencio X al gran Velázquez cuando éste le enseñó el impresionante retrato que nuestro pintor le hizo en su estancia en Roma.

Esta actitud me permite una reflexión de carácter general. ¿Cómo nos han visto a los navarros los visitantes y extranjeros a lo largo de la historia? Hemos tenido de todo, desde los geógrafos e historiadores romanos, pasando por los medievales, entre los que Aymeric Picaud sobresale por su demoledora imagen, hasta los viajeros de los tiempos modernos glosados para Pamplona por José María Iribarren y terminando con Hemingway. Aunque no hay un denominador común, el rasgo de una cierta rudeza y el apego a la tierra y a la familia son elementos que permanecen casi inalterables. Si estos rasgos de la vieja Navarra son válidos para la actual es tarea de mayor enjundia que corresponde dilucidar a sociólogos e historiadores.

En todo caso, felicidades a Aramburu y Viscarret, y también al gran Landa, a veces trasunto de nuestra propia imagen, por permitirnos ocupar en la gala de los Goya un lugar, por diminuto que fuera, bajo las estrellas.

                                                        Diario de Navarra 7/2/2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s