El legado Casa de Alba

Somos ciudadanos de un país democrático, aunque esté poblado de incertidumbres y lleno de problemas. Desde esta ciudadanía, plena para unos e incompleta para otros, y en todo caso conquistada recientemente si la medimos en tiempo histórico, nuestra sociedad contempla como una antigualla estamentos en otras épocas todopoderosos. Si hasta la monarquía está hoy en cuestión, y eso que el 23F la legitimó a los ojos de muchos españoles, qué no decir de  la nobleza, hoy sin más relevancia aparente que la que le otorgan los ecos de sociedad, y en el pasado dueña de vidas y haciendas. Y si de nobleza se trata, en nuestro país hay un número uno indiscutible: la Casa de Alba, resultado de la conjunción de ramas distintas, fruto de matrimonios y herencias varias, encarnada hoy en la pintoresca, libre y un punto atrabiliaria figura de doña Cayetana, la actual duquesa. Navarra también aportó su granito de arena en tierras, propiedades y títulos a la grandeza de esta casa, ya que Brianda de Beaumont, quinta condesa de Lerín, casó en 1565 con Diego Álvarez de Toledo y, en consecuencia, su hijo Antonio se convirtió en quinto duque de Alba y sexto conde de Lerín. Todavía hoy contemplo casi a diario desde mi casa en Oteiza el palacio renacentista de Baigorri, hermoso edificio  levantado en un cortado sobre el Ega, y convertido en una penosa y acusadora ruina.

En línea con el mecenazgo ejercido históricamente por una parte de la nobleza, sus descendientes, sensibles al arte y a la historia, y conscientes del valor cultural de su patrimonio, han iniciado un camino de evidente interés para ellos mismos y para la sociedad. Para ellos, en la medida en que constituye una vía de legitimación social; y para la sociedad, dado que ponen a disposición y disfrute de la ciudadanía elementos artísticos que han permanecido ocultos durante siglos. Este es el caso de la Casa de Alba y de su fundación, origen de la exposición que paso brevemente a comentarles y que les recomiendo vivamente. Bienvenidas sean, por tanto, estas iniciativas que, en Navarra y en el conjunto de España, nos han permitido acercarnos en los últimos años a patrimonios familiares de primer nivel, vedados hasta ahora a todos nosotros.

El legado de los Alba representa en grado máximo esta línea de trabajo. La exposición se articula en tres capítulos, que se complementan e interrelacionan. El primero, centrado en la relación de la Casa de Alba con la historia de España a través de los siglos; el segundo, dedicado a la labor de la familia como mecenas; y el tercero, ocupado en mostrar las piezas más curiosas de la familia, fruto de sus relaciones personales y familiares.

Consecuencia de todo ello, la exposición es disforme y variopinta, pero alberga, además de elementos llamativos e inusuales, que harán las delicias del público en general, verdaderas obras maestras que constituyen ocasión única de disfrutarlas. Señalo por su importancia la Virgen de la granada de Fra Angélico, excepcional por su calidad y estado de conservación; la duquesa de Alba de blanco, de Goya, un extraordinario retrato cortesano; y dos paisajes de José de Ribera, singulares por su paleta colorista y su destreza compositiva.

La exposición está ubicada en el antiguo Palacio de Comunicaciones de la plaza de Cibeles, uno de los edificios más representativos del Madrid de principios del siglo XX. Fruto de la euforia y megalomanía que nuestro país vivió en la década pasada, las autoridades madrileñas decidieron abandonar el sobrio y elegante edificio de la Casa de la Villa que albergaba el ayuntamiento, y sustituirlo por éste mediante una rehabilitación tan cara como prescindible. De nuevo la legitimación necesaria les llevó a crear el   CentroCentro Cibeles de Cultura y Ciudadanía, que acoge la citada muestra.

He aquí dos ejemplos de la utilización del arte al servicio del poder. Con la ventaja añadida, en este caso, de disfrutar hasta el 31 de marzo de una ocasión doblemente única, por su calidad y su procedencia.

Diario de Navarra, 7/3/2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s