Respeto, señora presidenta

Carta abierta a la señora presidenta del Gobierno del Navarra

Estimada señora Barcina:

El pasado viernes, 15 de junio, en su condición de presidenta del Gobierno de Navarra, y en uso de sus prerrogativas, destituyó usted de su cargo de vicepresidente primero del Gobierno de Navarra a Roberto Jiménez, secretario general del PSN-PSOE. Terminaba así uno de los escasos gobiernos de coalición habidos en Navarra desde la restauración democrática que, pese a las dificultades, tantas expectativas había suscitado casi un año antes y que los dos partidos más representativos de la Comunidad entendían era el instrumento idóneo para hacer frente al difícil tiempo económico y social por el que estábamos atravesando.

La destitución del señor Jiménez tiene muchas lecturas. Permítame que, en mi condición de presidente del PSN-PSOE, fije mi atención en tres aspectos: la forma, las razones y las previsibles consecuencias.

Sé por experiencia que cesar a una persona de tu entorno no es tarea fácil y si es el vicepresidente de tu gobierno, mucho menos. Pero la gallardía política y la calidad humana exigen hacerlo en persona, de tú a tú, mirándole a los ojos y expresando con claridad las razones de la decisión. Hacerlo por teléfono y de madrugada es una cobardía y una indignidad que el partido que presido no puede pasar por alto y que nos obliga a denunciarlo públicamente. Roberto Jiménez es nuestro secretario general, elegido como tal por el congreso recientemente celebrado y quien, de acuerdo a nuestros estatutos, nos representa ante la sociedad. Espero y deseo que, a la vista de estas consideraciones, actúe usted en consecuencia. Lo exige la estética, la ética y el pragmatismo político del que usted deberá hacer gala en el inmediato futuro.

Además de la forma, impresentable, permítame una reflexión sobre la razón fundamental argüída para el cese: la deslealtad. No seré yo, porque las conozco de primera mano, quien minusvalore las dificultades de todo gobierno, y más si es en coalición, en tiempos de escasez y con personalidades tan acusadas como la suya y la del señor Jiménez, por no hablar del tercer hombre en discordia. Así ha quedado de manifiesto en los frecuentes desencuentros habidos en los últimos meses, superados a base de esfuerzo, paciencia y mutua comprensión. Pero subsiste una cuestión de fondo, que puede resumirse en una pregunta esencial: ¿Quién es desleal, quien denuncia la opacidad de las cuentas públicas, cuestión fundamental en un momento de especial dificultad económica y social, o quien provoca dicha opacidad con el consiguiente perjuicio para la gobernanza de Navarra? Nadie tiene toda la razón, pero le recuerdo que el diagnóstico del señor Jiménez sobre la situación de Navarra de hace unos meses, alarmista según usted, se está cumpliendo en todos sus extremos.

Y finalmente, las consecuencias. Aún con todas las dificultades, Navarra disponía de un gobierno de mayoría absoluta, especialmente apto para hacer frente a los enormes retos que teníamos por delante. ¿Y qué tiene ahora? Un gobierno en minoría al que no le es suficiente el apoyo entusiasta del PP, e imposibilitado para sacar adelante nada que no sea la estricta gestión del día a día y ésta con dificultades. Y esto, con ser mucho, no es lo más grave. Usted, con el precedente del acuerdo suscrito con el PP para ir juntos a las elecciones generales, ha dinamitado una expectativa de futuro –el gobierno entre un regionalismo centrado y la socialdemocracia navarra- que ofrecía una vía de entendimiento entre las dos fuerzas más representativas de la Comunidad. Lamentable para el presente y especialmente preocupante para el futuro.

¿Y ahora qué? Pues a seguir trabajando para sacar adelante el programa con el que nos presentamos a las elecciones, que fue apoyado por más de 50.000 navarros y navarras, y a cumplir con las tareas que toda oposición tiene encomendada: controlar e impulsar al Gobierno. Nuestros objetivos están claros: superar la actual situación de crisis económica, ayudar a crear nuevos puestos de trabajo y garantizar el estado del bienestar. ¡Que tenga usted buen viaje en su solitaria aventura!

Cordialmente

Román Felones Morrás

Presidente del PSN-PSOE

Diario de Navarra, 18/6/2012

Anuncios

Un comentario en “Respeto, señora presidenta

  1. Gracias, compañero, por tu contundente respuesta a la inapropiada en las formas, injusta en el fondo y mal calibrada en las consecuencias, decisión de la presidenta del Gobierno.

    JCCantabrana.
    SºGral, S. Adrián

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s