Viaje de estudios a Grecia. Un adiós desde la distancia. 17 de enero (VIII)

2015-01-17 13.27.58

Javier Torrens, amigo común, me envío el mismo sábado esta imagen en su recuerdo

Me han comunicado la noticia antes de subir al autobús, camino de los monasterios de Meteora. María Victoria Arraiza ha muerto. Aunque sabía de su enfermedad y de su irreversible situación, la noticia me ha impactado grandemente. La conocí hace ocho años, cuando ambos fuimos elegidos parlamentarios forales. Durante siete años hemos trabajado honesta y dignamente, defendiendo ambos los principios en los que creíamos. Muy juntos además, ya que coincidíamos en las comisiones de Asuntos Sociales, Cultura, y Convivencia y Solidaridad Internacional. Si tuviera que definir en tres palabras su personalidad diría que era una mujer valiente, comprometida y libre. Persona de carácter y de principios, su paso por la Cámara y por el PSN-PSOE no ha sido fácil, pero hasta el final conservó su compromiso y su dignidad. En la iglesia de San Esteban, hoy convento de monjas ortodoxas, he encendido una vela en su memoria y le he pedido al Buen Dios que la acoja en su seno, ella que en los últimos veranos, siguiendo el consejo de Jesús, partía hacia Benin para cuidar de los niños, especialmente desfavorecidos en el Tercer Mundo.

2015-01-17 08.58.02

Vista de la Gran Meteora desde el otro lado del barranco

La visita a los monasterios resulta impactante por varios motivos: la singularidad y belleza de las formaciones rocosas; lo insólito de la vida eremítica, aunque sea una práctica existente en buena parte de las religiones; y la dificultad añadida de la edificación en lo alto del peñasco, levantando auténticas poblaciones, como es el caso de la Gran Meteora. El resultado final, incluso hoy que los edificios han sido restaurados, adecentados, modernizados y acercados a la civilización, resulta sorprendente. Una vida suspendida entre la tierra y el cielo, dedicados a la oración y al culto, que van acumulando progresivamente riquezas hasta convertirse con el tiempo en unos emporios de arte y en un Estado dentro de un Estado. Resultan inimaginables las condiciones de vida: aislamiento, soledad, frío, condiciones higíenicas deplorables, todo al servicio del alma, tratando de olvidarse del cuerpo. Pero luego queda la vida real de cada monje a lo largo de los siglos. ¡Cuántas sorpresas nos llevaríamos si las piedras hablaran!

2015-01-17 09.24.26

Vista del osario del monasterio, tan real como tétrico

La Gran Meteora es el digno resto de un esplendoroso pasado. Cinco monjes habitan un espacio en buena parte habilitado para el turismo y gestionado por laicos. Muy interesante la iglesia, con una colección excelente de pintura y mobiliario litúrgico. Excelente también el pequeño museo, con valiosos manuscritos de los primeros siglos medievales y ajuar en sus múltiples facetas.

2015-01-17 10.37.17El ajuar del fogón y la cocina da idea de las condiciones de vida

Interesante también los restos de las instalaciones no restauradas: torre de entrada de enseres y alimentos, cocina, almacenes y osario. ¿Hasta cuándo perdurará el monasterio? No le auguro buen futuro como centro vivo, por más que siga siendo uno de los reclamos turísticos de Grecia. Tras observar desde la carretera algunos otros, llegamos al monasterio de San Esteban, habitado por una numerosa y joven comunidad de monjas. El monasterio es más reciente, de menos interés artístico -aunque la iglesia merezca la pena-, pero todo rezuma vida y actividad. Justo lo que le falta al otro. Las monjas atienden la portería, el museo y las distintas actividades. Y una de ellas, escoba en mano, repasa la rampa de entrada cada vez que un grupo llega al monasterio. El puentecito fijo facilita la visita, pero las vistas hacia el sur son imponentes.

