Sentir y amar

El pasado día 4 de febrero cumplí 65 años. Dado lo rotundo y significativo de la fecha, bajé a la bodega y escogí un buen vino para acompañar la cena en familia. No soy especialmente ducho en estas lides ni tengo una cuidada selección de caldos. Pero todavía conservo algunas buenas botellas que llegaron a mi casa por motivos varios. La seleccionada venía en una hermosa caja de cartón y contenía un reseva especial Señorío de Sarría. Pero junto al vino, excelente por cierto, la caja contenía también un hermoso librito de Mario Benedetti, titulado “Sentir y amar”. Trece poemas de amor.
Me sorprendió mucho que en la mayor parte de ellos el autor prescinde de las comas, ese difícil y escurridizo signo de puntuación al que no le damos el valor que merece. Unos en verso libre, otros en rimas de variada metría, Benedetti describe estados de ánimo y canta al amor en sus variadas facetas.
Sirva como ejemplo de estos hermosos poemas, el titulado “Estados de ánimo”:

Una veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas
unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano
A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas
pero no me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus muslos y sus peces
sereno en mi confianza
confiado en que una tarde
te acerques y me mires
te mires al mirarme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s