Rectificar es de sabios

Cuando usted lea estas líneas, los estudiantes navarros que han aprobado segundo de bachillerato estarán a punto de cruzar el ecuador del maratón universitario por excelencia, el examen de selectividad. Atrás habrán quedado los invariantes castizos que acompañan bianualmente a la prueba, nervios desatados en los estudiantes, sonrisa cómplice en los profesores, y solidaridad en las familias. Y, como la adaptación al medio es rapidísima entre los estudiantes, a estas alturas habrá ya muchos que consideren que la cosa no era para tanto, den el asunto por superado y empiecen a husmear en la que dentro de poco va a ser muy probablemente su nueva casa, la UPNA.A la espera de los cambios que depare la LOE, última y esperemos que definitiva ley de educación a la que nos han sometido los partidos en un viaje a no se sabe dónde, la selectividad ha mantenido este año su estructura básica, aunque con un cambio significativo. Frente a la situación de años anteriores, en los que un injustificado sorteo celebrado a primeros de junio decidía de qué materia -filosofía o historia- debía examinarse el alumnado, este año es el propio alumno quien, a la hora de matricularse para el examen de selectividad, decide voluntariamente qué materia elegir.Bienvenido sea el cambio, ya que obedece a una lógica elemental. Así lo entendieron hace años la mayor parte de las administraciones educativas, optando por las dos soluciones posibles, la elección en el momento de la matriculación, o la entrega de los dos ejercicios, para que a la vista de ellos, el alumnado eligiera el que más le gustase. Sólo la administración navarra seguía empeñada en la aleatoria fórmula del sorteo, esgrimiendo para ello razones de escaso fuste.Los representantes de los profesores de historia que ejercen en Navarra, reunidos al efecto, hicieron llegar a la administración hace dos cursos las razones que avalaban un cambio de criterio, optando mayoritariamente por la fórmula de la elección en el momento de la matriculación, ya que la segunda ofrecía mayores complejidades administrativas. Sin embargo, la administración no atendió su razonada petición y denegó toda modificación a la espera de la nueva normativa. Pero he aquí que, para sorpresa de casi todos, incluido parte del equipo del propio departamento, hubo un cambio de criterio y se optó por la fórmula que este año ha entrado en vigor.  Nos alegramos, porque rectificar es de sabios y nunca es tarde si la dicha es buena.Pero en el horizonte se otea un nuevo problema. Me atrevería a afirmar que el alumnado va a optar muy mayoritariamente por la filosofía frente a la historia. Me guío por la experiencia acumulada y por los datos de mi propio centro -77% frente al 23%-. Las razones son evidentes. La principal, además de los gustos personales y la influencia del profesorado, es la diferencia sustancial del temario entre ambas materias, dado que el alumnado lo que busca con la prueba es la mejor nota al coste más bajo posible. Y es que universidades y administración han hecho de su capa un sayo, en muchos casos con la anuencia, cuando no el apremio de los centros de secundaria, a la hora de interpretar los currículos oficiales de las materias, en teoría de obligado cumplimiento por parte de todos. Eso sin contar que el decreto ministerial que instaura la prueba, en principio también de obligado cumplimiento, ha sido interpretado de forma tan distinta por el conjunto de las universidades públicas españolas, que en la práctica resulta casi irreconocible.Tiempo habrá, no obstante, para perfilar una prueba que, tenga el nombre que tenga, trate de soslayar estos escollos. Por el momento, dejemos constancia del cambio y deseemos que el alumnado, con Aristóteles o San Agustín por un lado, y el reinado de Isabel II o la crisis del 98 por otro, haya podido abrir la llave de su inmediato futuro.                                                 Diario de Navarra, 14/6/2007

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s