Una buena cosecha musical

Müsica

Título: Navarra/Música

Autor: María Gembero-Ustárroz

Editorial: Gobierno de Navarra

Lugar y fecha de edición: Pamplona, 2016

Páginas: 365

Precio: 24 euros

Sagaseta

Título: Catálogo del archivo de música. Catedral de Pamplona

Autor: Aurelio Sagaseta Aríztegui

Editorial: Analecta

Lugar y fecha de edición: Pamplona, 2015

Páginas: 636

Precio: 58 euros

La web: http://www.archivomusica-catedralpamplona.org

Esta sección inició su andadura en marzo de este año. Pretende dar a conocer las novedades que aparezcan en el ámbito de la historia ampliamente considerada, sean editadas o referidas a Navarra. En consecuencia, quedan fuera del ámbito de la sección las publicaciones anteriores a esa fecha. Pero me van a permitir que haga una excepción, tanto con la fecha como con el formato, porque una novedad aparecida en los últimos meses nos remite a dos obras que, a mi juicio, son lo más importante aparecido en materia musical en Navarra en el último lustro.

La historia de la música en Navarra disponía de textos de interés, pero no había ninguna aproximación de carácter general que permitiera hablar de una historia de la música propiamente dicha. La colección “Navarra”, editada por el gobierno foral, venía presentando libros referidos a la geografía, la historia, la etnografía, la literatura y la fotografía. En 2016 apareció Navarra/Música, obra de María Gembero-Ustárroz. El estudio abarca seis capítulos y un epílogo. Los cinco primeros, que ocupan 250 páginas, hacen referencia a una visión diacrónica que va de la prehistoria hasta mediados del siglo XX. El sexto está dedicado a las músicas tradicionales y populares y presenta un breve apunte sobre algunas músicas populares urbanas en Navarra a partir del siglo XX. El libro incluye también una selección de ediciones musicales, una completa bibliografía y un exhaustivo índice onomástico y toponímico.

La empresa no era ni fácil, pero la autora ha superado con creces las expectativas previstas. Cubierto brillantemente el hueco que faltaba en el ámbito de la historia de la música, la monografía es, sin duda, el libro de referencia para cualquier lector interesado en el tema.

La catedral de Pamplona guarda el archivo histórico de música religiosa más importante de Navarra, con fondos que abarcan desde el siglo XIII hasta mediados del siglo XX. A principios del siglo XIII (1206) se documentan también los estatutos de creación y funcionamiento de la chantría catedralicia y su Capilla de Música ha tenido, con los altibajos propios de toda institución multicentenaria, una actividad musical ininterrumpida hasta la actualidad. Aurelio Sagaseta, su actual maestro de capilla desde 1962, con una dilatada tarea en variados frentes que abarcan la dirección, la composición, la docencia, la investigación y la divulgación musical, es el principal impulsor y responsable de un proyecto trabajado durante muchos lustros, que en este año 2018 ha visto definitivamente la luz: el acceso a todos los fondos musicales de la catedral.

Dicho proyecto ha constado de tres fases claramente diferenciadas. La primera llegó en 2012, cuando se procedió a la digitalización de todo el archivo de música de la catedral. En total, unas 75.000 páginas de música, la mayoría inéditas y exclusivas de la catedral de Pamplona.

Tres años después, una iniciativa conjunta del Cabildo, la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona y la Fundación Cajanavarra, permitió editar el libro Catálogo del archivo de música/ Catedral de Pamplona, obra también de Aurelio Sagaseta, editado por Analecta. Este volumen I abarca los fondos históricos, desde los orígenes a 1962.

La tercera fase, una realidad desde finales de abril del presente año, ha sido la creación de una página web que recoge los fondos del catálogo corregido y aumentado, con imágenes en color y una base de datos que permite interrelacionar todo el repertorio por autores, años, instrumentos, voces, etc, siendo pionero en España en este tipo de presentación.

Es obvio que, a diferencia de la anterior, no estamos ante una obra de divulgación, sino más bien ante un texto para especialistas, sean profesionales de música o del mundo académico. Pero los simples aficionados, curiosos, o amantes de historia, también podemos sacar provecho de su lectura. Para todos ellos recomiendo, tanto las primeras páginas del libro de Sagaseta, como el apartado de la Introducción de la página web. Constituyen una apretada historia de los fondos tanto no históricos como históricos, y son la síntesis de un importante capítulo de la historia de la música en Navarra.

De lo dicho se desprende que estamos ante dos obras tan distintas como complementarias, pero llamadas las dos a ocupar un lugar de primer orden en la bibliografía musical de Navarra. Por un lado, una síntesis divulgativa de la historia de la música en Navarra que nos permite, por vez primera, tener una visión de conjunto. Por otro, un catálogo que ha permitido preservar, mediante la digitalización, edición y puesta a disposición de todos los interesados, el fondo musical de la catedral de Pamplona, el más importante de la Comunidad.

Enhorabuena a los autores y a cuantos lo han hecho posible.

Diario de Navarra, 9/11/2018

Anuncios