Pregunta oral en Comisión sobre balance del Observatorio Navarro de la Cultura

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En una de las primeras comparecencias del Consejero de Cultura y Turismo en la Cámara durante el año 2010, a preguntas del grupo parlamentario del PSN-PSOE, ratificó la puesta en marcha del Observatorio Navarro de la Cultura, iniciativa prevista en el plan de actuación para la presente legislatura. Próximo  a terminar el año, interesa conocer:

TEXTO DE LA PREGUNTA

¿Cómo califica el Consejero de Cultura y Turismo la tarea desarrollada por el Observatorio Navarro de la Cultura durante el año 2010? ¿Qué medios humanos y materiales lo componen? ¿Cuáles han sido sus actuaciones más relevantes?

Pamplona a 4 de noviembre de 2010

Enmiendas a la totalidad

 

El Parlamento de Navarra ha acometido hoy unos de los debates más trascendentes del año, el relativo a los presupuestos generales del año 2010. Una vez conocido el anteproyecto de presupuestos preparado por el Gobierno de Navarra, y presentadas las enmiendas a la totalidad y parciales que los grupos han considerado pertinentes, tocaba hoy deliberar y decidir sobre las primeras y más importantes. Nabai, CDN e IU, con razones distintas, pretendían devolver el proyecto al Gobierno. UPN, partido que apoya al Gobierno ha votado en contra y el PSN-PSOE se ha abstenido. En consecuencia, tras un debate sosegado y una votación que no ha sido especialmente ardorosa, los presupuestos han superado este primer trámite por 22 votos a favor, 16 votos en contra y 12 abstenciones.

El Consejero de Hacienda ha defendido los presupuestos insertándolos en el contexto de crisis general que nos embarga y resaltando los méritos de la norma. Los tres grupos que enmendaban a la totalidad han cargado tintas sobre unos presupuestos, en su opinión, restrictivos, insolidarios e injustos.

Roberto Jiménez, secretario general del PSN-PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra, en una intervención muy institucional, ajustada en el fondo y en la forma, ha insistido en que el PSN-PSOE va a permitir que haya presupuestos en esta Comunidad por un ejercicio de responsabilidad, a pesar de que es un proyecto restrictivo que no satisface a su grupo y de que UPN y el Gobierno de Navarra no han buscado el consenso en ningún momento con los socialistas.

Seguimos con la mano tendida. Queremos presupuestos para Navarra, pero no queremos un trágala por parte de UPN y el Gobierno. Están en juego 20 millones de los 4.188 que suma el proyecto, en torno al 0,5% del total. ¿Es mucho pedir un esfuerzo adicional por parte del Gobierno hacia el partido que ha garantizado la gobernación de esta tierra a lo largo de toda la legislatura? Navarra se merece tener presupuesto y el PSN-PSOE también. En todo caso, nosotros garantizamos que lo habrá. Ahora bien, la decisión final de cuál sea este presupuesto la tendrá el pleno de la Cámara.

Resolución instando al Gobierno de Navarra a posponer el Centro Temático del Encierro y los Sanfermines

 

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN nº  26 relativa a instar al Gobierno de Navarra a estudiar la posibilidad de aplicar una moratoria y posponer, debido al alcance de la crisis, el inicio y puesta en marcha de aquellas obras menos prioritarias, entre otras, el Centro Temático del Encierro y de los Sanfermines.

 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Acuerdo entre el Gobierno de Navarra y el PSN-PSOE, firmado el día 14 de abril de 2008, conocido popularmente como Plan Navarra 2012, contemplaba la promoción de una serie de dotaciones por valor de 4.508,9 millones de euros. Entre estas dotaciones se encontraba el Centro Temático del Encierro y de los Sanfermines, con una inversión entre Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona de 24 millones de euros.

Por otro lado, el artículo 9º del Acuerdo señalaba que “en el caso de que la disponibilidad efectiva de recursos económicos para el Plan Navarra 2012 resultara inferior a lo previsto, las partes firmantes podrán acordar reducir el número de actuaciones a desarrollar, o prorrogar la vigencia temporal del Plan hasta su completa ejecución”.

