Viaje de estudios a Grecia. Delfos, de Apolo y del Parnaso. 16 de enero (VII)

2015-01-16 08.21.42

Vista desde la habitación del hotel al amanecer

La llegada nocturna a Delfos nos permitió solo intuir el emplazamiento. La empinada carretera dejó el mar Egeo y tras una esforzada subida, incluso par el autobús, nos acercó hasta el hotel Amalia. Tras la cena, dimos un pequeño paseo hasta la iglesia mayor, situada en el centro del pueblo. La calle se adaptaba con dificultad a la orografía y las modestas casas invadían la acera con cierta facilidad. Es jueves de enero y el silencio lo invade todo. Solo una taberna en el centro de la población nos recuerda que estamos en un enclave turístico.

2015-01-16 09.12.10Los Felones delante del tholos del templo de Atenea Pronaios

La iglesia, coqueta en su fachada y muy modernizada en su aspecto, presenta como en otros muchos edificios las banderas nacional y del patriarcado de Constantinopla. Esto nos sorprende en la secularizada España, pero la iglesia ortodoxa siempre ha sido uno de los bastiones de la patria y la identidad helena. No olvidemos que los cinco siglos de colonización otomana no pudieron con la cultura griega y que la iglesia ortodoxa jugó un papel clave en la independencia a comienzos del siglo XIX. Sirva como ejemplo que Tsipras, el lider de Syriza, se declara ateo y ferviente defensor de la separación Iglesia-Estado, pero no tuvo ningún empacho en fotografiarse con el patriarca ortodoxo con motivo de la Pascua navideña.

2015-01-16 09.18.45

Vista del tholos con los primeros riscos del Parnaso al fondo

La visión desde la terraza al amanecer del nuevo día es espectacular. En Grecia, el mar es un horizonte cotidiano y toda montaña cuenta con su mar más o menos próximo. Delfos está en el golfo de Corinto, al final de las barrancadas de la nueva población, nacida por traslado a finales del siglo XIX para permitir la sistemática excavación de la Delfos histórica.

2015-01-16 09.37.08La fuente Castalia brota a los pies del desfiladero

Son las ocho y media de la mañana y ya estamos en el sitio arqueológico, tan espectacular como insólito. ¿Un santuario aquí, colgado de las rocas, sin aparente espacio para fieles y visitantes? Así fue, y desde el siglo VIII a.C. este nido de águilas a los pies del Parnaso se convirtió en el más famoso de los santuarios de la Hélade. Por tierra y mar, griegos de todos los rincones llegaron para consultar el oráculo, bien sea a título particular, bien como colectividad política y social. Una vez más, griegos separados por la guerra y la política, pero unidos por una misma lengua, una cultura y unos dioses que los acogen a todos.

2015-01-16 09.55.53

El ágora de Delfos, a la entrada del recinto

El primer enclave visitado es el templo de Atenea Pronaios, situado fuera del recinto. Su tholos es una imagen típica y tópica de Delfos. La esbeltez de sus columnas levantadas, junto a la calidad del mármol y lo insólito del lugar, hacen del tholos un monumento emblemático.

2015-01-16 10.29.42El tesoro de los Atenienses nos permite apreciar parte del antiguo esplendor

Pero en Delfos tan interesante es lo levantado como lo que está caido. Tambores de columnas, triglifos, capiteles y trozos de entablemento descansan entre arrumbados y dormidos con la cercanía que supone verlos a ras de suelo. Aunque los letreros insisten en no tocar las piezas en griego, inglés y francés, çste último como homenaje a la delegación francesa que excavó el lugar a lo largo de un siglo, no puedo menos que pasar mi mano y sentir la calidez de una piedra dotada de tanta belleza. ¡De mármol!, subido a lomos de burro o carreta desde el Pentélico o alguna de las islas griegas. Trabajado, levantado y ornado en honor de una diosa que vio levantar ininterrumpidamente templos en su honor a lo largo de varios siglos.

