Viaje a Polonia. Varsovia, una ciudad por descubrir (II)

 

2014-10-07 09.10.21Palacio de la Cultura y de la Ciencia

Hay tópicos que a veces, de tanto repetirlos, se convierten casi en verdad. ¿Varsovia?, es una ciudad que carece de interés, toda está reconstruido. Lo segundo es verdad, pero difícilmente se puede sostener lo primero.

Esta frase dominaba mi impresión de la ciudad al llegar ayer y comenzar la visita de hoy. Tampoco la tenía despejada del todo tras la lectura de la guía de Polonia. Hoy, después de visitarla  fugazmente a lo largo de la mañana, mi impresión no es la misma. A ello ha contribuido, y no poco, la hermosa mañana que hemos disfrutado y la guía, una joven y eficaz profesional que en un perfecto castellano, nos ha paseado por el pasado y el presente de la ciudad.

 

2014-10-07 09.39.28

Monumento a Chopin, el músico polaco por excelencia

Bien desayunados, iniciamos nuestra visita panorámica de Varsovia. Evidentemente, una mañana es muy poco y apenas podremos disfrutar de lo más importante. Así nos lo ratifican un matrimonio de jubilados de Baleares, que tienen intención de dedicar tres días a visitar la ciudad y sus alrededores.

Comenzamos la visita por el recorrido de la ciudad nueva, nacida a partir del siglo XV y reconstruida tras la II Guerra Mundial, tras la destrucción del 50% de los edificios. Estamos en el barrio moderno y de oficinas, poblado por numerosos rascacielos, clónicos con los de cualquier ciudad cosmopolita. Entre ellos se resiste a perder su supremacía el Palacio de la Cultura y de la Ciencia, la gran mole símbolo de la época comunista. En esta zona, el proceso de modernización es evidente, sin apenas diferencias con otras importantes ciudades europeas. Pero la ciudad nuevo reune otros encantos que es preciso descubrir. No es el menor la masa arbórea y los parques y jardines que la pueblan. El comienzo del otoño, con los hojas a punto de cambiar de color y caer, le añade un encanto adicional al paisaje. El proceso de reconstrucción de barrios enteros, algunos levantados ex novo y otros rehechos según moldes y modelos antiguos, no carece de interés: iglesias, palacios, urbanismo global -como la ruta real- y edfiicios oficiales salen a nuestro encuentro con sorpresas por doquier: los monumentos a Chopin, Copérnico, Mickiewicz, las embajadas, los palacios, la universidad, entre otros, le prestan un empaque de ciudad importante, aunque ninguno figure en la historia de la arquitectura o de la escultura.

2014-10-07 10.45.48Monumento a los héroes del gueto. Al fondo, el nuevo museo de los judíos polacos

Visitar el gueto judío es entrar en otra dimensión del hombre. Las creencias, la solidaridad, lo peor y lo mejor de la raza humana se unen para explicar lo inexplicable: que unos pueblos vecinos, en este caso los nazis, sean capaces de las mayores atrocidades en nombre de la razón y una pretendida superioridad. La historia del gueto es la crónica del horror, el sufrimiento y la solidaridad, y algunos elementos recuerdan hoy en día la masacre: el monumento Umschlagplatz, antiguo apeadero del tren que llevó a Treblinka, el campo de exterminio, a unos 300.000 judíos. Entre el monumento a los héroes del gueto y el anterior discurre el Sendero del Martirio Judío y la Resistencia, señalizado con 16 bloques de granito con inscripciones en polaco, yidish -la lengua de los judíos polacos- y hebreo. Al lado, se acaba de levantar un museo, hermoso en su estructura formal externa, dedicado a la historia de los judíos polacos.

2014-10-07 10.59.29María Luisa dialoga con un polaco ilustre

La última parte de la mañana la hemos dedicado a la ciudad vieja, literalmente levantada de la nada, tras su destrucción en más del 95%, tras la insurrección de 1943. Desde la plaza de entrada a la ciudad, auténtico corazón de la ciudad, con vistas al Vístula, los puentes y el nuevo estadio nacional, moderno y polifacético centro deportivo con sus mástiles desplegados, el castillo real y la columnata de Segismundo, abren una sucesión de edificios de interés que han merecido el título de Patrimonio de la Humanidad: la catedral, la iglesia jesuítica, la iglesia de San Martín y la plaza del mercado son ejemplos de fieles y acertadas reconstrucciones todavía inconclusas. La comida en un restaurante de la propia plaza ha cerrrado una mañana inolvidable.

2014-10-07 14.06.42

La plaza mayor de Varsovia, reconstruida y reluciente. Una parte del grupo sale del restaurante

La tarde ha sido viajera. De varsovia a Cracovia, los 370 kilómetros de una carretera recta y llana como la palma de la mano, a ratos autovía y en otros buena carretera nacional, nos permiten descubrir la Polonia rural: agricultura de buen nivel pero en recesión y los trazos de un país que ha progresado a pasos agigantados. Caida la tarde, hemos llegado a Carcovia, en las ricas y turísticas tierras del sur. Aquí la piedra y la historia política y espiritual se hacen presentes por doquier. En los dos próximos días lo comprobaremos.

2014-10-07 14.06.08-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s