SPQR. Una historia de la antigua Roma

descarga

La historia de Roma sigue teniendo para nosotros un profundo magnetismo. A ella hemos accedido desde varias fuentes: historias más o menos clásicas, entre la que destacan la Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano, de Edward Gibbon; novelas históricas memorables como Yo, Claudio de Robert Graves o Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar; y películas inolvidables como Ben-Hur o Gladiador.

Nuestro mundo, incluso ése que acaba de escoger como presidente a Donald Trump, aunque él probablemente no lo sepa, es hijo directo en muchas de sus manifestaciones más nobles de la herencia clásica, concretada en Grecia y Roma, a la que se añadirá posteriormente la herencia cristiana. Esta herencia es conocida como la romanización que se puede definir como “el lento proceso por el cual los habitantes de una determinada zona del Imperio van asumiendo lenta y progresivamente la forma de vida de los romanos”.

Esta misma semana he tenido la oportunidad de visitar con mis alumnos del Aula de la Experiencia de la UPNA dos ejemplos de esta romanización en el territorio de los vascones: la ciudad de Andelo y la villa de Arellano. Sorprende apreciar el cuidado urbanismo de la primera, con calles que Navarra no conoció hasta el siglo XVIII, perfectamente pavimentadas y dotadas de aceras: así como la exquisitez del gran mosaico del salón de la segunda, dedicado a Cibeles y Atis, dos divinidades procedentes del otro extremo del imperio, en la actual Turquía.

Pero, justo es reconocerlo, novelas, películas y obras históricas adolecían de una lectura grandilocuente, al servicio del poder, cuando no claramente tergiversada, además de muy unilateral. Los últimos descubrimientos, los avances experimentados y personalidades abiertas han dado un serio vuelco a estos estudios. Entre estas personalidades sobresale una mujer, Mary Beard, catedrática de Clásicas de la Universidad de Cambridge, miembro de la Academia Británica y de la Academia Americana de Artes y Ciencias, y premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2016. Su SPQR es un libro ejemplar por muchas razones: profundamente documentado, abordado desde múltiples perspectivas, escrito con una bella prosa y claramente desmitificador. Entre sus páginas no aparecen solo reyes, cónsules y emperadores, sino que asoman también otros actores, hombres y mujeres, que completan un cuadro más coral. Sin duda, Cicerón y Augusto siguen siendo personajes de relumbrón, pero sus retratos presentan luces y sombras, acercándonos más al verdadero rostro de los personajes.

Se trata de un libro denso, dividido en cinco grandes capítulos que nos llevan desde la Roma arcaica y sus vecinos y el emplazamiento de Roma, pasando por la Italia romana y la ciudad de Roma en la era imperial, hasta desembocar en la concesión de la ciudadanía a todos los habitantes del imperio. Es justamente en el 212 d.C. cuando la profesora Beard finaliza su obra. Coincide con el momento en que el emperador Caracalla “adoptó la medida de convertir a todos los habitantes libres del Imperio Romano en ciudadanos romanos de pleno derecho, erosionando así la diferencia entre conquistador y conquistado y completando el proceso de expansión de los derechos y privilegios de la ciudadanía romana que había comenzado casi mil años antes”.

El libro necesita esfuerzo y atención, pero resulta una lectura altamente recomendable.

Ficha bibliográfica: BEARD, M., SPQR. Una historia de la antigua Roma, Crítica, Barcelona, 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s