Serrat y Viana

Viana es una ciudad con un patrimonio histórico-artístico difícilmente igualable y una nómina de personajes ilustres que abarca a escritores como Juan de Amiax y Francisco Navarro Villoslada; innumerables clérigos, entre los que se cuentan tres arzobispos de sedes tan significativas como Méjico, Zaragoza y Santiago de Compostela; artistas como el escultor Juan Bautista de Suso; o historiadores como Francisco Alesón. A esta nómina de hijos ilustres, a la que cabe añadir César Borgia, que aquí reposa tras una vida tan corta como intensa, la crónica local añadirá en el futuro uno más, Joan Manuel Serrat, “de Viana y catalán”, como él mismo se definió en el concierto celebrado el pasado día 9 de agosto en la plaza del Coso de su pueblo de adopción.

¿Y quién escribirá y glosará la relación entre Serrat y Viana? Afortunadamente, no le faltan a la ciudad  cronistas de mérito para dar a conocer su historia, su vida y sus costumbres. Uno se fue, pero quedan dos en ejercicio. Nadie la ha descrito tan hermosamente como Pablo Antoñana: “Esta titulada ciudad, pueblo muerto, fosilizado barco de piedra con su popa, su proa y dos altos palos vigías dedicados a la mayor honra de Santa María y del apóstol Pedro”. Nadie la conoce mejor que Juan Cruz Labeaga, que la estudió con detenimiento y la divulgó en un libro de la colección Panorama “Viana”, que les recomiendo vivamente. Y nadie la absorbe, disfruta y vive con más fruición que Félix Cariñanos, que le dedica horas, cariño, fotos,  jotas y escritos varios para completar esta trilogía de lujo.

Aunque el idilio entre Serrat y Viana viene de lejos, tras un larguísimo noviazgo, los esponsales se oficializaron a la vieja usanza: vestidos él y la ciudad con sus mejores galas, con música, escenario de lujo y en presencia de todo el pueblo. Hasta la noche quiso unirse al espectáculo esplendente. Bajo la bóveda celeste, con miles de estrellas sobre nuestras cabezas y la Vía Láctea asomada al alcor en el que se asienta la ciudad fundada por Sancho el Fuerte, ambos se declararon su mutuo amor, recordaron sus primeros encuentros, bromearon sobre sus respectivos achaques, recordaron a los suyos y se fundieron en un hermoso diálogo. Y en esta fiesta de vecinos de Viana, que eso fue la velada en palabras del propio Juanito, cada uno dio lo mejor de sí: unos sus aplausos y otro sus canciones. Un recital generoso, bien articulado y llevado con mano maestra por un hombre acostumbrado a dialogar con el público, que fue mucho más que un concierto al uso.

Para muchos de los presentes, entre los que me encuentro, Serrat ha formado parte de nuestras vivencias más íntimas. Asistí con mi novia entonces, mi mujer hoy, al concierto del año 1979 en el antiguo convento de San Francisco, nos ha acompañado en viajes y veladas innumerables a lo largo de los años, y nos reencontramos con él, ya más maduros todos, en esta noche mágica vianesa. Pero aunque todo pasa, ¿cómo no emocionarse ante melodías y palabras que significan tanto para cada uno de nosotros como Palabras de amor, Para la libertad, Cantares, Pequeñas cosas, La saeta, Nanas de la cebolla o Mediterráneo? Fue un concierto multitudinario, pero a la vez íntimo y familiar, porque las canciones de Serrat no las interpreta sólo él, son canciones corales que las hemos hecho nuestras y que él las canta para cada uno de nosotros. Y todas tienen para quien las escucha una historia que rememorar.

Esta pequeña crónica sentimental no puede terminar sin recordar cuatro razones más que hicieron redondo el recital. El fin del mismo, a beneficio de la residencia de ancianos de Viana; la presencia de Ricard Miralles, el pianista que le acompaña, todo un lujo en sí mismo; el coprotagonismo de la banda de música de Viana, numerosa, valiente y entonada desde el pasodoble inicial hasta el bis con el que se cerró el espectáculo; y el esfuerzo de todos los que hicieron posible esa noche mágica. Una velada que permanecerá en la memoria de la ciudad y de cuantos la disfrutamos.

Diario de Navarra, 22/82013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s