Teniendo presente las actuales circunstancias económicas, concretadas en una reducción del 20% del presupuesto de Cultura y Turismo de 2010, al que se añaden las nada halagüeñas previsiones para el año 2011. A la vista de los datos aportados por el Plan de Viabilidad, que en ningún caso garantizan un nítido horizonte para su construcción y explotación.

Es por todo ello, por lo que el Grupo Parlamentario “Socialistas del Parlamento de Navarra”, presenta para su debate y votación, por este Pleno de la Cámara, la siguiente

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN:

El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra a estudiar la posibilidad de aplicar una moratoria y posponer, debido al alcance de la crisis económica y presupuestaria, perfectamente visible en los vigentes presupuestos del 2010 de Cultura y Turismo, el inicio de aquellas obras menos prioritarias, entre otras el Centro Temático del Encierro y de los Sanfermines, así como su posterior puesta en funcionamiento, bajo la premisa de que estas decisiones serán apoyadas por la ciudadanía.

Esta Resolución fue aprobada en el Debate del estado de la Comunidad, celebrado en el Parlamento de Navarra el día 22 de octubre, por 28 votos a favor (PSN-PSOE, Nabai, CDN e IU) y 22 votos en contra (UPN)

Moscoso, candidato

 

El pasado jueves, 18 de noviembre, Juan Moscoso del Prado presentó públicamente su candidatura a la alcaldía de Pamplona. Lo hizo rodeado de su familia, sus compañeros de partido, entre los que destacaban un selecto grupo de alcaldes, y una serie de personas de la sociedad civil que quisieron acompañarle.

El acto resultó animado, brillante y pleno de contenido humano y político. Antonio Hernando, secretario de ciudades y política municipal de la Comisión Ejecutiva Federal, ejerció de maestro de ceremonias. Antonio no ocultó su condición de amigo personal y político, glosó sus currículo y su trayectoria y llevó con acierto y tino la batuta de un acto político atinado y distinto. Me sorprendió muy gratamente el plantel de alcaldes que acompañaron a Juan. Patxi Lázcoz, alcalde de Vitoria, fue todo un espejo en el que mirarse. Sencillo, cercano y cálido es una referencia a tener muy en cuenta. Tomás Santos, alcalde de Logroño, más veterano y curtido, fue el otro alcalde vecino. Pedro Castro, alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, fue para mí toda una sorpresa. Un proyecto definido, el trabajo, la constancia y la cercanía son las claves que explican su larga estancia en la alcaldía. Y, finalmente, Paz Fernández, alcaldesa de Gijón, veterana y sorprendentemente joven, nos habló también de las claves de su éxito.

Roberto estuvo acertado en el mensaje y en la forma. Apenas poco más que unas pinceladas para dejar claro que el PSN-PSOE juega a la mayor, que aspira a todo y que tiene razones para ser optimista. Pero el verdadero protagonista fue Juan Moscoso del Prado Hernández, que se presentó como el futuro alcalde y desgranó algunos de sus objetivos. El currículo de Juan es extraordinario, sin duda uno de los más brillantes, si no el que más, del socialismo navarro. Doctor en Ciencias Económicas, economista del Consejo Económico y Social, profesor asociado de la Universidad Carlos III de Madrid, habla correctamente inglés y francés. Es miembro de la Comisión Ejecutiva del PSN, diputado por Madrid y hombre con importantes responsabilidades en política exterior en el partido y en el Congreso.

Pues bien, este pamplonés y europeo, como él mismo se definió, es la persona que el partido ha elegido por unanimidad para tratar de alcanzar la alcaldía de la capital navarra, que se nos resiste desde los tiempos de Julián Balduz. Representa como nadie la modernidad, la apertura a Europa, el progreso y las buenas maneras en la política. Y es un magnífico representante de esa Pamplona profesional y urbana, desarrollada y culta, arraigada y abierta, respetuosa y laica, que pretende salir de su ensimismamiento y proyectarse al mundo. Su mensaje básico se resume en esta idea: “Pamplona ha perdido muchos trenes, pero además del AVE, debe coger el de la modernidad y el futuro”.

