Lo menos malo, nuevas elecciones

ParlamentoEl plural y fragmentado arco político navarro

En mis 35 años de vida política de ida y vuelta, he conocido de todo. Pero el guirigay en el que ahora nos encontramos, a pocos días de haber dejado la presidencia del partido y a pocas semanas de dejar el parlamento, no me lo esperaba.

Puedo darles a los lectores del blog una primicia: lo sucedido no era, ni mucho menos, el desenlace lógico de una trama urdida en la sombra en la que el PSN estaba trabajando desde hace tiempo. Comí con Roberto Jiménez mano a mano el día que Idoia Nieves comparecía en el Parlamento. La conversación no giró en torno a este tema, sino a otros como la conferencia política que el PSN estaba preparando, mis primeras impresiones del trabajo en el Consejo Social y otras cuestiones de actualidad. Es más, me despedí de Roberto Jiménez diciendo: a ver que dice Idoia Nieves esta tarde en el Parlamento. Prueba de que el secretario general no esperaba lo dicho es que no estuvo presente en la comparecencia parlamentaria.

Mientras redacto estas líneas, tengo sobre la mesa la transcripción de las declaraciones de Idoia Nieves. Son de tal gravedad que me sorprende que no hubiera una dimisión inmediata de la vicepresidenta del Gobierno, Lourdes Goicoechea, de la que tengo una buena opinión personal. Tal vez la estrecha relación de amistad personal que le une a Yolanda Barcina les ha impedido a ambas apreciar la trascendencia de lo sucedido.

A partir de ahí,  se ha desatado un vendaval que no tiene otra salida posible que la convocatoria de nuevas elecciones. ¿Es lo deseable? Tal vez no, pero en las actuales circunstancias, considero que es lo menos malo.

Lo primero, la comisión de investigación. Es verdad que 15 días es un plazo muy corto, pero si se acotan bien los términos y se eligen adecuadamente a los comparecientes, el posible que se esclarezca adecuadamente lo sucedido. A partir de ahí, se abren tres escenarios posibles: que no se acrediten las acusaciones de Idoia Nieves, en cuyo caso habrá que pedir perdón y continuar la actividad. Que se acrediten y la presidenta tenga la sensatez de convocar elecciones por el bien de la Comunidad. O que finalmente, acreditadas las acusaciones, el PSN-PSOE se vea obligado a presentar una moción de censura, con la estricta finalidad de convocar nuevas elecciones. El episodio Bildu, si quedan claros los términos de la moción y los objetivos de la misma, no será otra cosa que táctica política y electoral, y carnaza, mucha carnaza para determinados medios regionales y nacionales.

No me corresponde ya a mí diseñar la estrategia, que es cosa de la Comisión Ejecutiva Regional de mi partido. Pero sí puedo y debo señalar un par de cosas: la primera, debe darse prioridad a un correcto funcionamiento de la Comisión de Investigación y no hacerse trampas en el solitario. La segunda, es preciso una eficaz labor pedagógica para convencer a la ciudadanía que la pretensión no es otra que dar la voz a esta misma ciudadanía. No sabemos quién gobernará Navarra tras las elecciones, lo que sí sabemos es que el gobierno será compartido y fruto de una ardua negociación. Y los que lo conformen, estarán porque a sus grupos parlamentarios los habrán elegido los ciudadanos. Y aún añadiría una tercera cosa: no cerremos ninguna puerta a cal y canto, no vaya a ser que el resultado electoral nos depare más de una sorpresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s