El Camino de Santiago (V)

 

Cuarta etapa: Pamplona-Puente la Reina (29 de mayo de 2010)

 1º.- Guión de la etapa

 1.- Hitos fundamentales de la etapa

            1º.- Cuenca de Pamplona

–         Encomienda Sanjuanista de Cizur Menor

–         Anillo de pequeñas iglesias medievales: Cizur Menor, Zizur Mayor, Gazólaz, Sagüés, Paternáin

2º.- El Perdón

–         Divisoria geográfica

–         Fuente de la Reniega

–         Monumento al peregrino

3º.- Valdizarbe

–         Paso a la Navarra Media

–         Basongáiz, Legarda, Uterga, Muruzábal, Obanos

4º.- Puente la Reina

–         Al principio existió el puente

–         Todos los Caminos se hacen uno a Compostela

 2.- Programa aproximado

8…………………             Salida del parking del rectorado de la UPNA

8,15……………              Salida del puente sobre el Sadar, camino de Cizur Menor

8,45…………..               Llegada a Cizur Menor

–         Visita de la Encomienda Sanjuanista

9,30…………..               Salida hacia Guenduláin

10,30…………               Llegada a Zariquiegui

11,15…………               Alto de la Reniega. Monumento al peregrino. Pausa para el almuerzo

12…………….                Salida hacia Uterga, Muruzábal y Obanos

14……………..               Llegada a Puente la Reina

14-16………..               Pausa para la comida

16………………              Visita a Puente la Reina

–         Iglesia del Crucifijo

–         Calle Mayor

–         Iglesia de Santiago

–         Puente medieval

18………………              Salida hacia Pamplona. Parking del rectorado de la UPNA

 Profesor: Román Felones Morrás, profesor de Arte Antiguo y Medieval del Aula de la Experiencia

 Guías y colaboradores: Ricardo Galdeano, Germana Latorre, Goio Ganuza y Loli Latorre, miembros de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Estella

 3.- Comentarios de etapas anteriores

Blog “El valor de la palabra” romanfelones.wordpress.com

4.- Bibliografía

FELONES MORRÁS, R., Los Caminos de Santiago en Navarra, Gobierno de Navarra, Pamplona, 1999.

SEGURA URRA, F., El Camino de Santiago en Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, Pamplona, 2004.

VV.AA., Pamplona en el Camino de Santiago, Ayuntamiento de Pamplona, Pamplona, 2001.

 2º.- Desarrollo y comentario de la etapa

 El mes de mayo está casi vencido. Aunque Pamplona es tierra de poca primavera, el día hace honor a la estación y la mañana, fresca y luminosa, anuncia una jornada placentera.

El recorrido en el autobús, un pequeño tramo urbano, nos deja en la Fuente del Hierro, en la puerta del hermoso y cuidado campus de la Universidad de Navarra. Cruzamos el puente sobre el río Sadar, y poco más tarde el del río Elorz. El camino es un tramo peatonal recientemente pavimentado y arbolado, que supera las vías del tren, deja Pamplona y nos conduce hasta Cizur Menor.

El grupo camina unido, ya que la primera parada del día está apenas a un kilómetro. La iglesia de Cizur Menor, único resto reconocible de la Encomienda de la Orden de San Juan de Jerusalén, nos retrotrae a un momento concreto de la historia de Navarra, el final del siglo XII y los comienzos del XIII. El conjunto (dependencias monacales, claustro, torres, iglesia y hospital) ha desaparecido. Sólo subsiste una de las torres y el templo, perfectamente apreciable desde lo lejos, culminado con su pendón de la Soberana Orden de Malta. La iglesia, de planta de nave única dividida en cuatro tramos, se cubre con bóveda de cañón apuntado, que culmina en un ábside semicircular cubierto con cuarto de esfera.

Salvado de la ruina y rehabilitado en la década de los ochenta del pasado siglo, la Orden de Malta continúa con su labor hospitalaria, manteniendo un albergue de peregrinos en un edificio anejo a la iglesia medieval.

Por la nuevas calles de Cizur Menor, bordeadas de plataneros, unifamiliares más o menos afortunados y nuevas infraestructuras, salimos a los espacios cerealísticos de la Cuenca, enfilando el perfil norte de la sierra del Perdón, con el pueblo de Galar en el horizonte. Estamos en campo abierto, en mitad de tierras despejadas, y el horizonte se vuelve terroso y se ensancha. El Camino ha sufrido en este tramo algunas embestidas de terrenos de cultivo. Los setos vivos y árboles del entorno rompen la monotonía de la travesía hacia Guenduláin entre cereales. Uno, que ha nacido y vive en Tierra Estella, recuerda la macro-ciudad prevista en estos campos y no puede menos que reprobar un proyecto que considera disparatado para Navarra y especialmente dañino para el tramo de la Autoría del Camino, ahora que esta vía ha abierto expectativas ciertas de crecimiento y desarrollo para la zona.

Desde Guenduláin la subida es constante hacia Zariquiegui, población que ha visto rodeado su pequeño casco urbano con urbanizaciones de dudoso gusto. El camino ascendente cruza la regata de Erdoitz bordeando cultivos hasta dar con la antigua senda de trazado firme y estrecho. Con cierta dificultad, por camino excavado en la roca del cordal del Perdón, nos acercamos al alto de Santa María de Erreniega.

