A propósito de Carmina Burana

 

La apertura de Baluarte, el palacio de congresos y auditorio de Navarra, supuso un antes y un después en el ámbito  de la música en nuestra Comunidad. En el último lustro, como consecuencia de este evento, los conciertos se han multiplicado en cantidad y calidad, y Pamplona y Navarra son, en relación a su número de habitantes, uno de los lugares punteros en programación y asistencia a este tipo de espectáculos. Muchos pensaron que eso sería flor de un día, y aunque la demanda ha decaído algo en los dos últimos años, el nivel de ocupación de Baluarte continúa por encima del 90% para el conjunto de los espectáculos en él programados.

Este fin de semana, el auditorio ha conocido uno de los hitos fundamentales de su ya no tan corta existencia. Más de 6.500 personas, en cuatro representaciones,  han asistido a un espectáculo de música clásica colgando en todos ellos el cartel de no hay billetes. Es verdad que los ingredientes facilitaban el éxito. En primer lugar, la obra, probablemente la pieza para coro y orquesta más famosa de todo el siglo XX. En segundo lugar, los intérpretes, el Orfeón Pamplonés y la Orquesta Sinfónica de Navarra, las dos instituciones musicales más emblemáticas de la Comunidad. Aunque jugaban en casa, el triunfo fue merecido, y la entusiasta respuesta del público fue el premio a los méritos acumulados por las dos instituciones de referencia. Y además, como tercer aspecto a tener en cuenta, la versión que escuchamos fue más que un concierto al uso, gracias a la intervención de La Fura dels Baus, que puso en escena un montaje en el que, sin mengua de sus valores musicales, brillaron aspectos que añadieron color y espectacularidad a la representación.

Es posible que, siguiendo una tónica demasiado usual en nuestra tierra, haya quien piense que no se puede aspirar a más y que los logros en materia musical son difícilmente superables. Sin embargo, sin desconocer los mismos, parecen pertinentes algunas reflexiones suscitadas, precisamente, por el importante éxito de este fin de semana.

Se impone, de entrada, un reflexión sobre los objetivos que pretendemos alcanzar en materia de música en los próximos años. Somos 600.000 habitantes y muchas instituciones en liza. No podemos dedicarnos todos a todo y resulta obligada una ordenación del sector. Esta tarea le corresponde realizarla, en primer lugar, al departamento de Cultura y Turismo y debe abordarla sin dilación. Dispone del instrumento adecuado para ello, ya que, a instancias del grupo socialista y por unanimidad de los grupos parlamentarios, encargó un Plan Director de Música que descansa en la mesa del Consejero del ramo a la espera de su análisis y propuestas.

Es preciso, asimismo, suscitar nuevas acciones para allegar otros públicos a los conciertos de música culta. Conciertos como los de este fin de semana son un buen ejemplo de que es posible explorar nuevas vías con resultados esperanzadores. Orquesta y coro, con la ayuda y el empuje de la Administración, están obligados a seguir por esta senda. Su financiación, básicamente pública, y el compromiso con la ciudadanía les deben impulsar a ello.

Finalmente, es necesario llevar la música al último rincón de la Comunidad. La importante red de casas de cultura de la que nos hemos dotado en los últimos lustros, nos permite emprender acciones en este sentido. Algunas iniciativas parlamentarias añadidas al presupuesto de 2010 avanzan en esta dirección y pueden ser el comienzo de un camino prometedor

En definitiva, el concierto de este fin de semana nos ha permitido apreciar lo que hemos avanzado y lo que queda por recorrer. Frenemos la autocomplacencia, porque si no corremos el riesgo de morir de éxito.

Diario de Navarra, 18/2/2010

Anuncios

Un comentario en “A propósito de Carmina Burana

  1. Buenos días:

    Interesante como siempre tu escrito -que sigo en la prensa ya que desconocía el blog-; desde luego que Navarra tiene un tremendo potencial musical que asombra a quien de fuera lo conoce, pero como dices no podemos “autocomplacernos” sino aprovechar al máximo todos los recursos que tenemos con orden y !concierto!.

    Un saludo cordial.

    Lola Vicente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s