Felicidades y bienvenido, señor Presidente

Escribo estas líneas al caer la tarde del día 5 de mayo de 2009. En el Parlamento Vasco continúa una sesión que, esta vez sí, cabe calificar de histórica. Dentro de unos minutos, Patxi López será investido, con los votos de PSE-PSOE, PP y UPyD, presidente o lehendakari del Gobierno Vasco. Treinta años de espera, muchos años de ostracismo e incomprensión, compañeros caídos en el camino asesinados por ETA, resultados buenos, regulares y malos en las sucesivas elecciones autonómicas, y ¡al fin! un ciudadano vasco, heredero de la tradición obrerista del socialismo, aunque abierto a otras tendencias y sensibilidades, accede a la presidencia de la máxima institución de autogobierno de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Y lo hace legal y legítimamente, con el respaldo de tres partidos que le conceden la mayoría absoluta, de acuerdo a los usos y principios del sistema constitucional y autonómico que tenemos establecido en España, la democracia parlamentaria.

Este asunto, que afecta de forma directa al País Vasco, y de forma indirecta a España, no nos deja indiferentes tampoco a los ciudadanos de la Comunidad Foral de Navarra. Sin retrotraernos demasiado en el tiempo, las relaciones de todo orden entre ambas Comunidades son una obviedad manifiesta. Más difícil resultó, sin embargo, su encaje institucional, con dos piezas esenciales. Por un lado, la Constitución española, benemérita y comprensiva respecto a los derechos históricos de los territorios forales, aunque acogiera también la Disposición Transitoria Cuarta, una concesión al nacionalismo en un momento de especial dificultad para la conformación y la estructura del Estado autonómico naciente. Por otro, el Amejoramiento del Fuero, nuestra Constitución interna, que permitió integrar en el Régimen Foral de Navarra todas aquellas facultades y competencias compatibles con la unidad constitucional, ordenar democráticamente las Instituciones Forales, y garantizar las facultades y competencias propias del Régimen Foral de Navarra.

Las relaciones institucionales entre las dos Comunidades no han sido fáciles en estos treinta años. Y aunque hay otras razones complementarias, la principal ha sido el irredentismo de los sucesivos gobiernos de la Comunidad Autónoma del País Vasco, que se han resistido a lo obvio y comprobable: los navarros y navarras han manifestado, elección tras elección, su opción mayoritaria por una Comunidad Foral propia y diferenciada, sin perjuicio de una relación fluida y cordial deseada probablemente por la mayoría de los ciudadanos de ambas Comunidades.

Durante los primeros años de la transición, nuestro partido se articuló como una parte más del Partido Socialista de Euskadi. Hasta que en 1982, tras la decisión mayoritaria de los compañeros y compañeras de Navarra, pasó a conformarse como Partido Socialista de Navarra-PSOE. Aquella decisión no gustó inicialmente a nuestros compañeros socialistas vascos, pero aceptaron democráticamente el veredicto, iniciando un camino de colaboración estrecha y  cordial que se mantiene hasta la fecha. De ello da buena prueba la relación de amistad personal que mantienen el actual secretario general del PSN-PSOE, Roberto Jiménez y el nuevo lehendakari.

Esta actitud nos hace mirar el futuro con optimismo. Estamos seguros de que el nuevo Presidente actuará en lo institucional con la misma lealtad y cordialidad con la que los compañeros socialistas vascos aceptaron en su día la decisión de los socialistas navarros. Lo acreditan sus principios, su trayectoria y sus palabras.

Felicidades, compañero y amigo Patxi. Enhorabuena, señor Presidente. Ha llegado la hora del respeto institucional, la colaboración leal y la relación amistosa. La historia nos empuja a ello, y los nuevos tiempos nos lo demandan.

 

                                                Román Felones Morrás

                                                Presidente del PSN-PSOE

 

Diario de Navarra, 6/5/2009

Anuncios

Un comentario en “Felicidades y bienvenido, señor Presidente

  1. Román,¿cuales son las razones por las que en los inicios de la transición, el PSOE navarro se articuló dentro del Partido Socialista Vasco¿
    Un Abrazo de Jesús García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s