Cuestión de justicia

Bajo tiera2

Ficha técnica

Título: Bajo tierra. Exhumaciones en Navarra/Lur azpian. Desobiratzeak Nafarroan. 1939-2019

Autores: José Miguel Gastón y Cesar Layana (coordinadores)

Editorial: Gobierno de Navarra

Páginas: 170

La conocida como “memoria histórica” no está exenta de polémica en determinados sectores de nuestra sociedad. Pero entre las acciones que conlleva, hay una difícilmente discutible, incluso para sus más acérrimos adversarios: el derecho a un entierro digno para todos los que todavía ¡ochenta años después! yacen en las cunetas.

En Navarra, que no conoció acciones de guerra propiamente dichas en su territorio, más de 3.000 personas, en su mayoría pertenecientes a partidos y sindicatos de izquierda, fueron asesinadas por razones básicamente ideológicas. En buena parte fueron ejecuciones extrajudiciales y sus cuerpos fueron enterrados en fosas clandestinas.

Este es el objetivo del libro: dar cuenta del proceso de exhumaciones llevado a cabo en Navarra, entre 1939 y 2019, cuando se cumplen ochenta años del fin de la guerra civil y cuarenta del inicio de las exhumaciones tempranas. El volumen se articula en tres capítulos y un epílogo especialmente oportuno. El primero se titula “1939-1980. De la clandestinidad a la reivindicación. Exhumaciones tempranas”. El segundo, “2003-2015. El reinicio de una tarea inacabada: el trabajo de las asociaciones”. Y el tercero, “2015-2019. El programa de exhumaciones del Gobierno de Navarra”. Los tres responden al mismo patrón: un texto ajustado, unas fotos impactantes y de gran interés en sí mismas, y una serie de testimonios de familiares de los asesinados. El epílogo, titulado “Escuelas con memoria” recoge una iniciativa que pretende un doble objetivo: la formación del profesorado y el desarrollo de actividades educativas que permitan al alumnado el encuentro con personas vinculadas a la memoria.

El libro, publicado en castellano y euskera en gran formato, es oportuno en fondo y forma. Supone un sentido homenaje a los asesinados, un alivio para las familias que tanto han luchado por rescatar sus restos, una llamada de atención a la sociedad navarra actual que debe cimentar su futuro en la memoria y reparación de las víctimas, y un acicate a las instituciones para continuar adelante con un proceso todavía inacabado.

Diario de Navarra, 22/11/2019