El empleo de los doctores en la empresa

Biblioteca

Vista parcial de la Biblioteca General de la UPNA

El Foro Social y Empresarial del Consejo Social de la Universidad Pública de Navarra fue creado en noviembre de 2010 como un instrumento de asesoramiento al Consejo y de apoyo a la participación de la sociedad en la universidad. Forman parte de él algunos representantes del Consejo Social, del Equipo Rectoral y de la Fundación Universidad-Sociedad, y una veintena de profesionales relevantes provenientes de empresas e instituciones que colaboran con la institución académica, principalmente en los ámbitos del empleo y de la investigación. Este Foro ha venido celebrando sus reuniones con carácter semestral para debatir y proponer fórmulas sobre el modo de aproximar la actividad formativa de la Universidad Pública de Navarra a las necesidades de la sociedad. Los temas abordadados hasta el presente han sido: “Reflexiones y propuestas sobre el modelo educativo de la UPNA”, “Hacia un modelo formativo que potencia las capacidades de los titulados de la UPNA” y“El empleo de los doctores en el mercado laboral no universitario”. En la actualidad nos encontramos en plena reflexión sobre el último tema propuesto “El impulso del emprendimiento”, que concluiremos en junio de este mismo año. Como presidente del Foro, además de agradecer públicamente la entusiasta y desinteresada colaboración que ofrecen todos sus miembros, permítanme que les traslade las principales conclusiones de la reflexión efectuada a lo largo de 2014 sobre “El empleo de los doctores en el mercado laboral no universitario”.

La enseñanza universitaria se articula en varios niveles de creciente dificultad y especialización: el grado, el máster y el doctorado. A éste último se accede tras desarrollar una investigación original, la tesis, -un trabajo que suele durar varios años- que se defiende ante un tribunal público compuesto por especialistas en la materia. Informes recientes señalan que España presenta una tasa de generación de doctores equiparable a la de los países de nuestro entorno. Sin embargo, en nuestro país la tasa de doctores empleados en el sector empresarial es casi la mitad del promedio de los países de la OCDE, que en 2009 se situaba en el 30%. En consecuencia, solo 15 de cada 100 doctores trabajaban en el sector privado en España en ese mismo año.

Esta situación supone una notable brecha en términos de capacidad del sector empresarial para la innovación. El Foro Social y Empresarial considera muy necesario converger en este terreno con los países más avanzados. Por eso propone que se inicien actuaciones que ayuden a que empresa y universidad tomen conciencia del problema. El sector productivo, reconociendo las elevadas capacidades que presentan los doctores para incrementar el potencial de innovación de la empresa, y la Universidad valorando la conveniencia de generar, en una proporción adecuada, tanto doctores que deseen iniciar una carrera investigadora en la universidad como doctores que orienten su interés hacia un desarrollo profesional en la empresa.

Algunas de las recomendaciones enunciadas son las siguientes: una orientación dual de la Escuela de Doctorado de la UPNA; fomento de la participación de las empresas mediante convenio en la definición de determinadas actividades formativas y, donde proceda, en la elección de asuntos para la elaboración de tesis; fomento de la participación de profesionales externos en la formación; creación de espacios de encuentro entre empresas y grupos de investigación; familiarización del doctorando con los objetivos, ritmos, costes y visión transversal de la empresa; incentivación de la formación práctica mediante la presencia del doctorando en la empresa; aumento de la formación en competencias y capacidades operativas; incentivación de una competencia investigadora rigurosa; y difusión del nuevo doctorado entre las empresas.

Las Directrices Generales para las Enseñanzas Oficiales del Doctorado vigentes en la Universidad Pública de Navarra suponen un marco muy apropiado para el desarrollo de las recomendaciones enunciadas, por lo que se dan las condiciones idóneas para avanzar en un proceso del que doctorandos, empresa y sociedad saldrán beneficiados. Qué duda cabe que la creación de un programa de Doctorado Industrial, ensayado ya en alguna Comunidad Autónoma, ayudaría a avanzar en esta línea de trabajo. El Consejo Social entiende que fomentar el empleo de los doctores en el mercado laboral no universitario es un pequeño paso más que se inserta en el objetivo general que rige nuestro trabajo: estrechar la relación entre la Universidad y la sociedad a la que sirve. Confiamos en que, con el esfuerzo de todos, la situación mejore en el inmediato futuro.

Diario de Navarra, 25/4/2015

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s