Entre la corte y la aldea

La contraposición entre la ciudad y el campo, con sus ventajas e inconvenientes respectivos, ha nutrido la reflexión de no pocos pensadores y ensayistas. Uno de los más conocidos es el renacentista Fray Antonio de Guevara, autor de la obra “Menosprecio de corte y alabanza de aldea”, al que tomo prestado el título para encabezar esta colaboración. Por obligación y devoción, tengo la costumbre de leer atentamente la prensa regional. Me interesan especialmente las secciones de política, opinión y cultura, y suele ser habitual que recorte noticias, entrevistas y reportajes vinculados preferentemente a estos temas. Hace ya unos años tuve la ocasión de leer una larga entrevista con Salvador Estébanez, recién nombrado Delegado del Gobierno de Navarra en Madrid. Me interesó mucho, no sólo por tener trayectorias vitales de una cierta  similitud, sino sobre todo por la sensatez y buen juicio que desprendían sus reflexiones.

Aunque a lo largo de los siete años que lleva en el cargo apenas he intercambiado poco más que saludos protocolarios con él, he seguido atentamente su trayectoria y no me sorprendió verlo en la quiniela de posibles consejeros tras la últimas elecciones. Creo que ha realizado una labor excelente y que ha conseguido con muy modestos medios humanos y materiales el objetivo que pretendía: que Navarra fuera más conocida para que fuera más querida. Y todo ello, sin alharacas, arengas foraleras ni apelaciones a las esencias patrias, que tanto han caracterizado a los  llamados “navarros en Madrid”.

Salvador Estébanez dejará el cargo en los próximos meses ya que, como consecuencia de una indefinida política de recorte de la estructura orgánica del gobierno, se suprime la delegación. En la excelente entrevista que María Antonia Estévez le realiza y que publicó este medio el domingo pasado, el todavía delegado, a modo de balance,  desgrana sus maduras reflexiones y hace una serie de finas observaciones sobre las que me gustaría hacer tres breves comentarios en torno a nuestra idiosincrasia, las razones de nuestra buena imagen exterior y nuestro lugar en el mundo.

En alguna ocasión he definido a la Navarra de hoy como una sociedad urbana de corazón rural. Estébanez, persona nacida en la Navarra rural, casado con inglesa, residente en Madrid de lunes a viernes y en Londres el fin de semana, muy atinadamente, la ve así: “Yo creo que pervive esa especie de contraposición que el navarro vive entre la autocomplacencia y el orgullo que siente por su condición de navarro y al tiempo una modestia honesta y natural y una timidez cultural, ancestral de un pasado rural que sigue pesando y que deja al navarro en un equilibrio inestable. El navarro se mueve muy seguro y muy bien dentro de la tribu, pero fuera padece una cierta modestia cultural, una timidez y hasta una cierta torpeza en la comunicación en positivo con los demás que la encuentras incluso entre gentes muy sofisticadas. Salir fuera de la tribu es una prueba tan importante como necesaria”.

Las razones de nuestra buena imagen exterior también están claras para Estébanez: “Nuestra población es insignificante, apenas un 1,3%. Pero si pensamos que de ahí vamos ascendiendo a un 1,7% del PIB, y seguimos subiendo a un 2% de investigación, y a un 3% de las exportaciones españolas (…) Pues bien, todo ese patrimonio unido a la singularidad foral navarra dentro de la lealtad a España es visto por los demás con enorme simpatía”.

Finalmente, nuestro lugar en el mundo. Decía Rosellini, el gran maestro del cine italiano, que hay que ser fidedignamente locales para tratar de ser universales. Por eso, a nuestras tradicionales virtudes de laboriosidad, seriedad y discreción, que acompañan nuestra buena imagen exterior, deberíamos intentar añadir otras emergentes y necesarias: apertura en todos los órdenes y mayor proyección externa. A ello ha contribuido eficazmente Salvador Estébanez y es de justicia reconocérselo.

Diario de Navarra, 15/11/2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s