La Comisión de Régimen Foral

 

La condición de parlamentario lleva aparejadas una serie de funciones que suelen pasar inadvertidas a la ciudadanía. El reflejo en los medios, bastante penoso por cierto, suele ser un salón de plenos medio vacío, excepto en las grandes citas, y una serie de salas de comisiones con temas y discursos aparentemente alejados de los intereses reales de la gente.

El Parlamento de Navarra es una institución más cercana, y los parlamentarios, 50 en total, debemos también repartir nuestro trabajo entre el pleno y las comisiones, además del trabajo interno de preparación. En mi caso pertenezco a cuatro comisiones, la de Relaciones Institucionales y la de Asuntos Sociales, en las que soy miembro de a pie; la de Cultura y Turismo en la que soy portavoz; y la de Régimen Foral, en la que soy presidente.

La de Régimen Foral es, sin duda, la comisión más relevante del Parlamento. Los portavoces de la misma son los portavoces generales de los partidos, García Adanero, Zabaleta-Ramírez, Jiménez, Alli y Erro, y los comparecientes suelen ser, normalmente, el Defensor del Pueblo y el Presidente del Gobierno de Navarra.

Hoy, 9 de marzo, hemos tenido una sesión de dicha comisión en la que ha comparecido Miguel Sanz. Los temas tratados tenían indudable interés, y la expectación de los medios ha sido grande. La primera comparecencia, pedida por Nabai e IU, pretendía recabar las razones del Gobierno de Navarra para no aceptar la invitación de Aquitania y Euskadi para formar una euroregión. La segunda, pedida por el PSN, pretendía conocer la opinión del Ejecutivo sobre la última reunión de la conferencia de presidentes. Y la tercera, también a iniciativa de Nabai buscaba conocer la opinión de Miguel Sanz sobre el proceso de creación de la Banca Cívica, liderado por Cajanavarra.

La sesión ha tenido su interés. Miguel Sanz, es un parlamentario correoso y experto, algo rudo en las formas, pero muy eficaz en el cuerpo a cuerpo. García Adanero es la sobriedad personificada. Ramírez es el verbo florido y fluido, pero con dosis excesivas de improvisación. Zabaleta tiene buen decir y buena dialéctica, pero el discurso ya no suena a nuevo. Jiménez está en periodo de aprendizaje, pero se maneja con soltura y promete. A quien no se le notan los años es a Allí, parlamentario brillante y conocedor además de todos los rincones del reglamento. Finalmente, Erro es un portavoz polivalente por necesidad, y siempre protagonizará una más que aseada faena.

Este es el perfil de la Comisión. A mí me corresponde dirigir los debates e intentar hacer como los buenos árbitros, pasar inadvertido  y dejar que el juegue se desarrolle fluido y sin altercados. Tarea importante, pero el partido lo juegan ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s