Le sobran cualidades profesionales, humanas y políticas. Transmite confianza y optimismo. Solo necesita creérselo, comprometerse, trabajar duro y reunir en torno a sí un equipo competente y sólido. El reto no está exento de riesgos, pero el logro sería de primera magnitud.   

Premios en Educación

 

Es propio de una sociedad socialmente sana y equilibrada resaltar el buen hacer de determinadas personas o colectivos que han contribuido con su actividad en los más variados ámbitos al buen nombre de la misma o a la divulgación de determinados valores, que se consideran dignos de ser resaltados. En Navarra, este reconocimiento se realiza normalmente en forma de premio, individual o colectivo, que adquiere múltiples variantes, desde la Medalla de Oro de la Comunidad hasta el galardón más modesto. Es posible que en nuestra tierra tengamos una cierta inflación de premios. Un periódico digital llevaba contabilizados hasta el 11 de noviembre ¡437 entregas! Y eso que el momento álgido suele coincidir con el entorno del 3 de diciembre, día de Navarra. Este año, a la prolija nómina se va a añadir uno más, los I Premios en Educación. El objetivo de los mismos es “manifestar el apoyo y respaldo de la sociedad navarra a la labor educativa en sus distintas facetas y actores”. En esta primera edición han sido premiados seis alumnos y alumnas, cuatro profesores y profesoras, tres directores y seis centros. No puedo menos que felicitar a los responsables de la iniciativa. Existen premios que valoran sobre todo el expediente académico, pero estos tienen un carácter más global y omnicomprensivo y permiten resaltar virtudes y comportamientos de los que no andamos precisamente sobrados. Quisiera creer que los premios pretenden subrayar tres cosas: la importancia de la educación, que nos hará ser mejores personas y mejor sociedad; la relevancia del profesorado, elemento clave junto con la familia en el proceso educativo; y la necesidad de que la sociedad recupere valores que la harán más fuerte y solidaria: el esfuerzo, el compromiso, la dedicación, y la calidad humana y profesional, entre otros.

Pertenecer a este gremio desde el año 1976 y haber tenido responsabilidades varias en centros y en la administración educativa, me ha permitido conocer a una buena parte de los premiados. Obviamente no al alumnado, pero sí al profesorado, directores y centros. Me parece un acierto haber centrado la atención en el alumnado que partía de situaciones personales socioeconómicamente desfavorables. Es un gusto saber que sobre todo centros públicos, pero también concertados, hacen un serio esfuerzo de integración y que alumnos como Jefferson Stalin Moya, llegado de Ecuador hace nueve años, quiera y pueda estudiar tras el bachillerato Ingeniería Aeronáutica. Estos son los índices que hacen que nuestro sistema educativo, aunque mejorable, se mantenga en un excelente nivel. Del resto, puedo hablar en casi todos los casos en primera persona. Y puedo decir con satisfacción que no están todos los que son, pero que son todos los que están: Carmelo Arriazu, una institución en la FP de Tudela; Cándido Eugui, la referencia educativa del Barañáin de los ochenta; Vicente Galbete, la creatividad hecha docente; Esther Leza y Manuel Martín, quintaesencia de los buenos maestros rurales. Los directores no les van a la zaga: José Mari Irazoqui es toda una referencia en la FP; Josu Repáraz ha dirigido con muy buen tino la ikastola de Estella-Lizarra; y Miguel Angel Zabalza es el clásico de los directores de Pamplona. ¡Qué difícil tarea la de ser director! ¡Y qué poco valorada se encuentra la figura! He ahí una asignatura pendiente de nuestro sistema educativo. Y, finalmente, los centros: desde los grandes, caso de la ETI de Tudela, hasta los pequeños, el CP de Zugarramurdi-Urdax y Baztán; desde los públicos, el IES Huarte, hasta los formados por cooperativistas, el Instituto Cuatrocientos, y concertados, Miravalles-El Redín; para finalizar en el CP  San Jorge, una referencia regional y nacional en integración y buenas prácticas docentes. Enhorabuena a los premiados. Enhorabuena también a una sociedad que premia a la educación en sus múltiples facetas. Solo cabe esperar más apoyo, más implicación y más ambición. Nos va en ello el futuro.

