El Hermitage en El Prado

En agosto de 1991, año de la desintegración de la URSS, tuve la oportunidad de visitar San Petersburgo. Pese a ser entonces una urbe desabastecida y ruinosa, en la que aún no había aparecido ni un solo anuncio de neón, pocas ciudades me han impresionado tanto como la capital fundada por Pedro el Grande en 1703. Todo me sonaba a familiar y distinto a la vez: la fortaleza de Pedro y Pablo, las avenidas, palacios y canales, las grandes iglesias en fase inicial de restauración, los palacios de verano de los zares. Pero hay una silueta que sobresale sobre todas las demás y que permanecerá en mi retina para siempre: la perspectiva del Hermitage emergiendo a las orillas del Neva, invadido por una luz difusa y cenital.

El Hermitage es, sin duda, uno de los grandes museos del mundo. El que yo conocí era ingente, polifacético, desmesurado, multiforme, sorprendente y destartalado en medio de su impresionante grandeza. Hoy, al igual que las otras grandes instituciones, está inmerso en un proceso de renovación permanente, que lo ha dotado de más coherencia, equilibrio y proyección internacional.

Con motivo del año dual España-Rusia, nuestro país presentó “El Prado en el Hermitage”, una selecta exposición con fondos procedentes de nuestro museo por antonomasia, que se ha convertido en la de mayor éxito de público en la historia de la ciudad, con más de 600.000 visitantes. El intercambio no le ha ido a la zaga. La exposición “El Hermitage en el Prado”  muestra, a través de ciento veinte obras divididas en diez secciones, la enorme variedad y riqueza de las colecciones del museo ruso. Las dos primeras están dedicadas a los zares, San Petersburgo y el Hermitage. Tienen, sin duda, más interés histórico que artístico propiamente dicho.  La tercera y la cuarta son especialmente suntuosas. Están dedicadas al ajuar en oro de los nómadas de Eurasia y el mundo griego. Constituyen un selecto conjunto de piezas del primer milenio antes de Cristo, inhabituales en museos de nuestras latitudes. La quinta es, a mi juicio, una de las estrellas de la exposición. Bajo el título de “Pintura, escultura y dibujos” se reúnen una extraordinaria colección de pintura flamenca y holandesa (Rubens, Van Dyck, Rembrandt y Hals), italiana (Tiziano y Caravaggio), española (Velázquez, El Greco y Ribera) y francesa (Poussin, Le Nain y Boucher). Solo lo seleccionado, una pequeñísima parte de lo contenido,  haría ya del Hermitage una de las grandes pinacotecas del mundo. Las tres secciones siguientes pretenden reflejar el lujo oriental y el refinamiento europeo de la corte de los zares; la pintura y escultura del barroco tardío y el neoclasicismo, contemporáneos del conjunto arquitectónico del palacio; y las artes decorativas de los siglos XVIII y XIX, con una colección de joyas y ajuares sin parangón en otras cortes europeas. Las dos últimas secciones, otra de las joyas de la exposición, están dedicadas a la pintura de los siglos XIX y XX: Friedich, Ingres, Monet, Gauguin, Cezánne, Picasso, Matisse y Malévich, entre otros.

En definitiva, una exposición sobresaliente, bien hilvanada y estructurada,  que justifica por si misma el viaje a la capital de España y permite admirar algunos de los fondos de los inmensos tesoros del museo ruso.

Permítanme algunos consejos prácticos. Tienen todavía casi tres meses, hasta el 25 de marzo, para poder visitarla. Pasados los agobios de los  puentes y de las fechas navideñas, no cabe esperar especiales aglomeraciones. Pero, caso de que existan, las primeras horas de la mañana  y las centrales del día siempre presentan menos visitantes.   Si son ustedes aficionados al arte, les recomiendo la entrada general al museo y la guía del Prado, en paquete conjunto, por 19,50 euros.  Y si ustedes no pueden o no quieren desplazarse, siempre les queda la web del Prado. Les garantizo que pasarán un rato muy agradable.

Diario de Navarra, 29/12/2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s