Del hierro al ferrocarril

Navarra es una tierra rica en historia y en arte. En consecuencia, muchos de nuestros pueblos poseen conjuntos urbanos de interés o edificaciones religiosas y civiles de mérito. Y aunque los destrozos han sido muchos e irreversibles, todavía es posible al pasear por sus calles disfrutar del sabor añejo y descubrir en sus rincones la belleza de un tiempo casi perdido.

No es éste el caso de Castejón. Hasta la segunda mitad del siglo XX, la vista que ofrecía el núcleo urbano era la de un caserío ordenado y anodino, del que apenas sobresalían la discreta torre de ladrillo de su iglesia y las torretas metálicas de la estación de ferrocarril. Pero las últimas décadas han dejado, además, otros hitos en el municipio. En primer lugar, la airosa estructura atirantada del puente de Sancho el Mayor sobre la autopista, una obra esbelta y hermosa que reivindica el valor artístico de la ingeniería, un territorio en el que también reina la belleza. Y en segundo lugar, para acotar el espacio físico del municipio y cronológico del siglo, las chimeneas del complejo térmico, situadas aguas arriba y abajo, junto al río Ebro.

Cuando uno pasea por su recinto urbano, advierte con claridad el salto cualitativo que han dado nuestros pueblos en las últimas décadas: colegio, centro de salud, casa de cultura, instalaciones deportivas. A todo esto, Castejón añade un nuevo espacio urbano modélico: bloques de escasa altura, casas unifamiliares, amplios viales, anchas aceras, medianas ajardinadas. Y lo más insólito, un museo dedicado a glosar la historia de la población, situado en el antiguo mercado de abastos de la localidad.

Castejón ocupa una posición estratégica a orillas del Ebro, en un lugar de paso desde la Meseta Norte y la franja cantábrica hacia el Mediterráneo. En consecuencia, ha sido históricamente una encrucijada de pueblos y culturas. Iberos y celtas, romanos y vascones, musulmanes y cristianos, navarros, aragoneses y castellanos han dejado aquí su huella. Eso es lo que pretende recoger el museo, haciendo hincapié en algunos de los momentos determinantes.

El poblado celtibérico del Cerro del Castillo y la necrópolis vinculada a él, datables en el primer milenio antes de Cristo, han proporcionado abundantes restos materiales. Los paneles, vitrinas y fotografías de la planta baja intentan recrear este mundo prerromano. Con eficacia, buen gusto y criterio pedagógico se nos narran los modos de vida de los habitantes, desde los momentos más domésticos, caso del ajuar, hasta los más trascendentes, caso de las piras funerarias.

El asentamiento romano del Montecillo es otra etapa de relativo esplendor. El enclave se mantiene como núcleo habitado y plaza fuerte durante toda la Edad Media, dada la estratégica posición entre Navarra y Castilla, convirtiéndose en un despoblado a raíz de las guerras entre agramonteses y beaumonteses en el siglo XV.

La aparición del ferrocarril y la elección de Castejón como estación de enlace en 1859 provocó un fuerte crecimiento demográfico y urbanístico y lo convirtió en un activo núcleo ferroviario y comercial. A este momento de especial esplendor dedica el museo su planta primera. Trabajadores, máquinas, objetos y secciones, como la entrañable fonda de la estación, conforman un mosaico vivo, en el que parecen percibirse el humo de las locomotoras y la carbonilla de las máquinas. Unas vistas panorámicas de la imponente estación y los alrededores cierran una visita instructiva y sorprendente.

Resulta obligado concluir estas líneas con una felicitación expresa al Ayuntamiento de Castejón y a los Amigos del Ferrocarril, impulsores de la iniciativa. Sólo resta que los navarros lo conozcan. Y, aunque cualquier época es buena, estos fines de semana del invierno, limpios, fríos y con frecuencia perezosos, son especialmente oportunos para hacerlo. Anímense, el museo y su propuesta merecen la pena.

 

                                                Diario de Navarra, 11/1/2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s