Nuestro primer sinólogo

La historia de la humanidad ha adolecido, hasta el momento presente, de una visión eurocéntrica. Las tierras y los hombres del viejo continente han constituido para nosotros el centro del devenir histórico, y lo sucedido tras el Creciente Fértil por el este, el océano Atlántico por el oeste y las costas mediterráneas de África por el sur no eran sino notas a pie de página del verdadero relato histórico, protagonizado por los diferentes pueblos de la vieja Europa.

Esta estrecha visión quebró a finales del siglo XV con el descubrimiento y colonización de América, conoció momentos de imperialismo feroz en los siglos siguientes con el reparto de continentes enteros, y vio que su hegemonía se desplazaba a los Estados Unidos de Norteamérica en 1945, tras la Segunda Guerra Mundial. Y esto provisionalmente, porque pocos dudamos ya de que el siglo XXI finalizará con el liderazgo mundial de China, un país de casi 10 millones de kilómetros cuadrados y 1.200 millones de habitantes. Como anticipo de este nuevo orden político y económico mundial, la reunión de Washington del próximo día 15 la protagonizarán, además de España, merecida invitada de última hora, los miembros del G20, foro que reúne a los países que fueron, son y serán referencia en el liderazgo mundial.

La China ha sido para los navarros de generaciones anteriores a la nuestra sinónimo de tres cosas:  una tierra lejana e inaccesible: “irse a la China”; una lengua incomprensible: “hablar en chino”; y una tierra pagana y de misión: “salvar a los chinitos”. Sin embargo, paradojas de la vida, fue un navarro, Martín de Rada, uno de los occidentales que más y mejor trabajó para dar a conocer en Occidente su lengua y su cultura, una ciencia que el diccionario de la RAE define como sinología.

Martín de Rada, uno de los tres personajes con el mismo nombre y apellido que  recoge la Enciclopedia Navarra, nació en Pamplona el 20 de julio de 1533. Tras estudiar en las universidades de París y Salamanca, ingresó en la orden agustina y pasó a Méjico en 1557. Tras rechazar la sede episcopal de Jalisco que le ofreció Felipe II, en 1564 se embarcó con Urdaneta y Legazpi en la expedición a Filipinas, donde destacó por su defensa de los indígenas ante los abusos de encomenderos y alcaldes mayores. En los confines del mundo, el navarro supo combinar eficazmente su triple vocación de misionero, científico y hombre público. Fue el primero en formular un proyecto para la conquista de China en una carta dirigida a Felipe II en 1569 y, tras estudiar su lengua, formó parte destacada de la expedición castellana que, por primera vez, entró en territorio chino de forma autorizada y en representación de la monarquía española.  Murió en 1578 cuando participaba en una expedición a Borneo promovida por el gobernador de Filipinas. Además de las diferentes misivas y relaciones que envió a la corte, al virreinato y a sus superiores religiosos, Martín de Rada escribió un Vocabulario y arte de la lengua cebuana, un  Diccionario y arte  de la lengua china, y un breve tratado sobre ritos y costumbres chinos, entre otras obras que lamentablemente se han perdido y que sólo conocemos a través de referencias.

Este aniversario, el 475 de su nacimiento, ha dado pie a la celebración del “Primer Congreso Internacional sobre las relaciones entre España y China” que tendrá lugar en Pamplona los próximos días 24 y 25 de noviembre, organizado por la Red Navarra de Estudios Chinos y la Universidad Pública de Navarra. Sus objetivos son abrir el debate sobre el futuro de las relaciones entre ambos países, favorecer la creación de estructuras de conocimiento sobre China a través de comunidades de expertos, y contribuir a la proyección de la minúscula Navarra en el inmenso país del Extremo Oriente.

Este es, por el momento, el último éxito del emprendedor Martín de Rada, agustino, misionero y cosmógrafo, considerado el primer sinólogo de Occidente.

 

Diario de Navarra 13/11/2008

Anuncios

Un comentario en “Nuestro primer sinólogo

  1. Estimado Román,

    Quisiera contactar con usted para hacerle llegar una invitación para el Congreso que desde la Red Navarra de Estudios Chinos hemos organizado. Por favor, contacte conmigo en navarrachina@gmail.com

    Cordialmente

    Andrés Herrera
    Coordinador RNECh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s