2015-01-16 10.37.23

Abajo, la stoa de los Atenienses; encima, el templo de Apolo

Subiendo hacia el recinto, al pie de la actual carretera, sigue manando una fuente modesta, la fuente Castalia, a la que se encomendaba la purificación previa de atletas, fieles y pitia. Una vez más, como en casi todas las culturas, el agua como fuente de purificación y nueva vida. No nos resistimos al rito y el agua, ni tan fría ni tan celestial como quisiéramos, humedece la boca en una mañana que se promete fecunda.

2015-01-16 10.39.11Pocas veces un profesor ha estado tan cerca de un capitel jónico

La entrada al recinto inicia un ascenso procesional en el que arte, religión, competencia y buen gusto se dan la mano: primero el ágora, después los tesoros, en especial el de los atenienses que, reconstruido, nos permite apreciar levemente el esplendor de antaño. Junto a él, el bouleuterion o cámara del Consejo. La vía sacra continúa con la stoa de los atenienses y el templo de Apolo, un edificio imponente en un marco difícil por su emplazamiento. La visita culmina con el teatro, donde en honor a Apolo se desata la pasión poética y musical. Nuestro coro polifónico entona unas armonías melodiosas y la pareja jotera deja recuerdo de nuestro folklore.

2015-01-16 11.15.46

Nuestra pareja mixta de joteros en plena actuación en el teatro

Pero si bello es el enclave, no le va a la zaga el museo. Hermoso el continente y especialmente espléndido el contenido. Las salas, bien diseñadas y excelentes de luz, recogen los fondos aparecidos a lo largo de más de 100 años de excavaciones.

2015-01-16 11.22.17Hermosa vista de conjunto en el descenso hacia el museo

Cualquiera de sus piezas haría las delicias de un museo de mérito, pero hay algunas que están recogidas en todas las historias del arte: los gemelos de Argos, kuroi paradigmáticos; la esfinge, el kilix y ¡cómo no!, el auriga, tantas veces explicado, sentido y alabado. Con la ventaja adicional de ver el resto de los elementos de la cuadriga, situados en la vitrina de al lado. Por una vez la fortuna sonrió y la pieza principal es la que apareció en mejores condiciones. La serena belleza del joven sigue iluminando el paso del siglo VI al V y constituye un pórtico inigualable para el despliegue técnico y artístico que supondrá la época clásica.

2015-01-16 12.25.55

Los gemelos de Argos, unos kuroi de libro

El camino de la montaña que conduce al Parnaso tiene hoy nuevos peregrinos: los esquiadores, que pretenden descednder sus recias laderas cubiertas de nieve. De eso viven algunos de los pueblos que atravesamos.

2015-01-16 13.01.36

Vista parcial del bellísimo Auriga de Delfos

Tras una copiosa comida, gustosa y rápida, iniciamos de nuevo la ruta atravesando la región de Sterea Ellada, dejando el Parnaso a nuestras espaldas para buscar la llanura y el mar en las Termópilas. Daniel Francés nos ilustra con un texto sobre la célebre batalla. ¡Lástima que los cambios geológicos y orográficos nos impidan disfrutar del desfiladero e imaginarnos a Leónidas y sus 300 espartanos en pleno esfuerzo! Como compensación, un monumento algo anodino recuerda la hazaña.

2015-01-16 13.00.29

Imagen poco frecuente del resto de elementos del conjunto

La entrada en Tesalia nos permite disfrutar de una mejor carretera, una llanuar que se extiende sobre el horizonte y algunos textos que nos ilustran el cambio de era.

2015-01-16 15.00.16

Un merecido descanso en el restaurante, camino de las Termópilas

Leo un capítulo de Lacarriere sobre la interpretación de lo griego y la impresión de las Meteoras en el autor en la década de los sesenta. Junto a ello, una introducción nos permite a Angélica y a mí plantear un breve recorrido sobre la Grecia medieval, la Grecia bizantina y la Grecia ortodoxa, tan desconocido.

2015-01-16 16.43.31

Monumento en recuerdo de las Termópilas

2015-01-16 11.32.11Pese a ser enero, el almendro comienza a florecer en Delfos ¡Ojalá sea un buen augurio del porvenir de la actual Grecia!

Son las siete y media de la tarde cuando llegamos al hotel Amalia, en las afueras de Kalampaca. A cenar y a la cama, que el día ha sido intenso. Termino las notas a las once y cuarto. El cansancio y la satisfaccción se acumulan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s