Viaje a Irán. Yazd, el adobe hecho ciudad (VII)

IMG_3755

Vista de una de las torres del silencio, colinas utilizadas como cementerios zoroástricos

Nuestro día está dedicado a Yazd, una ciudad singular por muchos conceptos. La urbe moderna, un oasis en medio de dos desiertos, tiene casi medio millón de habitantes que viven desparramados en un área muy extensa, dado que solo los extrarradios tienen bloques de pisos de varias alturas.

IMG_3763

Vista de la llama sagrada del templo de Zoroastro

Pero su casco antiguo destaca sobre todo por cuatro cosas: su relación con la religión zoroástrica, vinculada al fuego; su urdimbre de calles con casas de barro, todavía en uso; sus torres de ventilación, un verdadero fenómeno en una ciudad que supera en verano con holgura los 40 grados diurnos durante muchas jornadas; y sus mezquitas con altos minaretes de la época timúrida. Y en las cuatro cosas, el balance es excepcional.

IMG_3767

Torres de ventilación, la gran novedad de Yazd para paliar las altas temperaturas

El primer lugar visitado está próximo a nuestro hotel. Son las “torres del silencio”, colinas utilizadas como cementerios zoroástricos. Los cuerpos de los fieles eran depositados en el interior del recinto para que fueran devorados por los buitres. Pocos días después, sus huesos eran arrojados al pozo situado en el centro del recinto. La idea de no contaminar la naturaleza está en el origen de esta tradición milenaria.

IMG_3768

Las proclamas antiUSA son frecuentes en los edificios y lugares públicos

De las “torres del silencio” nos dirigimos al templo de Zoroastro. Denominado Atashkadeh o templo de fuego, el edificio es de 1934 y conserva en su interior la llama sagrada que la tradición quiere subrayar que se mantiene, con distintas ubicaciones, desde el siglo VI a.C. Morti, nuestro guía, y Nico aprovechan para comentar diversos aspectos de una religión que ha influido y no poco en determinadas fiestas y principios del judaismo y del cristianismo.

Dejado el ámbito del mazdeismo, volvemos de nuevo a la época islámica. La mezquita del viernes es su obra de referencia.

IMG_3773

Vista de la espectacular fachada de la mezquita del viernes de Yazd

Una gran fachada esplendorosa y muy esbelta, contemporánea de las de Samarkanda, de época timúrida, se abre a nuestros ojos. A ella se añadieron dos minateres en el siglo XVII, que elevan su altura a 48 metros.

IMG_3770

Vista del casco histórico de Yazd con los minaretes de la mezquita como fondo

Destacan en el conjunto sus trabajos espectaculares de mocárabes esmaltados y vidriados, y sus cúpulas más anchas y menos altas que las safávidas. La mezquita exige chador a las mujeres y, de nuevo, es preciso portar la dichosa prenda con gran disgusto de las componentes del grupo.

IMG_3790

Un paseo lleno de encanto y misterio por el casco histórico de Yazd

IMG_3793

Vista de las torres de ventilación desde una terraza del casco histórico

Tras la mezquita, un paseo por el casco antiguo nos permite apreciar la belleza que se oculta en su interior. Casas habitadas, mezquitas, mausoleos y espacios adaptados al turismo conviven sin todavía molestarse demasiado. Es momento propicio para planificar un turismo respetuoso que dé vida a sus habitantes y permita cuidar adecuadamente el patrimonio. La Khiva que pudimos apreciar en Uzbekistan es un buen ejemplo. La hostelería está en sus inicios y les queda casi todo por aprender. Pero resulta encantador apreciar cómo el negocio hostelero convive con un sentido de familia en el que todos, abuelos, padres e hijos coadyuvan todavía torpemente en el negocio. En todo caso el potencial está ahí y convendría aprender de errores ajenos.

 

IMG_3797

El agua y la gran torre de ventilación del fondo, los dos elementos fundamentales del jardín

Desde una de las terrazas de este mismo casco antiguo apreciamos la magnitud y belleza del fenómeno de las torres de ventilación, un antecedente natural del aire acondicionado, verdadero icono en el paisaje urbano de Yazd.

IMG_3803

Las intrépidas viajeras del cuatro por cuatro descansan en la jaima tras el viaje, acompañadas del experto conductor

Tras la comida visitamos un hermoso jardín persa, en este caso de carácter gubernamental. El agua es el elemento dominante. Estanques, albercas, conducciones y fuentes que penetran en el interior del edificio caracterizan al jardín propiamente dicho y su palacio, obra del siglo XVIII. En todo caso, un trasunto de lo que tres siglos antes habían elevado a categoría de arte los nazaríes de Granada.

Con buen criterio decidimos sustituir la tarde libre por una escapada al desierto para disfrutar del atardecer. Loa cuatro por cuatro constituyen la actividad preferente. Unos expertos profesionales hacen que el viaje tenga carácter de gran aventura.

IMG_3809

Los chicos no quisimos ser menos y nos sumamos a la aventura

Un viaje, todo hay que decirlo, bastante insensato, dadas las pendientes y las medidas de seguridad., casi inexistentes. El te de la jaima, la subida a las dunas y la conversación, además de la agradable temperatura, entretienen la tarde.

IMG_3820

A la caída del sol, componentes del grupo se hacen una foto con un grupo de iraníes

Con la caída del sol volvemos a casa. Una ducha reparadora, una cena y un rato largo redactando estas notas constituyen el fin del programa y del día.

IMG_3754

El misterio y el exotismo presentes en esta vista nocturna de Yazd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s