La Expo de Zaragoza

En este verano viajero, en el que las propuestas de salidas nos han llevado a Madrid, la cornisa cantábrica y La Rioja, no podía faltar una visita a Aragón, y eso por dos razones. En primer lugar, porque nuestra comunidad vecina es tierra de interés en lo paisajístico, con enclaves de indudable belleza, lo artístico, con monumentos señeros de los más variados estilos, y lo cultural, con una serie de festivales variados, algunos muy próximos a nuestras mugas, caso de los musicales “Luna lunera” de Sos o  el clásico de Veruela. Y, en segundo lugar, porque este año se está desarrollando en Zaragoza un acontecimiento excepcional que justifica por sí solo la visita, la Expo, y hace casi obligada nuestra presencia en una ciudad que está a menos de dos horas para la mayor parte de los navarros.

Aunque, sin duda, muchos de ustedes habrán visitado el recinto y disfrutado y padecido a un tiempo de sus propuestas expositivas y rigores climatológicos, permítanme que comparta con ustedes, como ya tenemos por costumbre, mi impresión de la visita.

La Exposición Internacional es, además de un acontecimiento en sí mismo, una magnífica oportunidad de promoción y desarrollo para la ciudad anfitriona. Y Zaragoza no ha querido desaprovechar la oportunidad. Para los que por razones de estudio o trabajo estábamos habituados a penetrar en la capital aragonesa  por la carretera de Tudela y contemplar a nuestra izquierda el meandro de Ranillas, allá donde la ciudad perdía su nombre, el cambio ha sido espectacular. La red de autopistas, la estación de Delicias como soporte del AVE, y las infraestructuras en marcha nos hablan de una ciudad que va tomando aspecto de gran urbe, consolidando así su vocación de capitalidad de todo el valle del Ebro.

La exposición tiene un entorno, un meandro del río, y un lema “Agua y desarrollo sostenible”, que condicionan en buena medida su desarrollo. La entrada al recinto se realiza a través de tres puentes, de los que el que pabellón-puente de la iraní Zaha Hadid, a mitad de camino entre la ingeniería de diseño y la arquitectura orgánica, y la pasarela de Manterola , con ese peculiar aspecto atirantado y casi etéreo, resultan particularmente atractivos. Por otro lado, el agua y el desarrollo sostenible llenan los contenidos de plazas temáticas y pabellones, en un mosaico abigarrado y desigual. De lo que ví, sólo una pequeña parte, me interesó, por razones bien diversas, Japón, Alemania, Marruecos, España y Aragón, donde la jota de Saura, una soberana mezcla de tradición y modernidad, constituye el mejor exponente de una región anclada en su historia que se abre al futuro. El resto me pareció bastante vulgar y mercadería sin demasiado interés. Y otro tanto cabe decir de la arquitectura. El tono general no pasará a los anales, pero algunos edificios merecen ser destacados. La torre del agua, mitad limpia arquitectura, mitad escultura gigante, resulta un icono bello y perdurable. El pabellón de España, obra del navarro Patxi Mangado, me pareció el edificio más interesante arquitectónicamente hablando. La sencillez de sus líneas, la originalidad de sus columnas cerámicas, y la limpieza de sus materiales constituyen otro acierto de nuestro ya maduro arquitecto.

¿Y el pabellón de Navarra, qué? Pues aunque sé que es objeto de opiniones encontradas, a mí me gustó en su modestia. El lema, “Navarra, la tierra en equilibrio”; los contenidos, unas cifras claras y digeribles, y un mensaje soportado en las personas; y la puesta en escena, sobria e impactante a un tiempo, además del buen hacer y la profesionalidad de Rosa Mary Ibáñez, su directora, constituyen un balance razonablemente satisfactorio.

Zaragoza ha aprovechado su oportunidad. Y por lo que dicen, también va a rentabilizar la etapa posterior a la Expo. ¿Aprovechará Pamplona la suya, con la capitalidad cultural europea de 2016, juntamente con Torun, la ciudad polaca? Quedamos a la espera.

Diario de Navarra 21/8/2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s