Aires de modernidad

El pasado miércoles, 24 de octubre, fui invitado a la inauguración de la exposición “Occidens. Descubre los orígenes” en la catedral de Pamplona. Fue una gran fiesta cultural y social en la que, en horario nocturno, apenas pude apreciar los contenidos de la muestra, dada la estrechez de los espacios expositivos y el gran número de asistentes que nos dimos cita en el evento. De ahí que el lunes, en una mañana fría y soleada, casi en la intimidad, he vuelto a recorrer  con pausa, sosiego y gran deleite una exposición que me atrevo a glosar brevemente para ustedes.

Dispongo del habitual espacio de mi cita quincenal, lo que me obliga a soslayar aspectos de gran interés, que merecerían una reflexión sosegada: los fundamentos filosóficos de la muestra, la elección de las encrucijadas, el tratamiento -discutible- de la encrucijada actual, y su vocación de universalidad, entre otros. Me limitaré, por tanto, a dar mi opinión sobre los aspectos más convencionales: el entorno, el planteamiento arquitectónico y museográfico, y los contenidos.

La exposición se desarrolla en un entorno excepcional y su ubicación es, a mi juicio, uno de sus  grandes aciertos. La entrada a través de la propia catedral, que en sí misma es la plasmación más cabal y llamativa del recorrido propuesto, nos introduce en unos espacios desconocidos que constituyen el gran tesoro y el gran hallazgo de la muestra. Unos espacios que presentan la particularidad de ser historia viva que crecerá día a día con el resultado de las excavaciones que se desarrollan in situ. En este sentido, la sala de arqueología me parece novedosa y relevante. Escuchando los pequeños golpes de los materiales de los arqueólogos en pleno trabajo, mientras uno percibe los niveles habitados, desde el poblado vascón y la civitas romana hasta los estratos alto y bajomedievales, me imaginaba a la Historia llamando a nuestra puerta y ofreciéndonos una visión de una continuidad histórica sorprendente. Y me hacía una reflexión de actualidad: ¿Cómo no va a haber futuro con un pasado tan sólido?

Otro de los grandes aciertos de la muestra es un proyecto museográfico con vocación de permanencia, concretado en la alfombra de acero que, además de perdurabilidad y belleza, proporciona homogeneidad a un conjunto dispar en el espacio y en el tiempo. Este elemento tan actual, que recorre estancias y épocas, engloba los elementos básicos de la didáctica de la exposición, acoge las piezas de menor tamaño y la dota de una coherencia nada fácil de alcanzar. Algunos espacios destacan por su desnudez y su exquisita belleza, caso de la capilla románica; otros, por su elemental rusticidad, como la casa antigua; y los hay llenos de resonancias, caso del pórtico bajo y el huerto medieval.

¿Y qué decir de los contenidos propiamente dichos de la muestra? La calidad ha sustituido a la cantidad, acompañados por una gran pulcritud formal, y guiños a la modernidad y las nuevas tecnologías, sin menospreciar hallazgos plásticos evidentes como el retablo de las vírgenes, un hito en el espacio expositivo.

También hay cosas que me han gustado menos: dudo del juego que puedan dar las aplicaciones para móviles para el visitante de la muestra, me parece que se ha desaprovechado  un ámbito tan relevante como la cillería, juzgo agresiva la actuación sobre la soberbia Puerta Preciosa, y creo que la exposición corre el riesgo de ser demasiado hermética.

En todo caso, sea exposición, experiencia o reflexión, o las tres cosas a la vez, es una extraordinaria noticia en el inquietante panorama cultural de Navarra. Enhorabuena a la diócesis y a todo el equipo técnico que la ha hecho posible. Mi felicitación por su valentía, atrevimiento y compromiso, en línea con una tradición histórica de siglos. Si además sirve para revitalizar el casco antiguo, conocer mejor el conjunto catedralicio y salvar un claustro excepcional que pide a gritos una intervención decidida, miel sobre hojuelas. El éxito habrá sido completo.

Diario de Navarra, 1/11/2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s