Fiestas de septiembre

“Pueblo que canta no muere” entonaban de forma bravía y a pleno pulmón el Quinto y el Blanco el pasado día 7 de septiembre al paso de la procesión de San Blas en Milagro. Y es que, pese al azote de una crisis que como nublado de relámpagos y gruesas gotas parece cernirse sobre nosotros, Navarra está inmersa en su segunda oleada festiva, la correspondiente a la Virgen de septiembre y la Cruz. Ya habrá tiempo de ocuparse de ella, que ahora lo que toca es renovar los ritos, divertirse, reunirse con la familia y los amigos, añorar las ausencias y recordar épocas pasadas que todos tendemos a idealizar.

Por razones propias de mi cargo he vivido una semana festiva particularmente intensa con visitas a Milagro, Arróniz y Cáseda en su día grande, además de los cohetes  de Zizur y Alsasua. Un ramillete bien representativo de la Navarra rural y urbana, que me ha permitido apreciar, una vez más, los invariantes castizos de la fiesta, tan parecida en el fondo a pesar de las aparentes diferencias locales.

Pese a que San Blas es personaje brumoso e invernal, Milagro, además de sus fiestas de invierno, le reserva el día grande de septiembre. Una comitiva nutrida y solemne inició su recorrido desde el ayuntamiento hasta la parroquia, acompañada de los gigantes y una banda joven y biensonante, fruto maduro de la escuela de música de la localidad. Tras dejar a un lado la renovada basílica de la Virgen del Patrocinio, uno de los más bellos edificios barrocos navarros, ascendimos en procesión cívica hasta la parroquia de Nuestra Señora de los Abades, un  amplio templo gótico-renacentista, con bóveda de crucería estrellada y retablo mayor barroco de evidente interés. La larga procesión y la eucaristía posterior tuvo de todo: fervor popular, presencia juvenil de los mozos que portaron a San Blas, jotas, baile de gigantes, música coral y de órgano, y presidencia de misionero hijo del pueblo a punto de volver a la sufrida Venezuela. Un multitudinario aperitivo popular en el viejo polideportivo cerró la mañana grande las fiestas.

En Arróniz era mi segunda visita y ya tuve ocasión el año pasado de ponderar la agradable impresión que me produjo la fiesta civil y religiosa, y la subida de la Virgen a Mendía, su casa habitual allá en lo alto, desde donde divisa un pueblo que se despereza y se abre a la tierra llana en lo geográfico y al futuro en lo socioeconómico de la mano de la autovía, los regadíos y las iniciativas empresariales.

La mayor novedad de este verano ha sido Cáseda, villa situada en las últimas estribaciones del prepirineo, ya de camino hacia la Bardena y la Ribera. Su apretado caserío,  de marcado carácter defensivo y aforado por Alfonso el Batallador desde 1129, conserva un muy notable encanto. Tras los saludos en la casa consistorial, acompañados por otra jovencísima banda, también fruto fértil de la escuela de música municipal, iniciamos la subida hacia la parroquia. ¡Y qué parroquia! Un hermoso edificio gótico tardío, con dos portadas de la que sobresale la renacentista en forma de arco triunfal, dos buenos púlpitos, magníficos retablos, un vistoso órgano rococó y una cruz procesional de envergadura. Pero la joya es el retablo de Juan de Anchieta, uno de los grandes retablos navarros del siglo XVI, pleno de calidad, clasicismo y colorido. Un artista bien conocido y de gozosa actualidad gracias al estudio de María Concepción García Gainza Juan de Anchieta, escultor del renacimiento, obra que cabe considerar definitiva sobre el gran escultor. La procesión con el relicario de las Reliquias nos retrotraía a tiempos pasados: sacerdotes con capa pluvial propia de solemnidad, autoridades y feligresía, música coral y de banda, estrechas calles con rincones floridos de singular encanto. Una hermosa mañana y una solemne y participada celebración.

Zizur y Alsasua tuvieron otros alicientes. Era la misma y distinta Navarra que también requiere nuestra atención. En una próxima ocasión, la fiesta la celebraremos en el norte.

Diario de Navarra 18/9/2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s