El carlismo como memoria

Si los historiadores tuvieran que elegir el movimiento social y político más característico de la Navarra de los siglos XIX y XX, estoy seguro que buena parte de ellos se decantaría por el carlismo. Al carácter claramente antiliberal y contrarrevolucionario que define el movimiento, el carlismo une en Navarra otras connotaciones que le dotan de carácter propio: una tardía reivindicación foral, unas difusas demandas sociales y un sustrato popular sólidamente asentado que lo diferencia de otros grupos, articulados en torno a notables, sin bases que sostengan la militancia partidaria. En el balance histórico del carlismo, aunque los pretendientes a un trono siempre perdido, los generales y las guerras ocupan el lugar preeminente, éste debe concederse a un pueblo sufrido, crédulo y entregado, que sacrificó generaciones enteras a una causa que merecía objetivos más tangibles, dirigentes más capaces y estrategias menos beligerantes.El carlismo como partido político vivió su canto del cisne en la transición. La crisis ideológica y dinástica, pese al liderazgo de Carlos Hugo y su evolución hacia el socialismo autogestionario, impidió al carlismo insertarse en el sistema democrático de partidos. Veinticinco años después, convertido ya en una fuerza residual, parece llegado el momento de rescatar su memoria, que en gran parte es nuestra memoria, y estudiar en la medida de lo posible su impacto y su trascendencia entre nosotros.Navarra merecía un espacio dedicado al carlismo. Tras intentos varios y retrasos de uno y otro signo, la administración ha concretado la propuesta y ha puesto fecha a la iniciativa: Estella acogerá en el 2008 el Museo del Carlismo. El Palacio del Gobernador, el primer edificio barroco de la ciudad, en pleno casco antiguo, será la sede de la institución. Su austera fachada de reminiscencias madrileñas y su hermoso patio porticado de aire clásico constituyen un continente adecuado que debe ser resaltado. Está por ver el contenido y confiamos en que constituya una agradable sorpresa, sabiendo que el concepto museográfico hoy no pasa sólo por un montaje permanente de piezas y elementos de valor variable, condición necesaria, sino también por una  política adecuada de exposiciones temporales, una biblioteca especializada, y actividades relacionadas con el estudio y la divulgación histórica del carlismo en su más amplio sentido, sin olvidar dos segmentos de población especialmente sensibles, estudiantes y tercera edad. Queda por decidir su estructura administrativa y su dirección, elemento esencial en el devenir del propio museo.En este sentido, la celebración esta misma semana de las Primeras Jornadas de Estudio del Carlismo, que cabe suponer tendrán su sede definitiva en el futuro museo, son un elemento alentador. Concebidas con claro carácter científico, las jornadas deben mucho en su modelo a las laureadas Semanas de Estudios Medievales, celebradas también en Estella. Su comité científico, formado por especialistas reconocidos, y el elenco de participantes en esta primera edición, constituyen buenos augurios y permiten albergar esperanzas de que arraiguen como la gran cita académica anual en torno al carlismo. Presentan además una novedad digna de ser resaltada, las tertulias abiertas al público, en las que la ciudadanía tendrá la oportunidad de asistir y participar en un coloquio con expertos no necesariamente académicos, a fin de acercar el mundo de la investigación y el mundo de la divulgación, demasiado distantes ordinariamente en nuestro país. Los cimientos parecen sólidos y los frutos, con paciencia, no tardarán en llegar. Confiemos en que las dos becas de esta primera edición se multipliquen en ediciones sucesivas y la puntual edición de las actas sea un elemento esencial en la próxima convocatoria.Una buena iniciativa y un buen proyecto parece que entran en su recta final. A cuantos lo han hecho posible, felicidades.

                                         

                                                             Diario de Navarra, 20/9/2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s