2015-01-17 10.37.32

Paradojas del destino. De la vida eremítica a atractivo turístico. Vista de la larga fila de autobuses en temporada baja

Será discutible esta vida por la que han optado estas mujeres, pero respeto profundamente su opción, siempre que lleve implícito verdad y autenticidad. La felicidad tiene muchos caminos.

2015-01-17 09.07.17Vista de otro de los monasterios plantado en la cima de la roca

El camino de vuelta a Atenas, largo sobre el papel, nos depara sorpresas. La visita a la tienda de iconos y demás quincallería nos permite ejercitar el noble arte de gastar y no poco, dado lo nutrido de los sorteos efectuados tras la partida. Las visas y el buen humor acompañan el viaje.

Recorremos la gran llanura de Tesalia, patria del belicoso Aquiles. Es la primera vez en Grecia que el autobús se aburre en largas rectas acompañadas de una tierra jora y fértil dedicada al cereal y el algodón básicamente.

2015-01-17 15.34.59

El autobús espera la salida de los comensales para realizar el último y largo trayecto de nuestro viaje

La comida, en un restaurante de carretera sin mucho encanto pero cómodo y rápido, nos permite despedirnos oficialmente de Giorgos y Angélica. Gloso brevemente los elementos de un buen viaje: destino, programa, tiempo atmosférico, grupo, chófer y guía.

2015-01-17 19.07.01

El hall del hotel bulle de interés  antes del mitin

Me detengo básicamente en los tres últimos. El grupo ha sido estupendo: solidaridad, camaradería, respeto y puntualidad han sido una tónica sin excepciones. Y tanto los alumnos con sus acompañantes parecían veteranos viajeros. Pondero la labor de Giorgos, moderno San Jorge dotado de su peculiar caballo, un magnífico Mercedes que solo ha fallado un poquito con la temperatura. Pilar, nuestra delegada de clase, le entrega un recuerdo en nombre de todos. La guía es elemento clave en un viaje al extranjero cuando no se conoce la lengua y pretende tener un marcado carácter cultural. Hemos tenido suerte y Angélica ha unido a su profesionalidad su buen trato y su atenta cercanía. Un acierto que ponderamos y agradecemos. Además de una propina, le ofrezco el libro de Javier Reverte “Corazón de Ulises” que nos ha acompañado durante el viaje con una dedicatoria en nombre de todos.

2015-01-17 19.37.52

Vista del mitin. Adivinamos las pantallas y, al fondo, el candidato

La llegada al hotel a una buena hora nos reporta la última novedad del día. Tenemos un mitin importante, dado el número de gente y la aglomeración de coches y taxis. Un candidato del nuevo partido de Papandreu, escindido del PASOK, presenta sus credenciales. No me gustan los escindidos, y menos cuando las cosas pintan mal. Papandreu debería preguntarse por qué él, que consiguió mayoría absoluta en el pasado, tiene ahora una intención de voto que no supera el 10% entre los dos partidos, el viejo y el nuevo. Visto desde fuera parece que el retiro es su opción más lógica. Pero las sagas de los políticos griegos se resisten a morir. Asisto al mitin durante un ratito con la idea de observar el ambiente. Todo me resulta familiar: la entrada triunfal, los besos y abrazos, los alegatos altisonantes y los aplausos buscados. No le auguro mucho éxito. No he visto apenas jóvenes y eso marca tendencia.

2015-01-17 11.14.46Frente a la euforia de los incondicionales, he ahí otra visión bien distinta de los líderes políticos griegos: todos en la cárcel y vestidos de presidiarios

De nuevo con el recuerdo de María Victoria, me acerco hasta la catedral católica de San Dionisio Areopagita, situada en nuestra misma calle. Entro, pero debo salir de inmediato porque cierran la iglesia y la verja. Vaya en todo caso mi último recuerdo para una mujer que amaba la vida, la cultura y la amistad. Descanse en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s