Museo Diocesano de Zaragoza

Vista de una de las salas del museo

España es un país con una riqueza cultural y artística extraordinaria. Sin duda, ocupa un puesto de privilegio entre los países europeos, alzándose al podio en dura pugna junto a Italia y Francia. Este patrimonio incluye todas las épocas, estilos y ámbitos, eso sí, irregularmente repartidos por todas las regiones.

Nuestro país ha vivido en los últimos cuarenta años, coincidentes con la etapa democrática, una cierta euforia en materia de conservación del patrimonio. La renovación urbana de los cascos históricos, la reutilización de palacios y otros edificios para nuevos usos ciudadanos, la restauración de catedrales e iglesias, y la puesta al día de museos civiles y religiosos es un programa que se ha repetido miméticamente en casi todas las comunidades autónomas. El balance es globalmente satisfactorio, aunque no falten en todas las regiones ejemplos de incuria, intervenciones inadecuadas y desatinos varios que, afortunadamente, constituyen la excepción y no la regla.

Los museos diocesanos, último grupo en unirse a esta renovación, suelen reunir en entornos próximos a los conjuntos catedralicios de las respectivas diócesis, un conjunto de piezas, básicamente escultura, pintura, orfebrería y ajuar litúrgico, relacionadas con el culto. Suelen acumular material muy variopinto, aumentado en las últimas décadas con las piezas procedentes de las iglesias cerradas como consecuencia de la emigración y del progresivo envejecimiento de las poblaciones. De ahí que, pese a la importancia cualitativa de sus piezas, en muchos casos eran poco más que almacenes más o menos ordenados, poco sugestivos y escasamente visitados.

A este modelo respondían los museos diocesanos de Pamplona, Tudela, Jaca, Zaragoza o Barbastro-Monzón, por citar algunos relativamente próximos del Valle del Ebro. Todos ellos han sido objeto de intervenciones importantes, habiéndonos hecho eco en años anteriores de los de Jaca y Pamplona. En esta misma línea, permítanme que les recomiende vivamente una visita al Museo Diocesano de Zaragoza, inaugurado hace ahora dos años. Cuatro aspectos merecen destacarse: la ubicación, la arquitectura, la colección y el proyecto museográfico.

El museo está ubicado en el palacio arzobispal, que tiene su origen en el torreón de la muralla entregado por Alfonso el Batallador a don Pedro de Librana, una vez tomada la ciudad de Zaragoza en 1118. Con la Seo enfrente y el Ebro y el puente de piedra a sus espaldas, se encuentra en el corazón de la ciudad.

El edificio que lo alberga resume en buena medida el recorrido histórico-artístico de la ciudad. En el siglo XIV se eleva la diócesis al rango de metropolitana y se convierte en residencia de la familia real. En el XVI, don Hernando de Aragón, nieto de Fernando el Católico, amplía y reforma el palacio, construyendo a la vez la nueva capilla palatina. Y  en el XVIII se construye la fachada neoclásica y la escalera imperial. Todo ello es hoy más fácil de apreciar con la restauración de las estancias, uno de sus logros.

La colección es espléndida. Destacan las salas dedicadas a la escultura medieval, los grandes maestros de la pintura gótica aragonesa, las obras de Damián Forment, las excelentes piezas de orfebrería, los tapices flamencos diseñados por Rafael, y la galería de retratos de los arzobispos, incluido un Goya.

El proyecto museográfico tiene indudables aciertos y actuaciones discutibles. Entre los primeros, no olvidemos que es un museo religioso, algunas reconstrucciones históricas, la cuidada selección de piezas y los espectaculares  audiovisuales. Entre las segundas,  los metacrilatos que pretenden ofrecer la reconstrucción de una procesión eucarística en torno a la magnífica Custodia del Pelícano.

Como ven, Zaragoza es mucho más que el Pilar y la Seo. Él Museo Diocesano es una razón más para visitar una ciudad que siempre la tenemos a mano.

Diario de Navarra, 25/7/2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s