Es hora de almorzar, que la pendiente aprieta y el calor empieza a hacer mella. El horizonte es hermoso y limpio. A la derecha, la Cuenca, con el cereal a punto de cuajar en una excelente cosecha; a la izquierda,  Valdizarbe, animado con el verde joven y tierno de las cepas que producirán excelentes caldos a comienzos del otoño. Y en medio, los ya inevitables molinos que inundan la zona y el monumento al peregrino, que Vicente Galbete creó y que forma ya parte del paisaje.

El Camino atraviesa la carretera asfaltada del Perdón, la cañada real Valdorba-Andía y desciende por la solana de la sierra por una amplia pista que atraviesa el encinar sobreexplotado. Llegado al límite de los cultivos, el camino convertido en pista agrícola discurre por lenguas de monte, algunas de las cuales todavía conservan algunas encinas, entre campos alargados de cereal. Llegados al Pocico de Irunbidea, una amplia pista nos acerca hasta el casco urbano de Uterga. La villa llama la atención por sus bien cuidadas calles, la anchura de sus plazas, las hermosas viviendas y la fuente, la mejor entre Pamplona y Puente la Reina, como queda reflejado en la leyenda de su sillería. Un moderno y coqueto albergue a la salida de la población da paso a un tramo del Camino especialmente hermoso. Cereales, almendros, viñas, frutales, vegetación natural y sendero florido convergen en este tramo que huele a primavera, vida y feracidad.

De nuevo, otra cañada se cruza en nuestro camino, la que de Milagro conduce a la Aezkoa. Muruzábal es también villa de interés: iglesia, edificaciones y urbanismo nos hablan de un pueblo en alza. Aunque el camino es un paso constante de peregrinos, el pueblo está desierto. Todos están en Eunate, que hoy es la romería general del valle y día de fiesta grande en Valdizarbe. Pero una persona ha querido permanecer y ejercer de anfitriona perfecta: nuestra compañera de curso del Aula de la Experiencia no ha querido olvidarse de sus colegas y nos ha preparado un suculento almuerzo, que a este hora se agradece doblemente. Gracias,                 , por el almuerzo y el detalle. Y gracias también por proporcionarnos la llave de Eunate cada  vez que la hemos necesitado. Así es el Camino y así lo hacen sus gentes.

El Camino deja la carretera para descender por la Guindalera y por un tramo asfaltado e incluso decorado con conchas metálicas, ascender hasta Obanos, la villa del Misterio.

Siempre sorprende la anchura y placidez de su urbanismo. Incluso su iglesia, neogótica, parece haber encontrado un razonable acomodo en el entorno.

El grupo se ha desperdigado y los más presurosos ya se encuentran en Puente la Reina. Pero aún quedan unos amables kilómetros finales, aunque tengamos cansados los pies, para llegar al final de la etapa. El descenso hasta la carretera y el camino junto al río Robo se acompañan de un calor que ya aprieta, pero las torres de la población no dan lugar a la impaciencia.

El autobús situado a la entrada de la población nos permite dejar botas y mochilas y cambiarnos las ropas empapadas en sudor. El tiempo para el descanso, la comida y el reencuentro lo hacemos en pequeños grupos. Unos, en los diferentes restaurantes de la villa, buen surtida para el peregrino. Otros, en los lugares de descanso con los bocadillos traídos para la ocasión. Mis hermanas y yo optamos por una terraza con sombrilla a la entrada de la población. Corre un cierzo agradable y compartimos espacio con otros peregrinos, estos en bici, de varias nacionalidades. 

Nuestro objetivo es andar y ver. Y, de acuerdo a nuestros planes, a las 4 de la tarde nos reunimos de nuevo todo el grupo para iniciar la visita a Puente la Reina. La comenzamos en la iglesia del Crucifijo, peculiar edificio de dos naves contrapuestas de los siglos XII y XIII. De ahí hacia la calle mayor, una de las rúas más emblemáticas del todo el Camino de Santiago. Atentos a su urbanismo y a su estructura de bastida, nos aproximamos hasta la iglesia de Santiago, el gran edificio religioso de la población. En origen del siglo XII, fue reedificada en el siglo XVI y rematada con una hermosa torre a finales del siglo XVIII. Su interior conserva dos hermosas imágenes de Santiago: la gótica del siglo XIV y la titular del siglo XVIII.

La rúa continúa entre palacios y portaladas hasta alcanzar el puente que dio nombre a la población y sortea el río. Impresionante su estructura, se mire por donde se mire. Y más impresionante aún su pervivencia y su articulada belleza. No sorprende que el próximo de la autovía, obra de Javier Manterola, sea un homenaje a éste, el puente por excelencia de todo el Camino.

“Y desde aquí, todos los Caminos se hacen uno a Compostela”, nos dice el Codex Calixtinus. Precisamente para hacerlo realidad, nosotros retrocederemos en las próximas etapas, a la búsqueda del Camino aragonés.  Por hoy, misión cumplida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s