Una ley de mecenazgo

El Pleno del Parlamento de Navarra, a propuesta del Grupo Parlamentario Socialista, ha aprobado una resolución por la que se insta al Gobierno de Navarra a “presentar en la Cámara, antes del 1 de junio de 2013, una Ley Foral de Mecenazgo Cultural”. La resolución aprobada incluye un segundo punto en el que se precisa que dicha ley tendrá en cuenta las “especificidades de la Comunidad y, en consecuencia, deberá regular no solo el mecenazgo vinculado con la gran empresa o el gran evento, sino también el relacionado con la pequeña y mediana empresa o los particulares a través del micromecenazgo o las fórmulas que se juzguen más oportunas para alcanzar el objetivo propuesto”. En la exposición de motivos, la resolución impulsada por el G.P. Socialistas de Navarra alude al “descenso presupuestario” en materia de cultura, a la “demanda unánime de cambios” procedente del sector y al retraso experimentado en la tramitación de la Ley nacional de Mecenazgo para, obviando la resolución aprobada el 6 de marzo de 2012, solicitar el anticipo de la Ley Foral llamada a regular esta cuestión.

A continuación se reproduce íntegramente la exposición de motivos de la moción socialista: Navarra dispone de un rico patrimonio cultural, fruto de su dilatada historia. Desde 1940 hasta 1984, el cuidado y el impulso de la cultura estuvo vinculado a la Institución Príncipe de Viana que, sobre todo en el ámbito del patrimonio artístico, realizó una encomiable labor. A partir de 1984, con la creación de la dirección general de Cultura, el viejo modelo centrado básicamente en el patrimonio dio paso progresivamente a un programa más amplio con presencia cada vez mayor del ámbito de los museos, los archivos y las bibliotecas, y una eclosión de la acción cultural, concretada en programas tan conocidos como la red de casas de cultura, los programas propios, las convocatorias a terceros, los convenios o las ayudas a los creadores. Esta tarea, aún con diferencias significativas, fue llevada a cabo por gobiernos de distinto color político, con una aportación por parte de la oposición que complementaba las aportaciones finales, por lo que el presupuesto de Cultura fue aumentando progresivamente, tanto en porcentaje como en cifras globales. Este camino ascendente, que conoció su momento álgido en 2008, ha experimentado en los años siguientes un descenso significativo, que a partir de 2011 resulta especialmente acusado. Unas cifras resumen esta penosa realidad. El anteproyecto de presupuesto para 2013, presentado por el Gobierno de Navarra y rechazado por la Cámara, recogía la cantidad de 24,9 millones de euros para Cultura, el 0,73% del presupuesto de Navarra. Baste recordar que el presupuesto de 2000 suponía el 1,5% y el de 1990, el 0,92%, lo que sitúa la cifra actual en niveles de los primeros años de la década de los ochenta. Paralela a esta evolución presupuestaria y como consecuencia del influjo de los países más avanzados en materia de cultura, la legislación española y navarra recogieron el concepto de mecenazgo. Así lo hace la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985 que define el mecenazgo como “los donativos, donaciones y aportaciones realizadas a favor de las entidades recogidas en la ley”. La legislación navarra recoge igualmente dicho concepto en la Ley Foral 14/2005 del Patrimonio Cultural de Navarra, cuyos artículos 87, 88, 89 y 90 los dedica a enumerar los principios generales, sin que haya habido desarrollo legislativo posterior. La necesidad de acometer cambios es un clamor unánime en el sector. Así lo entendió el actual partido gobernante en España, que fijó como objetivo preferente de actuación en materia de cultura la remisión a las Cortes, antes del 31 de diciembre, de una Ley de Mecenazgo Cultural que, en declaraciones de sus responsables, se retrasará considerablemente. Teniendo presente la inicial previsión, los grupos parlamentarios de UPN y PSN presentaron una enmienda de sustitución a la moción del PP, debatida en el Pleno de la Cámara el 6 de marzo de 2012, en la que se instaba al Gobierno de Navarra a elaborar, en el plazo de seis meses, una norma específica que regulara de manera integral el mecenazgo cultural, sustituyéndola por otra que decía literalmente lo siguiente: “El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra a que, transcurrido un plazo máximo de tres meses desde la aprobación por las Cortes Generales de la Ley de Mecenazgo, remita a esta Cámara una proposición de ley que regule esta cuestión en nuestra Comunidad”.

Si lo deseas, puedes seguir el debate, que constituyó el punto 16 del Pleno del día 14 de marzo de 2013, en la siguiente dirección: http://www.parlamentodenavarra.es/47/section.aspx/viewvideo/4706

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s