Jesús Laguna

Ayer, de forma repentina, falleció Jesús Laguna Peña a la edad de 72 años. Lo conocí hace ya muchos años, en 1983, al poco de ocupar yo el cargo de Director Provincial de Educación. Yo era un joven comprometido y progresista, que no tenía más bagaje que el haberme atrevido a presentarme a la dirección de Irubide frente al candidato de Herri Batasuna y haberle ganado. Recuerdo que en aquellos días me avergonzaba un poco de la corbata y la llevaba casi siempre estrechita y con el botón suelto. Frente a mí se presentó un impecable señor, con corbata y pañuelo en la solapa, como Dios manda, que era inspector de educación y acababa de llegar del extranjero. Evidentemente, aunque nos unía la educación, nos separaba un mundo: su familia, educación y valores se correspondían con los de la derecha ilustrada, entonces llamada centrista. Sin embargo, nada impidió que pudiéramos tener una relación afectuosa y afable y de mutuo respeto. Jesús, amigo de la buena vida y del trabajo, aunque sin apasionamiento, circuló políticamente entre el sindicalismo gremial de los inspectores y la militancia política en partidos minoritarios: el partido reformista de Roca y el CDS. Él, que era vivaz y socarrón, contaba cómo al ofrecerle Miguel Sanz la consejería de Educación, le advirtió que tuviera cuidado, porque partido en el que entraba, partido que desaparecía.

Su paso por Educación y Cultura no fue especialmente relevante, pero tampoco tuvo especiales problemas que lidiar: conocía la educación, disponía de un buen presupuesto y tenía como director general a Santiago Arellano, que se encargada del día a día de la gestión. Lo mismo en Cultura. La presencia de Juan Ramón Corpas le eximía de dedicarse a una gestión que el director general ejercía con diligencia. Él se dedicaba a la representación, importante en la vida de un Consejero.

En los últimos años, tras su paso por el Senado,  hemos coincidido en el Baluarte, dada la afición de ambos por la música clásica. Y hace escasos meses compartimos el único acto conjunto de los cinco consejeros de Cultura que ha tenido la Comunidad en los últimos 25 años, coincidiendo con la misma efemérides de los Amigos de Camino de Santiago de Navarra. Precisamente ayer, poco de antes de enterarme de su fallecimiento, le eché en falta en su butaca habitual, dado el magnífico concierto que pudimos disffrutar con la Filarmónica de Liverpool.

Descanse en paz Jesús Laguna Peña, docente, inspector y gestor educativo. También a él le corresponde una parte de lo que de bueno pueda haber en el balance educativo de Navarra en los últimos lustros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s