Una tarde en el Arqueológico

Arqueológico

La milla de los museos de Madrid, por denominarla con la terminología anglosajona comúnmente utilizada, ha convertido a la capital de España en uno de los referentes mundiales en este ámbito. Al inigualable Museo del Prado, que ha accedido a la modernidad de la mano de Moneo y Zugaza sin perder un ápice de su depurado clasicismo, se han unido en los últimas décadas el Reina Sofía, con el Gernika de Picasso como buque insignia, y el Thyssen, un extraordinario complemento a las conocidas insuficiencias de las colecciones pictóricas españolas.

Existe un cuarto museo nacional, el Arqueológico, ubicado unos cientos de metros más arriba en el espléndido edificio que comparte con la Biblioteca Nacional, que reunía condiciones objetivas para unirse a la selecta nómina anterior. Pero sus instalaciones caducas, lo inadecuado de su propuesta museológica, y la dificultad añadida de los materiales expuestos hacían que pasara inadvertido, cuando no olvidado. Pero afortunadamente, también le ha llegado el tiempo de la redención. 12 años de preparaciones y obras, 65 millones de inversión, una  ejemplar rehabilitación dirigida por el arquitecto Juan Pablo Frade, y una novedosa propuesta museográfica en la que han jugado  un papel relevante las instalaciones audiovisuales y  los vídeos explicativos han cambiado por completo la faz del museo. Hoy el Arqueológico está a la vanguardia de los de su especialidad en el mundo.

El primer y fundamental acierto del museo es su limpia y diáfana claridad, favorecida por el cierre de su espacio central en torno al cual se articulan sus recorridos cronológicos. Ese mismo espacio, que hace posible ámbitos propios de un museo moderno -gran vestíbulo de entrada, sala de actividades, cafetería, tienda y espacios auxiliares- es atravesado por una escalera de nueva planta que permite un cómodo acceso a los diferentes pisos y compartido por dos amplios espacios expositivos que reúnen algunas de las más valiosas piezas de las épocas prerromana y romana. Esta disposición es uno de sus aciertos indiscutibles.

El cuerpo central del museo lo ocupa una exposición articulada cronológicamente bajo el significativo y acertado título de “España, lugar de encuentros culturales”. Todo él es espléndido, pero las salas de prehistoria, protohistoria e Hispania romana me parecen las más logradas museológicamente hablando, a pesar de ser las más difíciles. Quizás por ello se ha puesto más esfuerzo en su explicación y contexto, y el resultado es más llamativo. Las Damas de Elche y Baza, referencias indiscutibles del arte ibérico, han mejorado su ubicación y han ganado en prestancia artística y expositiva, y Livia luce espléndida envuelta en luz y rodeada de lo mejor de la estatuaria romana. Sobresale también  la buena colección de mosaicos, entre los que se encuentra el de las Musas, procedente de la villa de Arellano.  La antigüedad tardía, el mundo medieval y la edad moderna están también bien tratadas, pero un cierto abigarramiento de las piezas le da un aire más convencional y clásico. Y eso que no son pocas las obras maestras que contiene. Las coronas votivas del tesoro de Guarrazar en época visigótica; el bote de Zamora, ejemplo de la perfección técnica y artística en el taller de marfiles de Madinat al-Zahra; o el crucifijo de don Fernando y doña Sancha, una de las más importantes creaciones en marfil de la época románica, son algunos de estos tesoros.

Pero el museo presenta otras novedades. El inicio de la exposición, dedicado a la arqueología y el patrimonio, se abre con una presentación audiovisual, obra de una empresa navarra, Arena Comunicación, dirigida por Pablo Iraburu. El impactante y monumental damero, hecho con las más modernas técnicas audiovisuales, se ha convertido en un icono en sí mismo y es uno de los referentes del museo.

Como ven, sobran razones para la visita. No dejen de ir a verlo cuando puedan. Es una joya.

Diario de Navarra, 17/9/2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s