Diario de Navarra, 18/11/2010

Un galardón merecido

 

 

Hace unas horas, el Gobierno de Navarra ha dado a conocer que el Orfeón Pamplonés ha sido galardonado con la Medalla de Oro de la Comunidad 2010. Personalmente, en nombre de mi partido y en el mío propio, he felicitado a su presidente, Javier Orella, citándonos el próximo domingo en la misa de Santa Cecilia para celebrar, junto a los grupos musicales navarros, la efemérides.

La concesión de la Medalla de Oro de Navarra al Orfeón es la culminación de un excelente trabajo acometido en los últimos años por los responsables de dicha institución musical. Sus evidentes progresos musicales de los que se han hecho eco la prensa nacional e internacional; la ampliación de su repertorio, visible en la programación de sus últimas temporadas; la puesta en marcha de un Plan Estratégico que señale sus líneas de futuro, abordado con ímpetu y decisión por su gerente, Joaquín Romero; su proyección exterior -concretada en su colaboración con orquestas de renombre y escenarios de acreditada exigencia-; y su proyección interna con programas en marcha de gran interés, que nos han presentado personalmente, para extender la cultura musical al conjunto de Navarra, son otras tantas razones que acreditan la oportunidad y justeza del premio alcanzado.

Pero el premio no debe hacernos olvidar el contexto en el que se ha concedido. El galardón ha venido acompañado de dos actuaciones el Gobierno de Navarra que no merecen elogio, sino más bien reprobación: unos presupuestos de Cultura para el año 2011, que suponen un descenso del 21,7 % respecto a los de 2010, ya de por sí raquíticos; y una cantidad en concreto para el Orfeón Pamplonés, sustancialmente inferior a la del año precedente.

Bien están los premios para ratificar el buen trabajo realizado, pero con la consignación prevista para el año 2011, a esta institución, como al conjunto de las instituciones musicales de la Comunidad, le esperan meses muy difíciles para poder cumplir sus compromisos y alcanzar los objetivos que tenía previstos.

Homenaje a Remacha en la UPNA

 

El pasado jueves 11 de noviembre, se celebró en la antigua Aula O de la UPNA un homenaje a Fernando Remacha. La Universidad, que decidió dar el nombre del músico tudelano al aula magna de su centro académico, tras la importante remodelación llevada a cabo en 2008, encargó en 2009, vigésimo quinto aniversario de su mierte, la composición de sendas obras a una selección de músicos navarros de probada trayectoria.

El acto supuso el estreno mundial de tales obras, de la mano del pianista Fermín Bernechea y del guitarrista Eduardo Baranzado, con la asistencia de los compositores, la hija del artista, Margarita, y el acompañamiento de la Coral de Cámara de Navarra, dirigida por David Guindano. No es fácil destacar la parte musical de la velada, difícil y nada sencilla de escuchar, incluso para un público melómano, que no era precisamente el más abundante en la sala.

En todo caso, sin entusiasmarme, me interesaron los mundos sonoros pianísticos del veterano y sólido González Acilu, de la ya madura Teresa Catalán, y del menos conocido Carlos Etxeverría. También resultó de interés la atractiva obra de Pastor, la sugerente propuesa de Jesús Echeverría y la orientalizante propuesta percusionista de Eslava, el más joven de los músicos. Meritorias la labor de Bernechea y Baranzano. La Coral de Cámara interpretó la copla de jota y las siete canciones vascas de Remacha, lo más lucido y comprensible de la tarde, pese a la modernidad de la propuesta.

Lo mejor de la velada, fue el acto en sí mismo. Que una universidad básicamente politécnica se acuerde de un compositor navarro al que dedique su aula más noble; que estas misma universidad encargue una serie de obras a músicos navarros; y que esta misma universidad estrene tales obras en presencia de las primeras autoridades académicas y con nutrida presencia es todo un éxito. Y buena idea también, que tales obras se reúnan en un volumen y se editen para goce y disfrute de todos, aunque éste no resulte ni fácil ni amable.