Las memorias como fuente histórica

Goprtari

Titulo: Una vida al servicio de Navarra. Memorias

Autor: Joaquín Gortari

Editorial: Fundación MTorres

Páginas: Volumen I (618) y Volumen II (229)

La transición política en Navarra ha sido objeto en los últimos años de importantes novedades editoriales de toda índole. Por lo que afecta a la Diputación Foral, su institución más representativa, cabe destacar el estudio de Joaquín Gortari La transición política en Navarra 1976-1979; el estudio conjunto de Joaquín Gortari y Juan Cruz Alli La transición política en Navarra 1979-1982; y el magno estudio de Juan Cruz Alli, del que dimos cuenta en junio de 2018 en esta misma sección, La autonomía de Navarra. Historia, identidad y autogobierno. A todos ellos acaba de unirse el relativo a las memorias de Joaquín Gortari, objeto de estas líneas.

Que Joaquín Gortari tuvo una información de primera mano sobre todo lo acontecido en la vida institucional de Navarra en el último medio siglo, queda fuera de toda duda. Que tuvo un papel relevante en la gestión institucional, también, dado que ocupó el más alto cargo funcionarial de Navarra, como fue la Secretaría de la Diputación Foral. Si a ello se une la convicción del personaje sobre el importante papel que le había tocado en suerte y la ausencia de testimonios escritos dejados por los líderes políticos y sociales de la Navarra contemporánea, se comprende la importancia y el interés de un texto que ayuda a conocer mejor la sociedad y las instituciones navarras de la segunda mitad del siglo XX.

Pero subrayado el interés del texto, ¿a qué género pertenece exactamente un libro que, no por causalidad, se titula Una vida al servicio de Navarra. Memorias? Juan Cruz Alli, autor de un jugoso prólogo, agudo y perspicaz como es, duda en calificar el libro como “autobiografía” o “memoria”, como lo define el autor, y termina por encuadrarlo como ecléctico entre ambos géneros, “siendo el primero recogido en todos los aspectos más biográficos de infancia, juventud, noviazgo, esposa y familia (…) En los dos últimos capítulos sobre su vida en la Diputación, lo institucional trasciende lo individual”.

El texto consta de dos volúmenes. El primero presenta dos partes bien diferenciadas. Los cinco primeros capítulos narran su nacimiento e infancia, el seminario, los estudios y primeros trabajos antes de entrar en la Diputación, la entrada y los inicios en la Diputación y su etapa en la Dirección de Industria. El capítulo sexto, la Secretaría General de la Diputación -algo más de doscientas páginas- es el más denso e institucional. Uno último, dedicado a la jubilación, y un epílogo cierran el texto. Cada capítulo se complementa con un extenso álbum de fotos que tratan de ilustrar los acontecimientos narrados.

El segundo volumen, que se inicia con una larga entrevista, resumen de sus memorias, recoge básicamente artículos de opinión, conferencias y participación en publicaciones.

La interesante lectura del texto me suscita dos reflexiones: ¿es correcta la identificación de Navarra con sus instituciones, sobre todo la Diputación Foral? Así parece pensarlo el autor que titula el libro “Una vida al servicio de Navarra”. Joaquín Gortari encarna hasta tal punto esta visión funcionarial que, en ocasiones, uno no sabe si es el más alto funcionario quien está al servicio de la institución, o es él quien encarna la institución misma. “Me convertí en una referencia institucional en la Diputación y en el Gobierno de Navarra, y todo el mundo lo aceptaba”, dice en una entrevista recogida en el libro.

Aunque la probidad, bonhomía y rectitud de intención son virtudes que le adornaban, no estoy tan seguro, como el propio autor señala y Juan Cruz Alli reitera, que la obra no tenga una parte de apologética. Es el propio autor quien señala que “en estas Memorias he querido demostrar a esas personas que depositaron en mí su confianza que no se equivocaron”. En todo caso, hay que agradecerle su esfuerzo por escribir sus memorias, su tono y su sinceridad, aunque se haya callado determinadas cosas. Todo libro de memorias, por definición, es subjetivo, lo que es exigible es que no sea sectario, y éste no lo es, por más que a veces nos parezca edulcorado.

Antes de terminar es preciso hacer referencia a la labor de Marialuz Vicondoa, periodista de profesión y ejercicio, quien facilitó fuentes, redactó y pulió textos, entrevistó al autor e hizo posible que las memorias se concretaran en este libro. De ahí que en los créditos aparezca como autor: Joaquín Gortari con Marialuz Vicondoa.

Los gastos de redacción, edición y publicación los hizo posible Manuel Torres a través de la fundación que lleva su nombre. El libro es, finalmente, un ejemplo de pulcro diseño y maquetación y de una excelente impresión.

¿Conoceremos en los próximos años nuevas memorias de hombres y mujeres que han liderado la transición en Navarra? Creo que sí. Espero y deseo que las memorias de Gortari animen a ello.

Diario de Navarra, 24/5/2019

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s