Viaje a Irán. La ciudad santa de Qom (III)

 

 

IMG_3552

El Arco de la Victoria, imagen del moderno Teherán

Con algo de retraso sobre el horario previsto salimos de Teherán. La ciudad sigue sin tener el bullicio de la gran urbe, pero la explicación está en las carreteras. Un tráfico denso, multitud de coches parados en arcenes y espacios próximos, y  familias pasando el día de campo o en camino. Es fiesta y la comida y el té constituyen la actividad principal. A ello contribuye una agradable temperatura propia de la primavera.

IMG_3561

La puerta dedicada a entrada de las mujeres, con varias de ellas vestidas con el chador negro, junto a dos integrantes de nuestro grupo

El acceso a la ciudad santa de Qom nos permite acercarnos al Irán más integrista y convencional. El complejo de Musumek, tres patios, tres mezquitas y una superficie de 38.000 metros cuadrados nos permite acercarnos a la religiosidad popular. Lo que más nos llama la atención es la multitud de peregrinos, ellas con el obligatorio chador y ellos de variada pinta y condición,  entrando en el santuario por puertas distintas. Es una auténtica multitud y, entre ella, las componentes femeninas de nuestro grupo con su chador también obligatorio aparecen transportadas a otro tiempo y sustancialmente cambiadas de aspecto.

IMG_3577

Parte del grupo con la guía femenina, el mulá al fondo y nuestro guía

Nos acompaña un imán discreto y amable que, en correcto inglés, nos da la bienvenida y nos insiste en el carácter pacífico del Islam, al tiempo que rechaza los asesinatos de estos días en Europa. Pero junto al imán, una militante integrista, en correcto castellano, no desaprovecha la ocasión para impartir doctrina, creo que con escaso éxito.

IMG_3579

Vista de la entrada al mausoleo, reservado exclusivamente a los fieles musulmanes

Al mausoleo no podemos entrar, no somos musulmanes, pero tiene mucho interés el contexto general y el ambiente de una ciudad que cuenta con 100.000 estudiantes coránicos en las distintas madrazas y escuelas de la ciudad, de los cuales 30.000 son mujeres.

De Qom salimos hacia Kashan, una ciudad que es un oasis en medio del desierto. Sorprende encontrar tal proliferación de agua en un paisaje tan seco. Pero la visita al Jardín del Fin, uno de los más hermosos y conocidos jardines de Persia nos permite comprobar su belleza, como prueba que todos ellos hayan sido declarados Patrimonio de la Humanidad. Éste fue diseñado como residencia para el monarca Abbas I en el siglo XVII, y es un buen ejemplo de la utilización del agua y su origen.

IMG_3580

Hombres  mujeres pasean por el patio interior del complejo religioso

Los pozos abiertos en la base de la montaña se canalizan  a través de galerías subterráneas que  fluyen donde es preciso regar o refrescar el ambiente. El sistema del jardín es complejo, bien ordenado y muy hermoso, con el agua como fuente de vida y disfrute.

IMG_3581

Vista parcial de una de las entradas al mausoleo

Esta Kashan es la ciudad de las rosas. El agua de rosas es un bien preciado y como prueba de ello, el lugar más sagrado del Islam, la Kaaba en la Meca, es limpiada cada cierto tiempo con el agua de rosas procedente de esta ciudad.

La vocación comercial de la ciudad en la Ruta de la Seda es patente en construcciones no tanto públicas como en residencias privadas, propiedad de ricos comerciantes que las utilizan como residencia propia y como lugar de alojamiento de sus invitados ilustres, muchos de ellos clientes y proveedores de su negocio. Como ejemplo de las existentes, la visita a una de ellas resulta muy ilustrativa. Un modesto exterior da paso a un interior amplio, desarrollado en una compleja planta situada bajo el nivel del suelo. Un procedimiento para aliviar las extremas temperaturas del amplio y ardiente verano de la meseta iraní.

IMG_3555

La obligación del pañuelo se extiende incluso al autobús, como prueba la imagen

La última visita de la ciudad es a la mezquita Agha Bazard, singular por varios motivos, en especial  su planta en dos alturas dedicadas una a escuela coránica y la otra a mezquita, y su cúpula de ladrillo con minaretes gemelos. Destaca además su puerta de 6666 clavos correspondientes a los versículos del Corán. Anochece cuando abandonamos la mezquita y las luces de colores que la iluminan le conceden un colorido distinto al de la luz natural, más irreal y poético.

IMG_3556

La mediana de buena parte de autovías y autopistas se utiliza para honrar a los mártires de la guerra con Irak, en forma de carteles con sus imágenes

Una de las sorpresas de Irán es la red de autopistas que estamos utilizando. Tramos largamente iluminados, dos o tres carriles en muchos kilómetros y denso tráfico en cualquier punto del recorrido. Eso sí, la conducción sigue siendo igualmente disparatada que en la ciudad, incluyendo la de nuestro chofer, que bebe té, come pipas y charla con su ayudante, sin ningún rubor.

La entrada en Isfahan se produce bien entrada la noche. El hotel, bien situado y confortable, nos ofrece una cena copiosa y unas dignas habitaciones. Todo preparado para degustar en los próximos días una de las joyas de Oriente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s