El Parlamento de Navarra

La Constitución española define a nuestro país como un Estado social y democrático de derecho. Y es inherente a todo Estado democrático la existencia de tres poderes, independientes entre sí, conocidos como el legislativo, el ejecutivo y el judicial.

Este esquema elemental, propio del gobierno de la Nación, se repite también en cada una de las 17 Comunidades Autónomas que conforman España. Así en Navarra, el Amejoramiento, nuestra constitución interna, instituye también el poder legislativo -el Parlamento o Cortes de Navarra-, el ejecutivo -el Gobierno de Navarra o Diputación Foral-, y el judicial, cuyo órgano máximo es el Tribunal Superior de Justicia. Y comienzo por el legislativo porque, además de hacerlo así el Amejoramiento, en una democracia parlamentaria como la nuestra, es la institución que representa a la

soberanía popular. Sus funciones están nítidamente descritas en el artículo 11 de nuestra carta magna foral: ejercer la potestad legislativa, aprobar los presupuestos y las cuentas de Navarra, impulsar y controlar la acción del Gobierno y desempeñar las demás funciones que le atribuye el ordenamiento jurídico.

Pero del dicho al hecho va un trecho, y en una tierra donde la omnipresencia del Gobierno -para muchos todavía la Diputación-  llega hasta el último rincón de Navarra, hacer visible y efectiva la presencia del Parlamento no es tarea fácil. Sin embargo, dos factores de reciente aparición podrían ayudar a paliar el problema y a conseguir que el legislativo encuentre su espacio físico y político en la consideración de los navarros.

El primero es la sede material de la institución. Después de ocupar provisionalmente una parte del edificio del Palacio de Navarra como salón de plenos y un local en la calle Arrieta, el Parlamento ha recalado definitivamente en la antigua sede de la Audiencia, un edificio historicista de principios del siglo XX, representativo del urbanismo pamplonés de la época. Su ubicación física, enfrente del Palacio de Navarra, separado por el Paseo de Sarasate , resulta especialmente oportuna y visualmente pedagógica. Ambos poderes deben ser independientes entre sí y controlarse mutuamente en beneficio de la ciudadanía navarra, verdadera depositaria de la soberanía y de los afanes de ambas instituciones. Por otra parte, una radical remodelación, que no ha dejado del edificio anterior sino la fachada, le ha dado un aire de modernidad y belleza digno de ser resaltado. Un gran patio acristalado, en el que conviven la piedra oscura del suelo y la clara de las paredes, sereno y armonioso como un claustro renacentista, dota al conjunto de un ambiente propicio para el trabajo y la reflexión, inherentes a la tarea legislativa. Hay que destacar también el salón de sesiones, funcional y con empaque, digno de una institución que hunde sus raíces en la historia medieval de Navarra. Lástima que los parlamentarios no tengan siquiera un modesto despacho donde trabajar con sosiego y recibir visitas y llamadas con discreción. Es la gran asignatura pendiente de la institución, que deberá resolver de forma razonable en el inmediato futuro. 

El segundo factor es la posibilidad de dedicación exclusiva a la que pueden acogerse, por vez primera, todos los parlamentarios que lo deseen. Una situación administrativa que debería ayudar a un mejor trabajo y a una mayor presencia física de los electos en la sede de la institución con las ventajas y condicionantes que esto acarrea.

El Parlamento tiene establecido un programa de visitas que, lamentablemente, no es demasiado conocido ni utilizado y, en este ámbito, queda un buen trecho por recorrer. Como es obvio, escolares, jubilados y grupos organizados constituyen el grueso de sus visitantes. Pero la institución puede y debe ser conocida por todos los ciudadanos que lo deseen. Así que desde aquí, recogiendo el sentir de todos los parlamentarios, les invito a ello. Pasen, vean y critiquen, si es preciso. Están ustedes, nunca mejor dicho, en su casa.

 

Diario de Navarra 2/10/2008

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s