El arte gótico en Navarra

E,l arte gótico

El actual territorio navarro es el fruto de una larga trayectoria histórica. El inicial territorio de los vascones conoció etapas bien distintas: la romanización, el fugaz paso de los visigodos, la conquista musulmana, el reino de Pamplona primero y de Navarra después, la incorporación a la monarquía hispánica, la provincia foral y, desde 1982, la Comunidad Foral de Navarra. Su ubicación, entre el Ebro y el Pirineo, condicionó, que no determinó, en buena medida también su trayectoria artística, con presencia significativa de todos los estilos, aunque hay cuatro que sobresalen especialmente: románico, gótico, renacimiento y barroco.

La historia del arte en Navarra es fruto de un esfuerzo continuado y de largo aliento. El núcleo central, aunque no único, ha sido el departamento de Historia del Arte de la Universidad de Navarra, dirigido, animado y alentado por María Concepción García Gainza. Los frutos más cuajados de esta escuela han sido, por lado, el Catálogo Monumental de Navarra, publicado en 8 volúmenes entre los años 1980 y 1997, en una colaboración a tres bandas entre Gobierno de Navarra, Arzobispado de Pamplona y Universidad de Navarra; y por otro, buena parte de los 48 volúmenes de la serie “Arte”, editados por la Diputación Foral -actual Gobierno de Navarra-, muchos de ellos tesis doctorales que estudian diversos aspectos de esta trayectoria artística. El primero data de 1974 y el último acaba de aparecer la pasada semana.

Conocida por tanto en sus líneas generales la evolución artística, parecía llegado el momento de abordar unas síntesis cuajadas que permitieran explicar lo más significativo de los cuatros grandes estilos presentes en nuestra Comunidad. Todos los autores tienen algo en común. Han realizado su tesis doctoral sobre un determinado ámbito y etapa del arte navarro y su estudio está publicado en esta misma serie. El primero en abordarse fue “El Arte Románico en Navarra”, aparecido en 2003, obra de los profesores Clara Fernández-Ladreda, Javier Martínez de Aguirre y Carlos J. Martínez Álava. “El arte del Renacimiento en Navarra”, publicado en 2005, obra de los profesores Ricardo Fernández Gracia, Pedro L. Echeverría Goñi y María Concepción García Gaínza, fue el segundo de la serie. En 2014 apareció “El Arte del Barroco en Navarra”, obra de los profesores Ricardo Fernández Gracia, Pilar Andueza Unanua, Jose Javier Azanza López y María Concepción García Gaínza. La serie se cierra con “El Arte Gótico en Navarra”, aparecido este mismo mes, obra de los profesores Clara Fernández-Ladreda, Carlos J. Martínez Álava, Javier Martínez de Aguirre y María Carmen Lacarra Ducay, del que deseo hablarles brevemente.

El tomo resume en sus densas 669 páginas lo más significativo del arte navarro de los siglos XIII, XIV, XV y comienzos del XVI. Los autores, probablemente los cuatro grandes especialistas de la etapa, estudian de forma cronológica, puntillosa y pormenorizada las cuatro grandes etapas en que dividen el periodo: recepción y difusión del gótico clásico (1200-1276), el gótico radiante (1276-1347), el estilo internacional y la influencia borgoñona (1347-1441) y el arte tardogótico (1441-1512) Y cada etapa, a su vez, distribuida en los tres ámbitos clasicos: arquitectura, escultura y artes suntuarias. Todo ello además, precedido de una introducción redactada por la directora del volumen Clara Fernández-Ladreda, que constituye una lograda y apretada síntesis, y que es uno de sus grandes aciertos. Si a ello unimos su exhaustiva y actualizada bibliografía, sus índices onomástico y toponímico, lo acertado del diseño, y sus hermosas fotografías -algunas de ellas espectaculares-, el resultado no puede ser más satisfactorio. Sin duda, uno de los libros del año.

He aquí un ejemplo admirable de colaboración intergeneracional. En esta misma serie, Lacarra publicó su tesis en 1974, Martínez de Aguirre en 1987, Fernández-Ladreda en 1988 y Martínez Álava en 2007. Los cuatro trabajan en institucionaes distintas, pero les une el amor al arte y a su tierra, sea ésta de origen o adopción. Con depuradas trayectorias profesionales, han unido su saber que es mucho y éste es el resultado, el libro definitivo sobre el arte gótico en Navarra.

Quedan por sintetizar los siglos XVIII, XIX y XX. Pero tal vez no convenga esperar a su aparición -que presumo lejana- para abordar un título que hoy ya es posible: Navarra-Arte, el tomo divulgativo que completaria los dedicados a la historia, la literatura, la etnografía y la geografía. Los profesores, alumnos y ciudadanos interesados lo agradeceríamos mucho.

Una última sugerencia. Háganse pronto con él y disfrútenlo. El dedicado al románico salió por estas mismas fechas y se agotó a los pocos días. Enhorabuena a los autores y a cuantos lo han hecho posible. El arte gótico en Navarra cuenta ya con la obra de referencia.

Diario de Navarra, 24/12/2015

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s