Libros sobre Navarra, también en Navidad

 

Navarra es una  Comunidad con un pasado relativamente bien conocido. La pionera labor de la Institución Príncipe de Viana, a la que se unieron posteriormente los investigadores universitarios que trabajan en Navarra o fuera de ella, ha dado como fruto fecundo un conocimiento global de su historia que abarca, ahora ya sí, desde las etapas prehistóricas a nuestros días. Una historia, además, vista desde múltiples puntos de vista y perteneciente a escuelas historiográficas plurales que ha enriquecido notablemente la visión global de la misma. Lo mismo cabe decir del arte, aunque en este caso la preeminencia de la escuela vinculada a la Universidad de Navarra no admite discusión. A eso hay que añadir que en los últimos años se ha consolidado una tendencia que merece ser subrayada. Los textos ya no son editados únicamente por instituciones públicas, sino que la iniciativa privada, en forma de editoriales regionales o nacionales, participa activamente, pese a que la crisis ha hecho mella en algunas.

Son muchas las novedades aparecidas a lo largo de 2014, especialmente en estas fechas navideñas tan propicias a la presentación de trabajos locales. Pero dado el espacio disponible, les voy a recomendar dos, que me parecen especialmente relevantes.

Floristán

La primera, aparecida en la editorial Akal, es obra de Alfredo Floristán Imízcoz y se titula “El reino de Navarra y la conformación política de España (1512-1841). En él, el profesor Floristán, catedrático de historia moderna de la Universidad de Alcalá y probablemente nuestro mejor especialista en ese periodo histórico, realiza un pormenorizado estudio que nos lleva desde los fundamentos del nuevo reino en 1512 a la agonía y metamorfosis del mismo en el último tercio del siglo XIX. El libro es el fruto maduro de un especialista que no se limita a contar los hechos, sino que los contextualiza, los inserta y los interpreta. Si esto es válido para todo el cuerpo del libro es especialmente evidente para la presentación, sagaz y sugestiva, y para el epílogo, donde expone su ponderada visión de la herencia recibida y su repercusión en la Navarra actual. Sus últimas líneas no pueden ser más actuales: “Esta pluralidad de visiones en competencia dentro de Navarra ha sido una constante, por lo que no deben sorprendernos las divergencias y las polémicas actuales. Son parte de nuestra rica y plural herencia histórica”. El libro constituye, a mi juicio, la síntesis más cabal de un periodo del que ya conocemos los trazos fundamentales de su historia.

Barroco

Aunque en Navarra tenemos manifestaciones artísticas de desigual valor desde la prehistoria hasta nuestros días, hay cuatro estilos artísticos que sitúan al territorio en la historia del arte propiamente dicho: románico, gótico, renacimiento y barroco. Bajo el fecundo y planificado magisterio de Mª Concepción García Gaínza, una serie de investigadores ha ido abordando en sus tesis doctorales en los últimos lustros distintos aspectos del barroco navarro. José Javier Azanza estudió la arquitectura religiosa, Ricardo Fernández Gracia los retablos, y Pilar Andueza la arquitectura señorial del siglo XVIII. Nada más lógico, en consecuencia, que estos mismos autores, más la maestra de todos ellos, Mª Concepción García Gainza, abordaran una síntesis de conjunto. Esto es lo que pretende “El arte del barroco en Navarra”, editado por el Gobierno de Navarra y presentado en los días previos a la Navidad. El objetivo está alcanzado con creces: un síntesis ordenada, madura, documentada, ejecutada en un estilo coral por quienes son los máximos especialistas en el periodo. Si a eso se le suma la buena selección de fotografías y la cuidada edición, especialmente necesarias en un estilo que los autores definen como “un arte para los sentidos”, el libro se convierte en un acierto pleno que permite reivindicar legítimamente al barroco como uno de nuestros estilos más definitorios.

Pero me permito apuntar que, en materia de historia del arte, tenemos en Navarra una asignatura pendiente. Entre las publicaciones editadas por el Gobierno de Navarra hay una colección que pretende abordar síntesis divulgativas de los más diversos ámbitos. Así han nacido los textos dedicados a la literatura, la historia, la geografía o la etnografía. ¿Para cuándo uno dedicado al arte, que permita hacernos una idea cabal de la trayectoria artística navarra a lo largo de los siglos? Si además, este encargo se completa con un texto divulgativo para escolares, bien sea en la colección Chipi-Txapa del departamento de Educación o en cualquier ámbito de Cultura, miel sobre hojuelas. No olvidemos, como nos recuerda Ricardo Fernández Gracia, coordinador de la obra, en las primeras páginas del texto citando a Ovidio que “no se desea lo que no se conoce”. Y en materia de arte, en Navarra tenemos mucho y bueno que saborear. Aprovechen estos estos días, porque los dos libros, cada uno en su ámbito, son un festin navideño.

Diario de Navarra, 27/12/2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s