El 1º de mayo

 

Vivimos en una época de gran incertidumbre ideológica y de evidente desmotivación política y sindical. Es cierto que en Europa Occidental, nuestro mundo, la radical separación izquierda-derecha ya no es tal, y la maniquea división entre explotadores y explotados ya no es la única separación de clases existente. Pero de ahí a pensar que la reivindicación de mejoras en las condiciones de vida de la clase trabajadora es cosa del pasado, o que sindicatos o partidos de clase, por mucho que deban modernizarse, son una antigualla, media un abismo. Que se lo pregunten si no a los cuatro millones y medio largos de parados que tiene nuestro país. O a los otros varios millones de ciudadanos y ciudadanas con un empleo precario. O a los cientos de miles de jóvenes con contratos iniciales verdaderamente insultantes.

Por eso, pese a ser un día festivo, no podemos ni debemos desconocer su carácter también reivindicativo. Este año con “el empleo con derechos” como lema y la preocupación por el desarrollo de una profunda crisis que nos atenaza y a la que el Gobierno de España no acaba de encontrar salida.

El 1º de mayo es también un día para el recuerdo. Hacia los que dejaron su vida en la lucha por las mejoras de la clase trabajadora y hacia los que hoy, en medio de dificultades de otro tipo, trabajan honestamente por esta misma finalidad. Por todos ellos, entono un año más la Internacional, pese a que la letra sea de otra época y exprese con frase demasiado gruesa un mensaje que sigue teniendo vigencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s