Presentación

 Es práctica frecuente en el mundo de la blogosfera al que ahora tímidamente me asomo, que la página se acoja a algún lema, frase ilustre o pensamiento con el que uno se siente especialmente unido. Puesto que de comunicación humana se habla, me parece oportuno señalar las razones por las que este blog se cobija bajo el principio “El valor de la palabra”.

Estoy convencido de que lo que mejor define nuestra condición humana es la doble capacidad de pensar y de relacionarnos mediante la palabra. Esta capacidad de pensamiento y de relación, necesaria para todo ser humano, se convierte en imprescindible para aquellos que, como yo, han hecho del servicio público su forma de estar en el mundo y de relacionarse con la sociedad.

Tengo mis propias ideas sobre el hombre y la mujer, y la sociedad en la que vivimos. Comparto estas ideas políticas con otros muchos compañeros y compañeras y creo que juntos podemos avanzar más y mejor en la búsqueda de un mundo más justo y solidario. Esas son las razones por las que milito en el PSOE, lo cual no me impide pensar de forma autónoma y mantener opiniones propias en determinados asuntos de especial trascendencia política, social o moral.

Aspiro a compartir con gozo, discutir con sosiego y discrepar con respeto sobre cuantas cuestiones puedan plantearse en este foro que, desde ahora, está abierto a cuantos deseen acercarse a él. A los que lo hagan, muchas gracias, porque acuerdos o desacuerdos aparte, siempre tendremos algo en común: todos creemos en el valor de la palabra.

Anuncios