Bomarzo

Lotto

“Retrato de un gentilhombre” de Lorenzo Lotto, supuesta imagen del duque de Orsini

Acabo de terminar el que tiene visos de ser para mí el libro del verano. Me lo recomendó un amigo, tras intercambiar  sugerencias por medio del wassap del grupo, artificio de gran utilidad manejado en su justa medida. He utilizado para su lectura un libro electrónico, mecanismo al que no acabo de acostumbrarme pese a las indudables ventajas que presenta cuando el tocho, como es el caso, se acerca a las setecientas páginas.

“Bomarzo- señala la reseña del texto-, obra cumbre de Manuel Múgica Laínez, es la recuperación literaria de la vida del genial duque de Orsini, un visionario del renacimiento italiano, reelaboración apasionada, mágica y poética de todo un mundo de príncipes, cardenales, condottieri, bufones, artistas, cortesanos y escritores. Con una magnífica prosa barroca teñida de ironía y de nostalgia, que se presta tanto a las  descripciones plásticas como a las reflexiones intimistas, Mújica Laínez construye un memorable mural manierista que trasciende el marco de la novela histórica para convertirse en crónica lúcida de una civilización. Su lengua pura y refinada, impregnada de cierto perfume arcaizante, traza flamantes descripciones y finos análisis psicológicos.”

El prólogo, obra de Roberto Bolaño, es un ejercicio valorativo de la generación argentina a la que Mújica perteneció y del propio autor. “Dos constantes le acompañaron durante toda su vida de escritor, señala Bolaño. Por un lado, un manejo exquisito del idioma, que es preciso, rico, lleno de variantes, sin caer nunca en el español recargado y castizo. Por otro lado, y esto es posiblemente lo que de verdad importa, una disposición feliz ante el hecho de narrar. Es verdad que nunca asumió riesgos muy grandes y que comparado a los grandes narradores latinoamericanos del siglo XX su obra, de alguna manera, es la obra de un autor menor. Pero ¡qué lujo de autor menor! (…) La vida y aventuras del duque de Orsini, las mil aventuras del duque y sus incontables desgracias y hazañas son el escenario en donde se despliega una escritura, un arte de narrar, que al tiempo que recuerda a los clásicos del siglo XIX, introduce lujos apócrifos del siglo XVI, el siglo del monstruoso y angelical Orsini. A simple vista Bomarzo se asemeja a una novela de resistencia, a una novela de supervivencia, a una novela histórica, a una novela de intriga, a un folletón. Puede que sea, efectivamente, todas esas cosas. Pero también es muchas cosas más: es una novela sobre el arte y es una novela sobre la decadencia, es una novela sobre el lujo de novelar y es una novela sobre la exquisita inutilidad de la novela”.

Yo añadiría al fino análisis de Bolaño que la novela es, sobre todo, la quintaesencia del manierismo: un movimiento que cada vez se alza más nítido entre el renacimiento y el barroco, donde la exquisitez y  el buen gusto están a punto de convertirse en un sublime artificio. Miguel Angel, Vignola o Sansovino; Cellini; Lorenzo Lotto o Bronzino, todos ellos presentes en la novela, son algunos nombres señeros de este movimiento.

La novela es, finalmente, un pozo de erudición en el que Mújica Laínez no se ahoga, sino  que sirve al autor para dotar a la narración de vida, color, autenticidad e intriga. La panoplia desplegada es variopinta y admirable.

Me resulta imposible reproducir algunos de los muchos párrafos excelentes. Me ceñiré solo a algunos ejemplos.

Las páginas dedicadas a narrar el proceso de creación del retrato del duque por Lorenzo Lotto, conocido en la historia del arte como “retrato de un gentilhombre” son extraordinarias. “En momentos en que la opulenta ola gozosa de la pintura veneciana progresaba teatralmente hacia la espuma suprema del Veronés, y se aprestaba a estallar al pie de terrazas de mármol en las que se sucedían los frívolos festines, Lorenzo Lotto seguía siendo, desde aspectos que se relacionan con su introversión sombría, índice de fuegos subterráneos, un solitario del arte, volcado con su congoja perpleja hacia las nieblas interiores de sus modelos, Nos cruzamos en una zona penumbrosa –la de los ansiosos, la de los insatisfechos, la de los incapaces de una confesión plena- y en ella convivimos. Mucho se ha escrito sobre él, sobre el patético sentimiento de la fugacidad del tiempo que planea sobre sus retratos y sobre su frigidez, que resta calor a los desnudos femeninos, mientras que sus inquietantes imágenes viriles son como el reflejo de un secreto doloroso que ocultó a lo largo de su vida torturada, que transcurrió entre discípulos burlones”.

Casi al final del libro, cuando Orsini busca decrépito y descreído, pese a sus defectos físicos, la gloria militar que no pudo encontrar ni en las letras ni en las artes, se enrola en las filas de la cristiandad para combatir en la batalla de Lepanto. Son también memorables las páginas dedicadas a la batalla. “En Lepanto nos aguardaba la escuadra entera del infiel. Don Juan de Austria nos ofreció un espectáculo estupendo, uno de los espectáculos que el Renacimiento prodigaba en los momentos necesarios, con su incomparable sentido de la belleza teatral, algo que nos conmovió hasta la médula, que nos inundó, aun a los coriáceos pecadores escépticos, de radiante fervor místico, porque en el joven caudillo reconocimos no sólo al hijo de la pasión del César, al pequeño Marte esbelto, de largas piernas cinceladas por divinos orífices, perfecto como una joya de Benvenuto, sino también al enviado de Cristo, al elegido que arrancó al papa el grito famoso: Hubo un hombre enviado por Dios que se llamaba Juan”.

Una novela soberbia que supera con creces el valor de lo histórico para adentrarse en la esfera de la gran literatura, ésa que no conoce patria ni tiempo ni condición social.

Ficha técnica: MÚGICA LAÍNEZ, M., Bomarzo, Buenos Aires, 1962

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s