Las Constituciones de España

Una sección como esta, atenta a la actualidad y su incidencia en Navarra, no podía dejar de glosar el aniversario que celebramos el pasado 19 de marzo: los 200 años de la promulgación de la Constitución de 1812. Pero los artículos de Víctor Manuel Arbeloa, Manuel Pulido y Javier Tajadura, publicados en este mismo medio en los últimos días y complementarios entre sí, me eximen de insistir en una cuestión ya suficientemente tratada. Sin embargo, tal vez no sea ocioso remontar un poco el vuelo y trazar un breve panorama de las constituciones habidas en España en los dos últimos siglos.

Dos notas destacan en nuestro azaroso balance constitucional: su temprana aparición en el contexto europeo y su casi permanente inestabilidad. Sorprende saber que, pese a los abusos que representó un absolutismo absorbente y no secularizado, España fue uno de los cinco primeros países del mundo en llegar a poseer una Constitución escrita, tras el camino abierto en 1787 por la Constitución de los Estados Unidos y en 1791 por Francia. Pero esta aparición temprana no fue acompañada, como sucede en el caso de Estados Unidos o Gran Bretaña, por una estabilidad constitucional. Las raíces de esta inestabilidad son variadas, pero podrían resumirse en una doble dicotomía que afecta a dos conceptos-instituciones que definen tradicionalmente nuestra historia como Nación: la monarquía tradicional/nacional y el regionalismo/centralismo. Esto explica en gran parte nuestro constante movimiento pendular constitucional y la orientación de nuestra vida política en la época contemporánea.

Aunque son algunas más las constituciones que suelen considerarse en el elenco, las que han estado vigentes son las siguientes: 1812, 1837, 1845, 1869, 1876, 1931 y 1978. De este conjunto, las de 1812, 1837, 1869, 1931 y 1978 se califican como progresistas, y las de 1845 y 1876 como conservadoras. Puesto que no es posible hacer referencia a todas, permítanme una breve glosa de algunas de ellas.

La Constitución de 1812 presenta las siguientes características: reconoce el principio de soberanía nacional, la división de poderes, aunque de forma aminorada, y el principio representativo: los diputados son elegidos por sufragio universal, dentro del concepto restringido y masculino y mediante una técnica de voto indirecto. Estos principios enunciados en Cádiz impregnarán todas las constituciones progresistas.

La Constitución de 1845 cambia el signo ideológico progresista del 12 y del 37 por el conservador. Desaparece la soberanía nacional, la religión católica pasa a ser oficial, se recortan algunos derechos y libertades, se restringe  el derecho de sufragio y se reducen las competencias de los ayuntamientos.

Tras la experiencia del sexenio revolucionario, se implanta la Constitución de 1876, claramente conservadora. La soberanía es compartida por el Rey y las Cortes, el sufragio es censitario, se proclama la confesionalidad del Estado y el Rey ve aumentar sus poderes. Todo ello apoyado en un sistema electoral de carácter caciquil.

De nuevo, la Constitución de 1931, que define a España como un “Estado integral”, a medio camino entre el unitario y el federal, subrayará los principios progresistas: soberanía nacional, derechos fundamentales ampliados, unicameralismo, y  aparición de un Tribunal de Garantías Constitucionales.

La Constitución de 1978, actualmente vigente, define a España como una monarquía parlamentaria, con un modelo de descentralización territorial. Aquella historia constitucional que comenzó en Cádiz, ha culminado, por fin, en un modelo constitucionalmente estable, aplicado y con valor jurídico en sí mismo.

De la amplísima bibliografía sobre el tema, recomiendo al lector interesado un título tan breve como instructivo: Jorge de Esteban, Las Constituciones de España, BOE, Madrid, 2000. Sin duda, un buen homenaje a la Pepa en su aniversario.

Diario de Navarra, 22/3/2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s